Meryl Streep, la ex eterna nominada a los Oscar

La actriz norteamericana logra por fin su tercera estatuilla dorada por “La dama de Hierro”, treinta años después de conseguirlo por última vez con “La decisión de Sophie”. Entre medias, 13 nominaciones a un galardón que se le resistía

Meryl Streep, la ex eterna nominada a los Oscar
La protagonista de "La dama de hierro" con su tercer Oscar

Finalmente los pronósticos se cumplieron y Meryl Streep logró el Oscar a mejor actriz tras imponerse a Viola Davis (“Criadas y Señoras”) o Michelle Williams (“Mi semana con Marylin”) . Con el Oscar logrado anoche son tres los galardones que ha ganado la actriz norteamericana, lo que la convierte en la quinta actriz con más premios Oscar en la historia del certamen: ya lo tienen Jack Nicholson, Ingrid Bergman y Walter Brennan. Por encima de ellos solo una actriz: Katharine Hepburn que posee cuatro premios Oscar.

“Cuando escuché mi nombre en las nominaciones, me pareció oír a medio Estados Unidos diciendo: oh, ¿ella otra vez?, ¿por qué?”, afirmaba entre risas Meryl Streep al recoger su tercera estatuilla dorada, unas declaraciones que bien podrían resumir la larga agonía que ha afrontado la actriz en sus más de 30 años de carrera, durante los cuales ha estado nominada 17 veces a un galardón que se le resistía.

 

Su recorrido por la alfombra roja se inició en 1978 cuando fue nominada por primera vez como mejor actriz de reparto por “The Deer Hunter”, de Michael Cimino. Tan solo un año después volvería a repetir nominación en la misma categoría por “Kramer contra Kramer”, película que le valdría el primer Oscar de su carrera.

 

Poco a poco, el nombre de Meryl Streep se repetía casi ininterrumpidamente como candidata a los premios más importantes de la meca del cine. Fue en 1981 cuando Meryl Streep optaría a su primer Oscar como actriz principal por la cinta “La mujer del teniente francés”. Aunque no consiguió el galardón, su participación en la cinta le permitió ganar su primer Bafta (este año ha conseguido el segundo por “La dama de hierro”). Como ocurrió con su primer Oscar, la actriz volvió a repetir nominación en la categoría un año después por la cinta dramática “La decisión Sophie”, consiguiendo su segunda estatuilla dorada.

 

A la 13 va la vencida

 

Y llegó “La dama de hierro”, dirigida por Phyllida Lloyd, con quien Meryl Streep había trabajado antes en la comedia musical “Mamma Mía”. Su interpretación sobre la mujer que gobernó con puño y acero Gran Bretaña, Margaret Thatcher, convenció a la academia del cine de Hollywood para otorgarle después de 30 años y 13 nominaciones, el tercer y, por ahora, último Oscar a la actriz. Antes pudimos verla desfilar en la alfombra roja como candidata al Oscar por papeles y registros muy variopintos: “Los puentes de Madison” (1995), “El diablo viste de Prada” (2006) o su penúltima nominación por “Julie&Julia” en 2009.

 

El premio Oscar ganado anoche pone la guinda a un año cargado de premios y reconocimientos para la actriz: Bafta, Globo de Oro o el Premio del Círculo de Críticos de Nueva York. Unos galardones que no solo premian su trabajo en "La dama de hierro", sino también la amplia y variada trayectoria cinematográfica de una de las actrices más camaleónicas de los últimos tiempos.