Disney en estado puro

Numerosas han sido las adaptaciones cinematográficas tomadas de los cuentos en las que Disney se ha inspirado para sus animaciones

Disney en estado puro
Disney en estado puro

Todos, de alguna forma u otra, nos hemos criado con Disney, una de las industrias más prestigiosas de animación.  En nuestra infancia, gracias a los personajes disney hemos  crecido con unos valores - aunque algunos sean más falsos que un billete de 6 euros, como la espera de un príncipe azul- que estos dibujos nos han enseñado y hemos sabido diferenciar el mal del bien por su simbolismo en cada una de sus películas.A aquellos que creían que la única posibilidad de poder conocer a sus personajes  favoritos  era yendo a  Disney Land París o  algún musical, he de decirles  que Hollywood se ha encargado de hacer que las historias infantiles más jugosas de esta industria cobren vida en la  gran pantalla. Aquí les muestro unos ejemplos:

                         

Bajo el título de 101 Dálmatas: Más vivos que nunca, se hace realidad la historia en la que la despiadada Cruella De Vil contrata a dos ladrones un poco torpes para que secuestren los cachorros de dálmata de la diseñadora de moda Anita, quien se negó a vendérselos, para que Cruella tenga el abrigo de piel de dálmata que siempre ha soñado. Glenn Close (Cruella De Vil) se llevó  varios premios tras elevar al máximo nivel la interpretación de la mala malísima.  Tal fue  el éxito de la pelicula que tuvo una secuela: 102 Dálmatas. El mensaje que transmite esta película como pudimos comprobar  es el aprender a querer a los animales como si de una persona más se tratase. 

                     

Más tarde conocimos la tierna historia de amor en Wendy (Rachel Hurd-Wood) y  Peter Pan (Jeremy Sumpter), el niño que no quería crecer. En Inglaterra, la  prestigiosa familia Darling vive de las apariencias. Llega el día en el que Wendy, que siempre cuida de sus dos hermanos, John y Michael, debe dejar su niñez y convertirse en una dama. Ese preciso día, Peter Pan acompañado de su fiel y temperamental hada, Campanilla para llevarse a Wendy a  la isla de Nunca Jamás, donde no tendrá que crecer bajo ningún concepto y vivirán una aventura que jamás olvidarán, pues conocerán sirenas y se codearán con piratas, incluso el temido capitán Garfio. Fue un filme sin mucha relevancia, aunque poseía unos efectos espectaculares en ese entonces. Con esta historia aprendimos lo importante que es el primer amor. 

                                      

En 2004 se hizo realidad el sueño de nuestra cenicienta cuyo personaje fue encarnado por más ni menos que Hilary Duff. Samantha vive con su madrastra y sus dos odiosas hermanastras tras fallecer su padre y dearle toda su fortuna a la mujer que amaba. Se ve obligada a trabajar como una esclava para su madrastra. Su único deseo es poder ir al baile del instituto aunque solo sea por distraerse una noche. Ella lleva un tiempo chateando con un chico de su instituto -cuya identidad  ella no conoce- que se hace llamar "nómada". El baile consiste en un baile de máscaras, allí el chico más popular del instituto, Austín -el mismo chico con el que chateaba-  y ella tendrán el baile que jamás se imaginaron mientras chateaban. Con una pequeña dosis de humor y algún cambio en la historia con el fin de hacerla más cercana y moderna, pudimos ver como nuestra querida cenicienta a las doce se tuvo que ir de la fiesta perdiendo su teléfono móvil en vez de un zapato. Austín hará lo imposible por encontrar a la misteriosa chica del antifaz blanco. La pelícuala, a pesar de que fue muy bien acogida por el público, tanto adolescente como no adolescente, no obtuvo reconocimiento alguno. Pero el mensajeque contenía y logró transmitir era bastante sencillo: No importa las malas circunstancias que estemos viviendo, todos merecemos ser felices y lo seremos. 

                           

 

Dos años después nos llegó el idílico y fantasioso romance entre una mitólogica sirena y el chico más popular de un pequeño pueblo de Florida - a pesar de que la película se filmó en Australia-, Raymond. Entablará una gran amistad con dos amigas muy amigas que están atravesando un muy mal momento, Claire y Hailey, pues esta última se va a mudar y Claire teme que su mejor amiga se olvide de ella. Ellos dos se encargarán de que nuestra querida Aguamarina (Sara Paxton) acabe con el chico de sus sueños, puesCecilia (Ariel Kebbel) querrá hacerla sushi cuando ve las posibilidades que tiene con Raymond y le pondrá muchas piedras en el camino a nuestra querida portagonista mitad mujer, mitad pez. Esta película dio lugar a una serie televisiva australiana cuyo título era "H2O", que consta de 3 temporadas. La película está inspirada en la tradicional historia de disney de "La sirenita" y en la novela de Alice Hoffman. Fue una película que pasó un tanto desapercibida, pero pudimos apreciar su maravilloso lema: "Te querré apesar de tus defectos. Los defectos de tu persona son los que te hacen perfecta a mis ojos".

                    

En 2010, Tim Burton no dudó en hacer de las suyas llevando al cine la historia de "Alicia en el País de las Maravillas", basada en los dos libros de Lewis Carroll y en 3D. Alicia no recuerda que hace trece años, persiguiendo a un conejo blanco, visitó el País de las Maravillas. Ahora, ante los desesperados acotnecimientos que envuelven su vida, tales como su boda con Lord Inglés, vol,verá a ver al conejo blanco desesperado porque llega tarde y visitará ese mundo donde lo que es, no sería y lo que no es, sería. Un mundo fuera de lógica. Allí se reencontrará con viejos amigos. Un personaje muy destacado de la película es el sombrerero loco, interpretado por el mismísimo Johnny Depp, sin olvidarnos de la malvada reina de corazones y cabezona interpretada por Helena Bonham Carter (Harry Potter). Avril Lavigne se encargó de proporcionar uno de sus singles- "Alice"- para la banda sonora de la película. Aunque la película fue ganadora de dos Oscars y fue candidata a dos Globos de oro, el público tenía muchas más expectivas y espraban otro resultado. Algo que aprendimos de este filme es que nunca es tarde.

                                          

El año pasado nos llegó la adaptación de romance- juvenil en carne y hueso del clásico "La bella y la bestia" ("Beastly"), que contaba con un gran reparto. Kyle Kingson (Alex Pettyfer) es un chico guapo, inteligente, rico y engreído que  tiene a todo el mundo a sus pies con tan solo una pícara sonrisa, pero justo en el momento en el que se  burla de la gótica de su instituto, Kendra Hilferty (Mary Kate Olsen)  es maldecido y como por arte de magia es condenado  adoptando un físico que provoca el rechazo entre los que les rodea. Su mejor amigo será  el ciego  profesor encarnado por el famosísimo Neil Patrick Harris ("Cómo conocí a vuestra madre"). Solo hay una forma de volver a recuperar su físico: Lograr que alguien le diga de corazón que le ama de verdad en el plazo de un año, en caso contrario ese sería su aspecto para siempre. Ahí es cuando entra en acción la cantante y actriz, Vanessa Anne Hudgens como Lindy Taylor, una chica que se ve acogida de repente  en casa del muy merecido hechizado, debido a que su padre está teniendo poblemas  de drogas y contrabando. La película fue un taquillazo. Esta adaptación del romance contemporáneo entre una dama y un monstruo, por así decirlo,  nos enseñó que uno quiere a la persona por lo que es.

Estos han sido las historias más tradicionales de disney  llevadas a la gran pantalla. No creáis que esto acaba aquí porque este 2012 viene con dos versiones de Blancanieves y los siete enanitos: Blancanieves y el cazador de Universal Pictures en cuyo reparto   destaca como protagonista nos encontramos Kristen Steward (Saga Crepúsculo) y Charlize Theron  como la bruja malvada, entre otros. Y la versión de "Blancanieves", de Julia Roberts. 

Todo esto es debido a que  cada vez es mayor la tentación de querer  hacer de carne y hueso los personajes de un cuento y ante poca originalidad, en lo que a guiones se refiere, en Hollywood, se apuesta  por ello o por llevar a la gran pantalla un filme sobre un videojuego. De todas maneras, por muy  inocentes que parezcan  las historias de disney, debemos plantearmos lo que ha perjudicado a nustra sociedad esos valores que transmiten, ya que no son del todo cierto. Nos hacen creer un valor de la amistad que no existe, un romance que jamás llegará a ser igual -y si es que se le puede llamar así-  y un mundo yupi en el que  una vez superas los obstáculos, somos felices y comemos perdices, pero nos topamos con una cruel, pero totalmente cierta  realidad: Nunca se contó que hasta la mismísima cenicienta discutía con el príncipe al este dejar la tapa del váter levantada.