Meryl Streep recibirá el Oso de Oro en Berlín

La Berlinale premiará a la protagonista de "Memorias de África" (Sydney Pollack, 1985) por toda su carrera. El próximo día 5 de enero se estrena en España su última película sobre Margaret Thatcher "La Dama de Hierro" (Phyllida Lloyd, 2011).

Meryl Streep recibirá el Oso de Oro en Berlín
Meryl Streep en "La Dama de Hierro"

Todo apunta a que 2012 será el año de Meryl Streep. Uno de muchos, ya que la actriz estadounidense lleva cosechando éxitos desde aquel papel secundario en El Cazador (Michael Cimino, 1978) al que le seguiría su magnífica interpretación junto a Dustin Hoffman en Kramer contra Kramer (Robert Benton, 1979) tan sólo un año después, película que le valdría su primer Óscar como mejor actriz de reparto.

El 14 de febrero se le hará entrega del Oso de Oro de la Berlinale. Este premio honorífico de enorme prestigio lo han recibido anteriormente estrellas de la talla de Gregory Peck, Kirk Douglas o Sophia Loren. El director del festival, Dieter Kosslick, sólo tuvo halagos para la homenajeada. Asimismo, se anunció que a lo largo del festival se proyectarán varias cintas de la actriz, una pequeña muestra de la extensa y exitosa carrera de ésta.

La más esperada es sin duda su último filme, La Dama de Hierro (Phyllida Lloyd, 2011), en la que interpreta a Margaret Thatcher, un papel que algunos dicen podría suponer su décimoséptima nominación a los Óscar y, tal vez, su tercera estatuilla. Su interpretación ha sido alabada por la crítica, no ya sólo por la actuación en sí sino por el enorme esfuerzo que supuso para la actriz emular el acento y el tono de voz (que la propia Thatcher hubo de cambiar durante su carrera) de la dirigente británica.

A día de hoy, muchos consideran a Meryl Streep como la mejor actriz de las últimas décadas. Aunque un sinfín de premios y nominaciones respalden esta afirmación, sólo hay que remitirse a su filmografía para ver que su variedad de registros es abrumadora y que con el paso de los años ha demostrado saber adaptarse a papeles absolutamente opuestos, bien en drama como en comedia. Pocas actrices podrían meterse en la piel de un personaje como el de la dama de hierro y defenderlo tal y como lo hace ella.