Vettel se lleva la victoria en Singapur

Sebastian Vettel ha logrado vencer en la nocturna carrera de Singapur. El alemán supo aprovecharse del abandono de Lewis Hamilton para acercarse al liderato, con la segunda posición de Button y el tercer puesto de Alonso. Maldonado también tuvo que retirarse cuando rodaba en el cuarto lugar. Los incidentes de Karthikeyan primero y Shumacher y Vergne después obligaron al Safety Car a salir dos veces.

Vettel se lleva la victoria en Singapur
Foto: Romeo Gacad

La carrera de Singapur prometía emociones fuertes y no ha defraudado. Sebastian Vettel ha sido el sólido vencedor de un Gran Premio muy accidentado y con dos Safety Car, lo que propició que se llegase al límite de las dos horas, terminando la carrera antes de que se completaran las 61 vueltas. Fernando Alonso pudo lograr la tercera plaza, tras el abandono de Hamilton cuando iba líder y de Pastor Maldonado. Jenson Button, con una carrera correcta, logró el segundo lugar del podio. 

Una salida sin incidentes
 
Como es constumbre en Singapur, la salida no supuso ningún incidente, si bien los espacios entre los monoplazas eran mínimos. Hamilton conservaba bien su posición sin dar opción a un Maldonado que no protagonizó una buena salida. El de Williams perdía dos posiciones, en favor de un Sebastian Vettel que se colocaba segundo, por delante de Button. Mala salida para Fernando Alonso, quien pudo perder hasta tres plazas. El asturiano recuperó dos de ellas en la primera curva, quitándose de encima a Paul Di Resta en los siguientes metros para volver a recuperar su quinta plaza. Más ardua fue la lucha por el séptimo puesto entre Webber y Grosjean, en la que el australiano le ganaba la partida al francés. 
 
Con el paso de las vueltas Hamilton fue aumentando su diferencia, mientras Vettel le seguía el ritmo como podía. Tanto el piloto de Mclaren como el de Red Bull eran los más rápidos, y su ventaja con el tercero, Jenson Button, se acrecentaba vuelta tras vuelta. Alonso se mantenía a algo más de dos segundos de Pastor Maldonado, si bien perdía algo de tiempo en cada vuelta, lo que hacía pensar que el asturiano estaba cuidando sus neumáticos.La degradación se presentaba como una de las claves y no tardó en aparecer. En la vuelta 9 Webber paraba para realizar su primer cambio de neumáticos, Hamilton y Vettel apretaron desde el principio, y sus gomas sufrieron antes de la primera paradaalgo sorprendente dados los buenos tiempos que el de Red Bull estaba marcando. Hamilton y Vettel también acusaban la degradación, motivada por el gran tiron del principio y empezaban a marcar peores cronos que sus perseguidores. Vettel se saltaba la chicane con unos neumáticos en las lonas, y perdía en dicha vuelta dos segundos con su perseguidor Button, quien había cuidado más sus gomas en las diez primeras vueltas. La conducción tan fina del inglés empezaba a dar sus frutos y ya veía al Red Bull muy de cerca, cuando dos vueltas antes la distancia ascendía a casi cuatro segundos. También Fernando Alonso recibía su recompensa por haber cuidado su conducción y en la vuelta once el de Ferrari era más rápido. Vettel decidía parar en dicha vuelta, saliendo detrás de Sergio Pérez y con mucho tráfico. El alemán tenía que arriesgar y no tardó en quitarse de encima al mejicano. Dos vueltas más tarde llegaría el turno de Alonso, quien con una rápida parada salía 12º y con algo de pista libre por delante, sin demasiado tráfico. Por su parte, Vettel llegaba al séptimo puesto, defendido por un luchador Kimi Raikkonen mientras en Mclaren se preparaban para recibir a Hamilton. El inglés lograba mantener la primera plaza, gracias al tapón que Kimi estaba ejerciendo sobre Vettel. El finlandés, aún sin parar, no tardó en ver el alerón trasero de Vettel, quien ya ponía su mira en Hamilton. 
 
Button lideraba la carrera, si bien no había realizado su pertinente parada, algo que llevaba a cabo Maldonado en la vuelta 14, manteniendo la plaza respecto a Fernando Alonso. Todo regresó a la normalidad tras la parada de Button. El inglés saldría tercero. Alonso se enfrentaba al primer adelantamiento obligado de la carrera, encimando a un Sergio Pérez que defendía la sexta plaza con sus gomas duras. También Hulkenberg se colaba entre el asturiano y Maldonado, y sería el siguiente objetivo del de Ferrari una vez se quitó de en medio a Pérez. 
 
 
La calma antes de la tempestad
 
A partir de la vuelta 20 se sucedieron unos giros bastante tranquilos, con las cinco posiciones de delante fijas y con los tiempos manteniéndose, los pilotos se centraban en guardar sus gomas. La tranquilidad se acabó de golpe, justo en el momento en que Lewis Hamilton veía como su monoplaza le dejaba tirado. Un problema con la caja de cambios acababa la carrera del inglés, quien iba líder y con grandes visos de lograr el triunfo. Mazazo importante para el de Mclaren en la lucha por el campeonato, e incredulidad en el box del equipo de Woking. El abandono lo aprovecharía Vettel para colocarse Hamilton se veía obligado a abandonar cuando iba líderlíder, con la amenaza de un Button que debería luchar por su compañero de equipo. Por detrás, Fernando Alonso intentaba dar caza a Maldonado, algo que conseguiría tras realizar ambos sus paradas en la misma vuelta. El Ferrari saldría pegado al Williams tras el cambio de gomas, y comenzaría una caza en las siguientes vueltas. El asturiano intentó el adelantamiento en varias ocasiones, justo en los momentos previos al accidente de Karthikeyan, que obligó a la salida del Safety Car. Fue entonces cuando Pastor Maldonado realizó una maniobra extraña, entrando a boxes para cambiar sus neumáticos cuando lo había hecho apenas tres vueltas antes. Fernando Alonso subía casi sin quererlo a la tercera plaza, tras el Red Bull de Vettel y el Mclaren de Jenson Button. Las penas de Maldonado se acrecentarían dos vueltas más tarde, cuando ni siquiera el Safety car se había retirado. El venezolano se veía obligado a abandonar, dando por finalizada su carrera. El de Williams sigue sin puntuar, y es que desde su triunfo en Catalunya no ha sumado ningún punto.
 
Se retiraba el Safety Car en la vuelta 39 si bien tan solo un giro más tarde debería de volver a la pista. Vergne y Schumacher colisionan en un espectacular accidente donde ambos tuvieron que dar por finalizada su carrera. Afortunadamente ambos pilotos pudieron salir por su propio pie y sin ningún tipo de consecuencias físicas.
 
El comienzo de una nueva carrera
 
El coche de seguridad se retiraba en la vuelta 42, dando comienzo a un pequeño Gran Premio de 19 vueltas, liderado por Vettel y con Button y Alonso pegados a su alerón trasero. El asturiano tuvo que defenderse en el primer giro tras relanzarse la carrera, ante un impetuoso Hulkenberg que le seguía de cerca. La lucha más clara se vivía sin embargo en la zona media de la carrera, donde Massa trataba El Safety Car se vio obligado a salir en dos ocasionesde adelantar a Senna. Un duelo espectacular donde el brasileño sacó su orgullo a relucir con un adelantamiento de época a un Bruno Senna que pudo ser más correcto en su actuación. El de Ferrari cruzaba su monoplaza y lograba controlarlo con una técnica maravillosa, ya por delante de su compatriota. Quería más "Felipinho" y su siguiente objetivo lo fijó en Ricciardo, al que ya encimaba en busca de la octava plaza. Una vez pasado el de Toro Rosso, Massa seguía con su recital en busca de Grosjean, y en busca también de un buen puñado de puntos importantes para el mundial de constructores. 
 
Por delante Vettel afianzaba con firmeza su liderato con un ritmo muy alto ante el que nada podían hacer Button y Alonso. El asturiano era sabedor de que su límite se encontraba en la tercera plaza, y a ocho segundos de Button sus miras se centraban en defender el podio, ya que por detrás amenazaba con llegar Paul Di Resta con su Force India, realizando una muy buena carrera. Buen Gran Premio también de Pedro De la Rosa, con una gran decimosexta plaza. De ahí al final, pocas novedades. Finalmente no se pudieron completar las 61 vueltas, y es que se llegó al límite de las dos horas de carrera.
 
Una victoria que acerca a Vettel al liderato, recortando diez puntos a un Fernando Alonso que acepta al alemán como su principal rival de cara al campeonato. Mala suerte de nuevo para Lewis Hamilton que prácticamente se despide del campeonato. El próximo Gran Premio tendrá lugar el 7 de octubre, en Suzuka.
 
Posiciones finales del Gran Premio de Singapur
 
 
Así lo vivimos en Vavel.com