GP de Suzuka 1989: Prost y Senna se retan sobre el tatami japonés

GP de Suzuka 1989: Prost y Senna se retan sobre el tatami japonés

Las reformas invadían la Fórmula 1 cuando la temporada de 1989 amenazaba con empezar. Un nuevo año arrancaba y los flashes de las cámaras se disparaban para no perder detalle del duelo fraticida Senna-Prost, ambos en McLaren. Con ventaja del francés, aterrizaron en el país nipón para disputar la penúltima prueba. A causa de la exigencia, Senna arriesgó demasiado en la lucha con su compañero. Un choque que significó el punto y final a la carrera de los dos. Sin embargo, Prost abandonaba feliz el país oriental: había conseguido su tercer campeonato del mundo.

Las reformas invadían la Fórmula 1 cuando la temporada de 1989 amenazaba con empezar. El cambio de reglamentación a los motores atmosféricos de 3,5 litros hacía tener esperanzas al resto de equipos de frenar la racha de McLaren como dominador del asfalto mundial. Una consecuencia fue el récord de escuderías participantes durante el año, algunas tan modestas que apenas sobrevivían con un solo piloto frente al poderío del gigante inglés. 

Senna y Prost compartieron escudería en McLaren durante dos años

Por su parte, el equipo de Ron Dennis continuaba con Senna y Prost como pilotos, mientras que en Ferrari se habían hecho con los servicios de Nigel Mansell para acompañar a Gerhard Berger. En Maranello, John Barnard y su ejército de mecánicos habían trabajado muy duro para poner a punto el modelo 640 con un cambio electrónico que permitía seleccionar las marchas a traves de unos pulsadores situados tras el volante Irónicamente, Mansell se marchó de Williams en el momento que el equipo fue utilizado por Renault como trampolín para retornar a la competición con el nuevo motor V10. 

Además de las diversas modificaciones, las banderas de los circuitos se vieron obligadas a ondear a media asta justo antes del inicio del Mundial. La familia de la Fórmula 1 se estremecía por el piloto Phillipe Streiff. El grave accidente sufrido por el francés en los entrenos de pretemporada le dejaba atado a una silla de ruedas.

Entre la conmoción y excitación que rodeaba el inicio de temporada, el nuevo año arrancaba y, con él, otro duelo de infarto entre dos de los mejores pilotos de la Historia, Alain Prost y Ayrton Senna. En el curso anterior, Senna habia ganado el título en su primera temporada en McLaren, y su compañero Prost habia sido batido por el recién llegado. Dos mitos compartiendo escudería. Celos, competencia y emoción. La de 1989 no fue una temporada insípida.

Al año siguiente de la victoria de Senna en el Mundial, la historia se repetía. Los dos pilotos de McLaren llegaban muy igualados a la penúltima carrera, que se disputaría en Suzuka. Ayrton necesitaba la victoria si quería seguir teniendo opciones al título, mientras Prost tenia el Mundial casi en el bolsillo. 

Momento del accidente entre Prost y Senna.

A pesar de la ventaja psicológica, el francés califico muy mal, lo que, sin embargo, no le pesó durante la carrera para escalar hasta la primera posición, desde donde arañaba el título. La bizarra actuación del piloto galo, aplaudida por los espectadores y la propia escudería McLaren, no fue entendida de igual forma por Senna, que no iba a ponérselo tan fácil al futuro campeón.

A falta de 10 vueltas para el final, el brasileño se situó justo detrás de su compañero. En esos momentos, en la frenada de la famosa curva Casio, el segundo clasificado del Mundial entonces intentó colarse por el interior en una maniobra desesperada. El resultado era inevitable: se tocaron y los dos quedaron fuera de carrera aparentemente.

El abandono de Prost y la descalificación de Senna dieron el título al francés

La catastrófica apariencia inicial no se confirmó, pues, aunque Prost salió de su coche hacia los boxes, el McLaren de Senna, con la ayuda de los comisarios, logró reemprender la marcha y remontar al Benetton de Naninni. A pesar de la machada del, por aquel entonces, vigente campeón mundial, no le duró demasiado la alegría ya que fue descalificado por haber provocado el incidente con su compañero Alain Prost. El resultado fue el tercero de sus cuatro títulos para el francés.

Como anécdota, cabe destacar que al año siguiente, en 1990, y con Prost en Ferrari, llegaron a Suzuka en similares circunstancias, salvo que esta vez era a Senna a quien le valía que su ex compañero no finalizase la prueba. La carrera duró lo que tardó el brasileño en estampar su McLaren contra el coche rojo de Prost. Fin de la historia. Senna se habia tomado venganza del año anterior.

Clasificación final de Suzuka 1989:

POS CONDUCTOR EQUIPO
1 Alessandro Nannini Benetton-Ford
2 Riccardo Patrese Williams-Renault
3 Thierry Boutsen Williams-Renault
4 Nelson Piquet Lotus-Judd
5 Martin Brundle Brabham-Judd
6 Deren Warwick Arrows-Ford
7 Maurício Gugelmin Marzo-Judd
8 Eddie Cheever Arrows-Ford
9 Alex Caffi Dallara-Ford
10 Andrea de Cesaris Dallara-Ford