El Mundial, en manos de dos

El Gran Premio de Corea ha estado marcado por varios sucesos. El principal ha sido el cambio de liderazgo en la clasificación del Mundial a favor del piloto alemán de Red Bull, aunque sólo seis puntos le separan del español. Además, las actuaciones de los McLaren parecen estar algo difuminadas. Todo lo contrario sucede con un desatado Massa y con los Toro Rosso.

El Mundial, en manos de dos
Sebastian Vettel eufórico tras la celebración del GP de Corea (Foto: Getty Images)

A falta de cuatro pruebas para el final de la temporada de Fórmula 1, y tras la victoria de Sebastian Vettel en el GP de Corea, el campeonato está muy ceñido. Seis puntos separan al primero del segundo clasificado. Vamos a vivir una recta final apasionante para ver un duelo entre el alemán de Red Bull y el español de Ferrari. Un duelo que llevará a que sólo uno de los dos consiga ser el tricampeón más joven.

El circuito de Yeongam ha sido favorable para Vettel que, aunque no partía desde la pole position, en la primera curva ha logrado imponerse a su compañero de equipo para abonarse a la primera posición durante toda la carrera. Ha sido una competición de las que gusta al alemán, en la que ha marcado varias vueltas rápidas y donde no ha tenido a penas que luchar por ganarse el podio. Tan sólo ha sentido presión en las últimas vueltas debido al desgaste de sus neumáticos y al graining.  Además, a sus espaldas contaba con el segundo piloto de su escudería, que siempre ayuda a sentirse protegido y más ahora cuando las estrategias de equipo están permitidas y  donde Vettel cuenta con una simpatía especial dentro de su team.

Más complicada ha sido la carerra de Fernando Alonso. Que su monoplaza está en inferioridad es evidente. Pero a pesar de ese inconveniente sigue estando en la lucha por el Mundial, aunque su más que meritorio tercer puesto le ha relegado a la segunda posición de la clasificación por el Mundial. El español es considerado el mejor piloto que tiene ahora mismo la parrilla. Sus manos prodigiosas han salvado los muebles en varias ocasiones. Sin embargo, en Corea el trabajo de los mecánicos ha sido espectacular ya que el rápido pit stop que han protagonizado en la vuelta 15 , y que le ha permitido salir por delante de Hamilton y Pérez, ha sido crucial para afrontar el resto de carrera.

Y siguiendo dentro del equipo italiano, el que cabalga al galope es Felipe Massa. Nos dejó asombrados con su podio en el pasado Gran Premio de Japón y lo ha vuelto a hacer hoy logrando un cuarto puesto para su palmarés. Además, esto ha permitido que la escudería Ferrari se ponga segunda en la clasificación de constructores adelantando así a McLaren. Quizás estos resultados ayuden a que en los próximos días conozcamos el futuro del brasileño.

También tenemos que hablar de los McLaren. Si a principio de temporada destacaban como principales rivales por el título mundialista, ahora da la sensación de que han apretado el botón del limitador. Con Button fuera de carrera, las esperanzas estaban depositadas en Lewis Hamilton. El trabajo de este ha sido bastante mediocre, la agresividad a la que nos tiene acostumbrados no ha sido tan evidente como en otras ocasiones. Además, ha estado luchando con coches que a priori no estan al mismo nivel que la escudería inglesa.  El británico ha tenido que lidiar con las embestidas de los Toro Rosso para poder entrar en los puntos, y también con el Force India de Hulkenberg y el Lotus de Grosjean. Mención aparte merece la lucha de Hamilton con Räikkönen, en la que los adelantamientos en tan sólo una vuelta, en la 24,  han sido múltiples. Simplemente espectacular, vibrante. Adelantamientos de esos, encadenados, son los que necesitamos para despertarnos. Sin embargo, por mucho que espabilen los ingleses, el título se les ha escapado.

Y qué decir de los Toro Rosso. Esta vez han sorprendido y para bien. Los hermanos pequeños de la escudería de las bebidas energéticas han demostrado que poco a poco siguen los pasos de la manada. Helmut Marko puede estar tranquilo con el relevo generacional.

La escudería que debe ir avanzando es la española HRT que hoy se ha visto azotada por el abandono del compatriota Pedro Martínez de la Rosa, que venía de hacer grandes resultados en la pasada competición.

55 vueltas al trazado coreano se nos hacen pocas. Tal vez si hubiera durado más, Fernando Alonso hubiera podido acechar a Webber. O Vettel hubiera sufrido un desgaste mayor en sus neumáticos. Pero estos son sólo suposiciones. Y es que en la Fórmula 1 todo puede suceder. Ahora toca esperar a que llegue en Gran Premio de la India, donde Alonso tratará de aferrarse al título mundialista igual que ha hecho hoy con su trofeo en el podio.