De la Rosa y HRT, optimistas para 2012

El piloto español se mostró muy satisfecho tras su debut con HRT. El equipo tendrá que retrasar la presentación de su nuevo monoplaza tras no superar los test de impacto. El coche se llamará F112 y no montará el KERS en el primer Gran Premio de 2012. Marussia, su rival más directo, no tiene aún calendario definido. Toni Cuquerella cree que Red Bull seguirá siendo el referente también este año.

De la Rosa y HRT, optimistas para 2012
De la Rosa en el circuito de Jerez

Tras su debut como piloto oficial de HRT F1 Team, Pedro Martínez de la Rosa dejó ver su felicidad por volver a pilotar un Fórmula 1 y por la confianza que tiene en su nuevo equipo. A pesar de encontrarse bastante alejados de los equipos de cabeza, el español restó importancia a este hecho, asegurando que ya se esperaban esa diferencia y que las sensaciones a los mandos del F111 habían sido muy positivas. Del F111, y no del F112, denominación prevista para el monoplaza con el que competirán en 2012, porque este aún no había pasado los test de impacto. El equipo esperaba pasarlos esta misma semana, sin embargo, no fue así. Estos test de seguridad, impuestos por la FIA para dar de paso los nuevos coches, constan de 17 pruebas. El F112 superó 14, fracasó (por poco) en otras 2, y no pudo someterse a la tercera restante. Este contratiempo impedirá que veamos el nuevo bólido en los test de pretemporada que tendrán lugar del 21 al 24 de febrero, en Barcelona, aunque esperan poder echarlo a rodar en los siguientes entrenamientos oficiales, que también se desarrollarán en Montmeló, la primera semana de marzo.

En los primeros test de pretemporada, que tuvieron lugar en Jerez, HRT sólo programó dos días de trabajo. En el primero de ellos, De la Rosa cerró la tabla de tiempos, a 4 segundos del primero, Kimi Räikkönen (Lotus). En la segunda jornada de trabajo, logró rebajar sus registros en segundo y medio. El barcelonés mantuvo desde un principio que los tiempos no eran lo importante, sino rodar y adaptarse al coche y al equipo, el cual tiene puestas sus esperanzas en el F112. Su director, Luis Pérez-Sala, quiso destacar la importancia de llegar a estos primeros entrenamientos oficiales. Tras la profunda renovación sufrida por el equipo, gran parte de sus miembros, y de los materiales con los que trabajan, son nuevos, por lo que Pérez-Sala se mostró especialmente orgulloso del trabajo realizado en estos meses de invierno.

"El salto de morro no es lo que va a hacer que un coche sea más rápido o más lento"

También Toni Cuquerella, ingeniero jefe de HRT, quitó importancia a los cronos que se obtienen en estos test: "Aquí todos tratamos de engañar y es muy fácil hacerlo porque tenemos muchas variables a nuestro favor. En esta pista, basta con meterle al coche 30 kilos de gasolina más, e inmediatamente aumentas tu tiempo un segundo. Así, no hay forma de saber en qué punto está cada uno. Habrá que esperar al último día en Barcelona, o si quieres más fiabilidad, a llegar a Australia", declaró Cuquerella. El ingeniero también hizo unas interesantes valoraciones acerca del diseño de los nuevos monoplazas. En referencia al morro en dos alturas (morro de pato), el español considera que los diferentes diseños del morro no tienen tanta importancia, es en la parte trasera y en el suelo del coche donde se encuentra lo fundamental del trabajo aerodinámico: "El salto en el morro no es lo que va a hacer que un coche sea más rápido o más lento. Lo importante está debajo: en el suelo, en la parte de atrás, debajo del ala trasera... ahí es donde está el trabajo y todos lo han sacado tapado". Respecto a los equipo punteros, Cuquerella cree que Red Bull seguirá yendo por delante: "La gran tendencia de otros equipos es, cuando viene una evolución, dar una rueda de prensa con fuegos artificiales mientras Red Bull, siguiendo una línea de discreción, incorpora más mejoras en el coche".

HRT no llevará el KERS en Australia

Una vez concluidos los test en Jerez, De la Rosa también aclaró la postura del equipo respecto al KERS. El equipo no instalará el sistema hasta después del primer Gran Premio de 2012, el de Australia, "No creo que lo montemos. Depende de si creemos que vale la pena para nuestro coche. Si podemos sacarle rendimiento, sí lo montaremos. Tenemos que analizar bien cuál es el peso del coche y muchas cosas que ahora no sabemos. Realmente, la pregunta es si estamos preparados para el KERS o no, porque el KERS te da cuatro décimas y hay otras salidas que, con el mismo grado de inversión, pueden ser más rentables a nivel de cronómetro", sentenció el español.

Sin duda, comienza una temporada llena de retos para el primer equipo español en la Fórmula 1. Tras establecer su sede en el Complejo Deportivo Madrid Caja Mágica y afrontar una profunda renovación en su estructura orgánica, la escudería comienza su tercer año de vida, en el que buscará afianzarse en la categoría reina del automovilismo. Para ello contarán con la experiencia de un piloto cargado de talento, como es Pedro Martínez de la Rosa.