A cicatrizar las heridas en Monza

A cicatrizar las heridas en Monza

Alonso llegaba a Spa-Francorchamps con una amplia ventaja sobre sus rivales. Su más inmediato perseguidor estaba a 40 puntos. Una temporada prácticamente perfecta, sin errores ni infortunios. Pero una temporada es larga, y se alterna la buena y la mala suerte. En Bélgica, al asturiano le tocó pasar por un momento de mala suerte. Aunque debe estar muy contento de salir casi totalmente ileso de semejante accidente.

Al llegar al parón veraniego se habían disputado 11 carreras, en las cuales Fernando Alonso había conseguido: 164 puntos, 6 podios y 3 victorias. Muchos daban por hecho la consecucción del título por parte del piloto de Ferrari, faltando aún 9 carreras para el final del campeonato. La ventaja que tenía sobre su rival más inmediato era 40 puntos, lo que le permitía errar en alguna ocasión y aun así tener la seguridad de seguir líder. Unos 40 puntos de ventaja que Alonso debía administrar para conseguir su tercer título con un coche inferior al de sus rivales, según afirman muchos expertos del paddock.

Todo era muy bonito. Parecía que el tercer mundial de Fernando Alonso estaba practicamente hecho, dando por hecho que Alonso no iba a cometer ni un error. El problema es que el piloto de Ferrari no ha cometido un error, pero por un error de otro piloto hizo un cero en el pasado GP de Bélgica. Un cero que hace que la lucha por el mundial se vuelva más interesante. 

Spa-Francorchamps, un circuito que no "quiere a Alonso". Un circuito que gusta a todos los amantes de la Fórmula 1, incluso al líder del mundial. Pero la realidad es muy distinta. El piloto de Ferrari ha disputado el GP de Bélgica en 9 ocasiones y sus resultados son: 5 abandonos, un 2º puesto, un 3er puesto y dos 4º puesto. Ninguna victoria,  y el porcentaje de abandonos (55%) en este circuito es mayor al porcentaje de carreras acabadas (45%). Además, el abandono de ayer impide a Alonso igualar el récord de Michael Schumacher de 24 carreras consecutivas acabando en los puntos. 

Monza, la casa de Ferrari. Lo positivo es que esta misma semana tenemos Fórmula 1. El piloto español tendrá la oportunidad de quitarse el mal sabor de boca del Gran Premio de Bélgica esta misma semana en el circuito de Ferrari. Un circuito que le trae mejores recuerdos: 10 participaciones, 2 abandonos, 4 podios, 2 victorias, un 2º puesto y un 3er puesto. Con Ferrari: 2 participaciones, 2 podios y 1 victoria. Incluso con el Ferrari del año pasado consiguió un podio. Todos recordamos 2010, abandono en Spa y victoria en Monza. Una victoria que hizo aumentarán las ganas y las fuerzas de  Alonso, Ferrari y los 'tifosis' para la consecucción del mundial de dicho año.

El problema aparente, el drag del Ferrari (resistencia al aire). Circuito de alta velocidad, el más rápido de todo el campeonato. Un obstáculo para el famoso drag que ha tenido el Ferrari de este año. Pero ahora doy dos motivos por lo que pueden ser optimistas los seguidores de Alonso: el Red Bull siempre ha tenido un problema con la velocidad punta (es su punto débil), pero el año pasado consiguió arrasar con esta ineficiencia. El otro motivo, el Ferrari en Spa pareció haber solucionado los problemas de drag con las mejoras que llevaron. En todas las sesiones marcaban unas de las mejores velocidades puntas. 

Ocho carreras quedan, 24 puntos de ventaja y 200 puntos en juego. Hace 2 años, tras el abandono en Spa-Francorchamps, faltaban 6 carreras y estaba a 47 puntos del líder; y aun así llegó como líder a la última carrera. Este abandono lo que tiene que hacer es aumentar las ganas y las fuerzas del equipo Ferrari para ganar un mundial 5 años después.

Y para terminar este artículo, un twit motivador de Fernando Alonso que publicó precisamente ayer tras la carrera: 

"No hay victorias sin cicatrices, no existe el arcoiris sin la lluvia..! Nos vemos en Monza!".