Rosberg: "Seguimos sin encontrar lo que queremos"

Rosberg: "Seguimos sin encontrar lo que queremos"

Día difícil para Mercedes. Tanto Rosberg como Schumacher se han visto envueltos en problemas y no han podido completar todo el tiempo que les hubiese gustado para poner el monoplaza a punto. Rosberg –en la FP1- y Schumacher –en la FP2- han tenido que acabar antes de tiempo por diversos problemas.

No deben estar muy contentos en el equipo alemán. En la primera sesión de entrenamientos libres, Rosberg tenía que parar su Mercedes por problemas mecánicos. “Al final de la primera sesión de libres, el sensor de presión del aceite me dijo que el sistema tenía la presión baja, por lo que apagué el motor”, explicaba el ganador del Gran Premio de China. El alemán decía que “estaba al final de su vida útil por lo que lo cambiamos durante el almuerzo para evitar riesgos, pero eso nos costó algo de tiempo en las tandas de la tarde”. A pesar de los problemas, Rosberg firmaba la cuarta posición en la primera sesión libre.

Por la tarde, el rendimiento no parecía tan bueno y solo era capaz de marcar el undécimo mejor tiempo. “Seguimos sin encontrar lo que queremos en términos de rendimiento y tendremos que aprender algunas lecciones por la noche, con el fin de asegurarnos de tener nuestra gestión de los neumáticos bajo control", aseguraba Rosberg.

Por su parte, Schumacher –que ayer anunciaba su retirada definitiva de la Fórmula1- no tenía un día fácil. En la FP1 marcaba el quinto mejor tiempo, mientras que en la FP2 sería décimo. En la segunda tanda de libres, el “Kaiser” sufría un accidente sin consecuencias. "Hemos tenido dos sesiones muy atareadas hoy, con mucho trabajo en los monoplazas y mi retirada de la tarde”, comentaba el siete veces campeón del mundo.

Sobre el accidente que no le permitía acabar los segundos entrenamientos libres, Schumacher explicaba que “creo que estaba demasiado concentrado en la curva de delante y por lo que fuese puse una rueda en la parte sucia y me salí”. Además, Schumacher no estaba contento con el rendimiento del monoplaza: “No hemos sido capaces de conseguir tantos datos como hubiésemos querido, ya que no hemos tenido muchos problemas en los ajustes de freno de los coches y también tenemos que mejorar el equilibrio”.

Tanto Rosberg como Schumacher deberán trabajar con sus ingenieros durante la noche para poder poner a punto el monoplaza para la FP3 y los clasificatorios si no quieren salir muy retrasados en la carrera del domingo.