Red Bull no asiste a la reunión sobre el RRA

La escudería austriaca ha sido la única de las marcas importantes que componen la Fórmula 1 que ha faltado a la reunión de París para tratar el tema de la reducción de costes. Ferrari, McLaren, Mercedes AMG, Williams y Marussia se reúnen con la FIA. Ferrari es la escudería que más gasta, 197 millones en el año 2011.

Red Bull no asiste a la reunión sobre el RRA
Tensión entre las escuderías por la reducción de costes.

Red Bull no ha asistida a la reunión celebrada en París para hablar sobre el Acuerdo de Restricción de Recursos (RRA), en la que han participado McLaren, Ferrari, Mercedes AMG, Williams y Marussia. Estas cinco escuderías se han reunido con la FIA, para analizar la reducción de costes existentes en la Fórmula 1 desde hace dos temporadas, con resultados satisfactorios.

La escudería austriaca está en contra de esta medida, debido a lo cual abandonó la FOTA junto a Ferrari. A pesar de ello, la escudería italiana sí ha acudido a París, algo que no ha sucedido con Red Bull, que pone una oposición muy férrea al control de RRA, al considerar que se estaba buscando algo que el acuerdo no necesita con las decisiones de los equipos.

Christian Horner, jefe de Red Bull, ha manifestado que “Red Bull está a favor de reducir costes, pero cuestionamos que el RRA sea el camino adecuado para conseguirlo. Creemos, de todo corazón que hay que controlar los costes y no frivolizar con los gastos. Pero hay mejores maneras de hacerlo mediante los reglamentos deportivos y técnicos en lugar de una restricción de recursos que se basa en la equivalencia y la distribución de tiempo y personal”.

Pese a la decisión unilateral de Red Bull de no acudir a la reunión, Martin Whitmarsh, como presidente de la FOTA, ha declarado que “puede estar relacionado con todo lo que dice Christian Horner. El hecho es que hay equipos en la Fórmula 1 luchando por sobrevivir. No estamos haciendo lo suficiente, y por eso hemos de seguir trabajando”.

Ferrari fue el equipo que más gastó durante la temporada 2011, un total de 197 millones de euros, por lo que es comprensible también su  oposición inicial a estos recortes. Ante la división existente entre las escuderías, la FIA se ha ofrecido para mediar en el conflicto y conseguir una alianza consolidada entre todos los equipos sobre el RRA, algo sumamente complicado a tenor de los últimos enfrentamientos en el seno de la FOTA.