Primera victoria en Fórmula 1 para Pastor Maldonado en el GP de España

El piloto de Williams se ha convertido en el primer venezolano en ganar una carrera de Fórmula 1 en la historia. Fernando Alonso ha terminado segundo y Kimi Raikkonen tercero en el Gran Premio de España disputado en el circuito de Montmeló, la quinta prueba del mundial que abre paso además a la gira europea.

Primera victoria en Fórmula 1 para Pastor Maldonado en el GP de España
Fernando Alonso, Pastor Maldonado y Kimi Raikkonen en el podio del GP de España

Arrancó el Gran Premio de España con una parrilla diferente a la que ayer se confeccionó. Tras la sanción impuesta a Lewis Hamilton, el piloto inglés perdió la pole, y pasó a ocupar la última plaza en la salida, lo que significó que en la primera posición se colocase un nuevo invitado a la lucha por el título mundial, el venezolano Pastor Maldonado. El piloto de Williams sabía que la salida era clave, sobre todo porque al mirar por los retrovisores, el coche rojo de Ferrari con Fernando Alonso a sus mandos, no se lo pondría nada fácil.

Y de hecho así fue. Al apagarse el semáforo, el renovado sistema de salida de Ferrari se puso en acción, Pastor Maldonado que estaba al acecho de que Fernando no hiciese de las suyas, taponó su derecha obligando a Alonso a rozar la hierba. Antes de llegar a la primera curva, Maldonado intentó aguantar por el exterior pero Alonso vació el Kers al máximo, y le ganó la posición.

En cuanto al resto de pilotos, en el Ferrari de Felipe Massa también se notaron los cambios en el sistema de arranque, ya que tuvo una gran salida. Sergio Pérez sufrió un pinchazo en la rueda trasera izquierda, y tras salirse de la trazada consiguió llegar a boxes para cambiar el neumático dañado.

Los hombres de Red Bull tuvieron salidas completamente diferentes. Mientras que Sebastian Vettel pisó a fondo el acelerador y consiguió ganar posiciones, para Marc Webber fue todo lo contrario. Nuevamente el australiano no tuvo una buena salida, y se quedó muy atrás.

Las balas plateadas de McLaren tuvieron un buen arranque. Button se quitó de un golpe a varios coches con un gran adelantamiento por el exterior, y Hamilton no tardaría en dejar atrás la cola de carrera para pelear por los puntos.

Pugna por el liderato

Alonso que corría en casa, era líder de carrera. Tras la gran salida del Ferrari, el asturiano abrió una pequeña brecha con Maldonado que poco le duró. En la tercera vuelta, Pastor acortaba distancias consiguiendo su primera vuelta rápida, y situándose a 1.3 del español. El ritmo del Williams conforme la carrera avanzaba, iba en aumento.

En la vuelta seis Maldonado se encontraba a 1.1 de Alonso. El esfuerzo al que estaba sometiendo Fernando a su monoplaza se hizo evidente cuando señaló por radio que  tenía problemas de degradación en las dos ruedas delanteras, pese a que en el circuito de Montmeló lo normal es que la parte izquierda sea la que más sufra.

En la sombra de este duelo latino entre Maldonado y Alonso, se encontraba ‘The Iceman’. Kimi Rikkonen que rodaba tercero aunque algo descolgado de la cabeza de la carrera, comenzó a coger ritmo y a clavar los tiempos que estaba haciendo Alonso.

Comienza el baile en Boxes

Sergio Pérez inauguró las entradas en boxes tras el pinchazo en la salida, pero el primero en comenzar a jugar sus cartas y a cambiar neumáticos para cumplir con su estrategia fue el equipo Red Bull con Webber en la vuelta siete y, Vettel en la ocho. No fue hasta la vuelta diez cuando el verdadero baile en boxes comenzó. La degradación de los blandos hacía mella y los monoplazas rodaban cada vez más lentos. Parada rapidísima la de Alonso que entró a poner duros en la vuelta once, y que salió de nuevo a la pista por delante de Hamilton. Ahora el trazado de Montmeló tenía un nuevo líder, Pastor Maldonado. Pero sería por poco tiempo, y es que el Williams necesitaba cambiar sus gomas y al salir a pista, Alonso estaba  por delante.

En general casi todos los pilotos optaron por el neumático duro en esta primera parada, excepto Grosjean , Massa y Raikkonen que pusieron blandos.

Nuevo abandono para el Kaiser

Cuando prácticamente todos los monoplazas habían realizado su primera parada en boxes, Bruno Senna, nada fino en su conducción, tuvo un pequeño toque con Romain Grosjean, lo que provocó que saltasen algunas piezas del Williams, pero sin mayores consecuencias. Con el coche tocado, el brasileño continuó la carrera hasta que Michael Schumacher se lo llevó por delante. El alemán iba siguiendo la estela del brasileño que tenía un ritmo inferior. Al llegar a una de las curvas del circuito catalán, Senna la tomó muy lento, el Kaiser no controló la frenada y embistió al Williams por detrás. Cabreo monumental el del alemán- que incluso tiró literalmente el volante al salir del coche-  al sufrir el tercer abandono de la temporada, si ya antes le ocurrió en Australia y en China.

Mientras tanto, Pedro Martínez de la Rosa pese a todo pronóstico continuaba con buen ritmo manteniendo la vigesimoprimera posición.

Massa y Hamilton volvieron a encontrarse

Con bandera amarilla en pista, Hamilton entró en boxes, y tuvo problemas al salir, ya que el monoplaza pareció quedarse enganchado con algo, lo que provocó que el inglés perdiese posiciones en su desesperada escalada hacía la zona de puntos.

Sin embargo este percance en boxes para el piloto de McLaren, tuvo su parte positiva de cara al espectáculo, y es que Hamilton se situó justo detrás de Felipe Massa, en la posición número doce.

Todos estábamos expectantes con ver un nuevo duelo entre estos dos viejos conocidos que nos ofrecieron momentos muy interesantes la pasada temporada. Sin embargo, un Drive Through para Massa por no haber bajado el ritmo de su monoplaza con bandera amarilla en pista  tras el incidente entre Schumacher y Senna, puso fin al esperado encuentro.

Sebastian Vettel también fue penalizado por ello. 

Parada sorpresa

Williams, muy consciente del rival que tenían y del circuito en el que se encontraban, no podían dejar que en su estrategia pesase más el factor suerte, así que optaron por algo que casi nunca falla. El factor sorpresa. Sin que nadie lo esperase, en la vuelta veinticinco, Pastor entró en boxes. Rápidamente los estrategas de Ferrari comenzaron a darle vueltas a su cabeza, aunque la única opción viable fue copiar rápidamente a Williams. Con el mensaje recibido, Fernando pisó el acelerador. Lo que no sabía el asturiano es que a pocos metros un Marussia le haría perder la victoria. Charles Pic que iba a ser doblado por Alonso, no se apartó correctamente e hizo perder mucho tiempo a Alonso. Fernando consciente del valioso tiempo que había perdido, no dudó en hacerle aspavientos mostrando su enfado al piloto de Marussia.

Cuando entró en boxes, al salir a pista, tal y como todos suponíamos, Maldonado pasó primero, y ocupaba el liderato. Un rayo de esperanza se abrió cuando las ruedas del venezolano comenzaron a desfallecer, y Alonso pudo recortar distancias.

La gran faena que Pic le hizo a Fernando fue castigada con un Drive Through, pero el problema es que el daño ya estaba hecho, y las opciones por el primer cajón del podio se alejaban cada vez más.

Adiós a las opciones de la victoria

El Williams de Maldonado entró en boxes y realizó una parada muy lenta, tanto que salió por detrás de Kimmi. Alonso, que se negaba a tirar la toalla, seguía tirando para agrandar el colchón de diferencia con Pastor, y arañar así algún que otro segundo.  Pero no fue suficiente, ya que al entrar de nuevo en boxes, salió en segunda posición por detrás del Williams.

El Ferrari subió el ritmo y logró posicionarse muy cerca del Williams. Pero de nuevo, sorpresa para Fernando cuando en sus retrovisores un coche amarillo y dorado hacia acto de presencia. Kimmi Raikkonen que estaba pasando completamente desapercibido por este Gran Premio, pareció despertar de su letargo y comenzó a incomodar a Alonso.

Desde Ferrari, aún no daban la victoria por perdida, tanto es así que Andrea Stella dio instrucciones a Fernando para que activase una opción que proporciona más revoluciones al motor, para ver si así era posible el esperado adelantamiento a Maldonado.

Maldonado, merecido ganador

Finalmente, Pastor Maldonado fue el primero en cruzar la línea de meta. Alonso lo hizo en segunda posición, y tercero fue Kimi, que seguramente de haber durado más carrera, la segunda posición de Alonso hubiese estado en apuros-.

Merecida victoria para el primer venezolano que consigue llegar a lo más alto del podio en la historia de la Fórmula 1. Gran carrera de Maldonado que ha demostrado lo grande que es como piloto, el buen pilotaje que es capaz de hacer cuando tiene entre sus manos un buen coche y, gran carrera para el equipo Williams que tras una temporada nefasta como fue la del año pasado, ha vuelto a recuperar la ilusión.

Cinco carreras, cinco ganadores

Nuevamente se amplía el abanico de opciones posibles para encontrar al ganador de esta temporada. En las cinco carreras que llevamos de temporada, sorprende que a diferencia de lo ocurrido en temporadas anteriores, la victoria se haya repartido entre cinco pilotos distintos.

Sin duda esta temporada tiene todas las papeletas para ser una de las más emocionantes que hemos vivido en los últimos años.

Próxima parada, Mónaco.