España demuestra su potencial a costa de Tailandia

España se clasifica para cuartos de final del Mundial de Fútbol Sala tras derrotar de forma contundente (7-1) al conjunto anfitrión, Tailandia. (Foto: Getty Images)

España demuestra su potencial a costa de Tailandia
Torras celebra uno de los tantos del encuentro junto a sus compañeros. (Foto: Getty Images)
España
7 1
Tailandia
España: Juanjo; Torras; Miguelín; Kike y Borja (cinco inicial). También jugaron: Ortiz; Aicardo; Fernandao; Álvaro y Sergio Lozano Lozano.
Tailandia: Dankhunthod; Lakka; Sornwichian; Wongkaeo; Tueanklang (cinco inicial). También jugaron: Chomboon; Chudech; Chaemcharoem; Ratana.
MARCADOR: 1-0, Torras (8´); 2-0, Torras (16´); 3-0, Fernandao (25´);4-0, Fernandao (27´); 5-0, Aicardo (29´); 6-0, Ortiz (34´); 7-0, Alvaro (37´); 7-1, Wongkaeo (39).
ÁRBITRO: Alexander Kline (Panamá); Jaime Jativa (Ecuador) y Carlos González (Guatemala) amonestaron al jugador tailandés Ratana.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a los octavos de final del Mundial de Fútbol Sala disputado en el Nimibutr Stadium, Bangkok ante 4.170 espectadores.

Primer día de fases eliminatorias en el Mundial de Fútbol Sala y nueva cara para el conjunto español, la selección no había mostrado su mejor versión hasta la fecha, algo que si logró ante Tailandia, en octavos de final, España fue muy superior al conjunto organizador en todo el encuentro aunque sería injusto no decr que los locales hicieron un buen partido y pese al resultado nunca renunciaron al ataque con la intención de dedicarse únicamente a defender, algo que valoraron de forma positiva ambos seleccionadores al término del choque.

Jordi Torras dinamita el primer tiempo

España y Tailandia mostraron sus armas desde el inicio, los jugadores de la Roja, hoy de celeste mostraron su superioridad con un control del balón casi absoluto cuando el partido así lo requirió mientras que los anfitriones hicieron gala de su velocidad y ambición en rápidos ataques que pusieon en aprietos a Juanjo es más de una ocasión. La primera ocasión fue para el conjunto asiático pero el de Cieza se lució con una gran parada para evitar el tanto inicial, Torras lo intentaría sin suerte minutos después y de nuevo el portero, en este caso Dankhunthod, hizo valer su propósito, al filo del ecuador del primer tiempo el jugador del F.C.Barcelona no perdonaría, Jordi Torras recuperaba el balón en campo propio, corría la banda y lograba el primer tanto del partido con un sutil golpeo de balón que superaba al meta asiático y se colaba por el segundo palo. España se adelantaba en el marcador haciendo justicia a lo vivido en los primeros instantes pero lejos de relajarse siguió pisando el acelerador, de nuevo Jordi Torras sería el encargado de poner tierra de por medio con el segundo tanto, este logrado tras un rechace a un disparo que el mimso ejecutaría previamente a la sailda de un córner. 

Los mejores instantes de Tailandia llegaron en los minutos finales del primer tiempo, el conjunto anfitrión lograba hacerse con un control hasta entonces monopolizado por los españoles y creaban ocasiones en abundancia, el buen hacer de Juanjo y la falta de puntería asiática mantuvieron el resultado en el marcador hasta que los colegiados decretasen el descanso. 

Alemao desatasca y Fernandao distancia

Tras la pausa el encuentro vivió instantes en los que las ocasiones, pese a no ser excesivamente claras, se sucedían una y otra vez en ambas porterías, Alemao, en una muestra del tipo de jugador que es, sería el encargado de encontrar los espacios reducidos para asistir a Fernandao de forma que el pívot tan solo tuviese que disparar sin oposición para anotar el tercero. Alemao es uno de esos jugadores casi únicos que son capaces de cambiar el sino de un partido con un solo movimiento de cadera, y así lo hizo. Fernandao volvería a marcar sin oposición apenas dos minutos después tras aprovechar un fantástica asistencia de Aicardo. El propio Aicardo anotaría el quinto tanto del encuentro en una jugada en la que el futbolista remató en el segundo palo una gran asistencia de Kike, que hasta el momento no había logrado ser del todo decisivo. 

Tailandia encuentra premio al esfuerzo

Tailandia varió su táctica para dar paso al uso del portero jugador, la buena defensa del conjunto español logró que los interistas Carlos Ortiz y Álvaro Aparicio anotasen un tanto cada uno desde su propio terreno y sin portero del que preocuparse, con siete tantos en contra Tailandia jamás se rindió y encontró el merecido premio al esfuerzon con el último tanto del partido logrado por Wongkaeo en una jugada personal brillante en la que tras quebrar al defensa encontró la escuadra con un fuerte disparo ajustado. 

El pabellón se volcó para rendir homenaje a sus jugadores pero también a sus rivales, que fueron muy superiores y se llevaron la victoria de forma justa y contundente, España sigue entonándose con el paso de los partidos, en cuartos de final Rusia o República Checa serán el rival de los pupilos de Venancio López que resumió el encuentro de la siguiente manera: “Jugamos un gran partido, sobre todo porque supimos usar muy bien la cabeza. El desarrollo podría haber sido mucho más difícil, más igualado, pero nosotros logramos hacerlo parecer fácil. La clave fue anotar el tercer y cuarto gol rápido en el segundo tiempo. Quiero felicitar a Tailandia, que apostó por un juego ofensivo y eso es algo muy positivo para el fútbol sala”. Victor Hermans, seleccionador tailandés demostró estar de acuerdo con el resultado y se mostró satisfecho de su equipo, “Quedó demostrada la diferencia entre ambos equipos. Cuando tomas mucho riesgo antes ellos, te hacen pagar. Tuvimos algunas buenas oportunidades de anotar, pero fallamos y eso es algo imperdonable ante un rival del tamaño de España. Les dije a los jugadores que si se ponían 2-1 teníamos oportunidades, pero ellos convirtieron tres goles rápidos y no tuvimos respuestas. Igualmente ha sido una gran experiencia para nosotros”.