Brasil - Colombia: la lógica frente a la ilusión

Brasil - Colombia // Estadio Indoor de Huamark, Bangkok // Viernes, 16 de noviembre, 19:30 (13:30 hora española) // Eurosport // En un partido inédito en un Mundial de Fútbol Sala, canarinhos y cafeteros se ven las caras en un desequilibrado duelo sudamericano por un puesto en la final. El vencedor peleará por la gloria ante España o Italia (Foto | CBFS, Getty Images).

Brasil - Colombia: la lógica frente a la ilusión
Brasil
Colombia | 13:30

El conjunto revelación del torneo llega a semifinales con la ilusión de hacer historia, aunque con el lógico conocimiento de que estar en la final es un sueño casi imposible. Colombia ya ha hecho historia en su primer Mundial pero en caso de vencer en esta semifinal sería entrar directamente en la leyenda de este deporte. Enfrente tendrá a Brasil. Ni más ni menos que la selección brasileña, campeona de dos ediciones del Mundial en el extinto período de FIFUSA, actual campeón del mundo y que tiene en sus vitrinas otros cuatro Mundiales FIFA.

Los de Marcos Sorato ya han cumplido con el mínimo de obligaciones exigidas pero, no nos confundamos, no estar en la final del domingo sería el mayor de sus fracasos. Brasil solo piensa en la victoria cada vez que entra en la cancha, en reinar en el mundo cada vez que tiene la oportunidad. Solamente España le ha apartado de la gloria en Guatemala’2000 y en Taiwán’2004, en donde accidentalmente se vieron las caras en semifinales. Aquella derrota canarinha propició el peor bagaje de su historia en los Mundiales: un tercer puesto.

Pero Colombia no es aquella España. Ilusión tendrá la misma o incluso más que aquel combinado de Javier Lozano, pero en el resto de aspectos está a años luz. Los cafeteros han pagado siempre un caro peaje por tener repartido a sus jugadores entre el Futsal y el Fútbol de Salón, en donde sí que es una auténtica potencia mundial. Aun así, el trabajo y buen hacer les ha permitido que en su primera presencia en un evento de esta magnitud esté entre los cuatro mejores del mundo. Es evidente, que en caso de unificación entre ambas federaciones colombianas su presencia en las grandes batallas de las próximas ediciones de la Copa del Mundo podría ser toda una constante.

Para la cita ante los brasileños, Arney Fonnegra no podrá contar con Yefri Duque, sancionado por acumulación de tarjetas. Colombia planteará un partido serio en defensa, plantando su línea cerca de su área, compacta, buscando alguna contra que le permita alargar su sueño. Argentina les enseñó el camino y los cafeteros intentarán repetir la hazaña que ya hizo ante Irán y Ucrania, dos selecciones en teoría superiores -sobre todo el combinado asiático-.

Por su parte, Marcos Sorato no podrá contar con el pívot Jé, que fue el expulsado ante la selección albiceleste. Lo que si es segura es la presencia del héroe del pasado miércoles: Falcao, santo y seña de la selección brasileña. Ya prácticamente recuperado al 100% de su lesión de gemelo y, a pesar de su parálisis facial -según los médicos, perdurará al menos 3 semanas- el máximo goleador de todos los tiempos en todas las selecciones canarinhas futboleras, Falcao llega a la cita con una inyección de moral y confianza brutal tras hacer los goles ante Argentina que significaron la remontada de un encuentro que llegó a estar demasiado complicado.

La expedición brasileña no se fía

Llegar a unas semifinales de un Mundial no es fácil. Por tanto, el mérito de Colombia es innegociable y, a pesar de que sobre el papel es inferior a Brasil, nadie en la expedición de la canarinha se fía de los jugadores cafeteros.

“Si Colombia ha llegado a semifinales, algún mérito tendrán” ha asegurado el portero de Brasil Tiago, que ha añadido que “no podemos ser sorprendidos ya que será un encuentro parecido al que disputamos ante Argentina. Tenemos que prepararnos mejor y observar las características de los jugadores, para que no nos sorprendan como sucedió ante Argentina”.

En la misma línea, Falcao ha explicado que “sinceramente, pensé que nuestro rival sería Ucrania, pero Colombia hizo méritos para merecer estar en las semifinales. Los colombianos tienen un estilo de juego más libre, aunque en este caso han trabajado mucho en la defensa. Hemos revisado videos de ellos, pero nosotros apostamos por nuestro potencial”.

Por último, también ha analizado el duelo ante Colombia el barcelonista Gabriel. El ala ha comentado que “hemos visto el partido entre Ucrania y Colombia. Colombia es un rival que tiene, de forma individual, algunos jugadores de calidad, con muy buen toque de balón. Hemos prestado atención a su estilo de juego y buscaremos aprovechar sus errores”.

Así llegan

Los de Marcos Sorato llegan a las semifinales de la Copa del Mundo tras superar de manera plácida la fase de grupos. En ella, la canarinha, encuadrados en el Grupo C -considerado el grupo de la muerte-, consiguieron ganar los tres partidos, ante Japón por 4-1; Libia, con una goleada de 13-0 y Portugal, con un ajustado 1-3.

Accedieron a octavos, por tanto, como primeros de grupo y se enfrentaron a otra de las sorpresas positivas del torneo, Panamá. Los brasileños desplegaron todo su poderío ofensivo y lograron la que es, junto a la de Rusia, la mayor goleada del Mundial, 16-0, en donde destacó por encima de lo demás el regreso a las canchas y el tanto de Falcao, con el que hacía que se convirtiera en el máximo goleador de Brasil, en todas las modalidades de fútbol.

La verdeamarelha estaba disfrutando de un camino inmaculado. Nadie se esperaba el desarrollo del partido de cuartos de final ante Argentina, pero sí el desenlace del mismo. Como Italia, la selección sudamericana logró clasificarse para semifinales tras una remontada, en los veinte minutos finales, que remató en la prórroga. Falcao, de nuevo, fue el protagonista, con el gol del empate y, a la postre, el de la victoria, el 3-2.

Por su parte, la selección de Arney Fonnegra echa un pulso a la historia, con su clasificación para las semifinales. El conjunto colombiano resultó encuadrado en el grupo F, junto a Rusia, Guatemala e Islas Salomón. Perdieron ante las dos primeras selecciones citadas, por 2-0 y 5-2, y consiguieron vencer a la tercera en discordia, con el resultado de 11-3. Empatados a puntos con Guatemala, se vieron beneficiados por la “machada” de lo oceánicos, al conseguir su primera victoria en un Mundial, ante la selección de Centroamérica y obtuvieron, de esta forma, el billete para los octavos de final, como segunda.

Ya en las eliminatorias directas, Colombia se midió a la selección de Irán, el único combinado al que no ha conseguido ganar España, hasta la fecha. En un partido donde los asiáticos fueron superiores, los sudamericanos consiguieron aguantar atrás, ordenados, y supieron templar los nervios y rematar a la contra, con el resultado de 2-1.

En el partido que precede a las semifinales, en cuartos de final, se enfrentaron a una selección europea, como es Ucrania. Como ante Irán, el encuentro no se decidió hasta los minutos finales. Empatados a cero al descanso, los cafeteros lograron marcar primero y los ucranianos, volcados en ataque para lograr el empate, descuidaron el rigor táctico y encajaron dos goles más. Su gol, a falta de pocos segundos, llegó tarde y el 3-1 clasificó al combinado colombiano.