Brasil amplía su leyenda en un partido de tintes épicos

Brasil suma su quinto Mundial de Fútbol Sala tras imponerse a España (2-3) en un partido histórico que se fue a la prórroga y que se decidió a falta de diecinueve segundos. Neto, en dos ocasiones, y Falcao marcaron para Brasil, Torras y Aicardo lo hicieron para España. (Foto: Getty Images)

Brasil amplía su leyenda en un partido de tintes épicos
(Foto: Getty Images)
España
2 3
Brasil
España: Juanjo; Aicardo; Fernandao; Kike y ALemao (cinco inicial)Ortiz; Torras; Alvaro; Miguelín; Borja; Lín; Lozano.
Brasil : Tiago; Gabriel; Simi; Fernandinho y Neto (cinco inicial) Ari; Rafael; Viniciuis; Je; Falcao; y Rodrigo.
MARCADOR: 0-1, Neto (24´); 1-1, Torras (30´); 2-1, Aicardo (31´); 2-2, Falcao (36´); 2-3, Neto (49')
ÁRBITRO: Hector Rojas (Perú); Marc Birkett (Inglaterra) y Sergio Cabrera (Cuba). Amonestaron a Fernandao y Kike por parte de España y a Ari, Neto y Tiago por Brasil
INCIDENCIAS: Final del Mundial de Fútbol Sala disputado en el Indoor Stadium Huamark, Bangkok, Tailandia, ante 5.685 espectadores.

España y Brasil se citaban en una nueva cita con la historia, las dos selecciones son las únicas que habían levantado antes el trofeo, Brasil en cuatro ocasiones y España en dos, el palmarés de ambos es sensacional y hoy el encuentro iba a agrandar una de las dos leyendas de estas superpotencias del fútbol sala, Brasil se llevó la gloria y sumó un nuevo entorchado. 

El encuentro  se dividió en dos mitades muy bien diferenciadas, una para cada equipo, y una prórroga en la que solo un latigazo de Neto pudo evitar la tanda de penaltis, España nunca bajó los brazos pero el decisivo tanto final llevó sin apenas margen de maniobra. 

España domina sin premio

España impuso su juego desde el pitido inicial, fue superior a Brasil y tuvo el dominio, casi absoluto del esférico y las ocasiones en el primer tiempo, la verdeamarelha no era capaz de conectar, se parapetaba en su propio terreno y aguantaba estoicamente la organización española, España gozó de buenas ocasiones pero ni ellos ni sus rivales lograron perforar la meta rival en el primer capítulo, las ocasiones más claras también fueron para los de Venancio López mientras Juanjo Angosto apenas tuvo que emplearse. España trenzaba y trenzaba en campo rival aunque sin crear todo el daño deseado, Brasil defendía con oficio y buscaba unas contras de las que apenas logró sacar partido. Vinicius fue protagonista al evitar el primer tanto español sobre la línea de gol en un disparo de Sergio Lozano que ya había superado a Tiago. Fernandao también dispuso de una gran ocasión a pocos minutos del final pero su taconazo tras disparo de Torras se fue desviado por apenas centímetros. Brasil creció en los últimos instantes en un aviso de lo que sería el segundo tiempo. 

Brasil golpea primero

Tras el tiempo de asueto el partido cambió de forma radical, España sufría con la presión adelantada de Brasil y el cuero poco a poco fue cambiando de dominador, la canarinha tomaba protagonismo, Neto, nombrado mejor jugador del torneo, adelantaría a los brasileiros a los cuatro minutos del inicio del segundo tiempo, una jugada de estrategia permitió al jugador disparar cruzado desde lejos y su tiro se coló pegado al palo de Juanjo tras pasar entre Fernandao y Lin. 

Remontada estratégica

España no rehuyó el protagonismo, tomó las riendas con el marcador adverso y se volcó en busca del empate, que no tardaría en llegar, Jordi Torras lograría igualar la contienda en una nueva jugada de estrategia de los de Venancio López, Miguelín disparó duro a la meta rival, Tiago rechazó y Torras anotó sin oposición en un disparo de enorme potencia. España había logrado lo más difícil pero no se iba a quedar ahí, apenas un minuto después Aicardo lograría darle la vuelta al marcador con un disparo lejano que desviaría Fernandinho provocando el desajuste necesario para que Tiago no pudiese detener el esférico. 

Una estrella inagotable

Falcao no ha sido el jugador con más minutos de Brasil en este Mundial, pero sí uno de los más decisivos, la superestrella de la canarinha aparecería a falta de poco más de tres minutos para clavar un precioso disparo en la escuadra, imparable para Juanjo Angosto, la estrategia volvía a ser decisiva en el encuentro. Apenas segundos antes España había estrellado un balón en la madera, Jordi Torras remató alto en una falta en la que la estrategia española a punto estuvo de suponer el 3-1, el deporte es así, el que perdona la acaba pagando. El marcador ya no se volvería a mover en el tiempo reglamentario. 

Gloria canarinha en las postrimetrías

Con el inicio de la prórroga Brasil se volvía a replegar, España ya había cometido cinco faltas y la posibilidad de forzar un doble penalti a la contra se volvía jugosa para el conjunto de Marcos Sorato, el marcador no sufrió variaciones durante los primeros cinco minutos, en el segundo tiempo Brasil lograría su objetivo, Fernandao cometía la sexta falta española y Juanjo tuvo que vestirse de héroe para evitar el tanto de Rodrigo desde los diez metros. El partido parecía abocado a la fatídica tanda de penaltis pero Brasil iba a hacer buena una contra por última vez en el torneo, Neto consiguió zafarse de los rivales que salieron a su paso pegado a la línea limítrofe de la cancha y tras superar al último defensor cruzó el balón al palo contrario y éste se coló en la portería de Juanjo tras tocas en la madera, Brasil estallaba de alegría, España se hundía en la decepción y ni siquiera el portero jugador serviría para acortar distancias, el tiempo restante era de diecinueve segundos, insuficiente para los del Venancio López que se quedaron a las puertas de sumar la tercera estrella por segunda ocasión consecutiva, el verdugo era el mismo, Brasil, dominador absoluto de un deporte en el que solo España se atreve a discutirle la supremacía. 

Así lo vivimos en VAVEL.