La FIFA corona a Neto como mejor jugador del torneo

Tras la final entre España y Brasil se celebró la ceremonia protocolaria de entrega de trofeos colectivos y premios individuales, después de 18 días de competición en Tailandia.

La FIFA corona a Neto como mejor jugador del torneo
Neto y Kike con sus respectivos galardones. Foto | Getty Images

Los galardones se iban a decidir tras la final de hoy domingo, con las votaciones del GET y los medios de comunicación acreditados para la ocasión. En dicha final competían, por el Balón de Oro adidas, dos españoles y dos brasileños. El resultado final y el decisivo gol de Neto, a falta de 19 segundos para el final de la prórroga, lo coronaron como mejor jugador de la Copa Mundial de Futsal de la FIFA, por delante de Kike Boned, Balón de Plata, y el portugués Ricardinho, Balón de Bronce adidas.

El brasileño, de 31 años, consiguió el mayor galardón del Mundial en la que era su segunda participación. Con 7 goles en los siete partidos que ha disputado, Neto ha conseguido el galardón exhibiendo un nivel de juego magnífico durante todo el campeonato. El jugador ha expresado que es el mejor día de su vida, ya que “algo como esto estaba más allá de mis sueños y ambiciones. Soy defensa y es un gran honor, a la par que sorpresa, ganar este premio”.

El segundo en discordia, el capitán español Kike Boned, consiguió alzarse con el Balón de Plata adidas, por delante de Ricardinho, tras completar un formidable Mundial, siendo el eje central de la selección. A sus 32 años, Kike le restó merecimiento al premio ya que “cualquier premio individual en un deporte colectivo es relativo. Agradezco los votos pero el reconocimiento es para el equipo entero”.

En la ceremonia de trofeos también se otorgaron los premios a los máximos goleadores de la Copa Mundial, así como también el galardón al portero menos goleado y el premio para el equipo más deportivo.

La Bota de Oro adidas la consiguió el brasileño nacionalizado ruso, Eder Lima, con 9 goles. El segundo máximo realizador, y Bota de Plata, recayó en las manos del italiano Rodolfo Fortino, debutante en un Mundial, con ocho tantos. El podio de goleadores lo completó el brasileño Fernandinho, con siete goles.

Por el contrario, el guardameta italiano Stefano Mammarella fue el menos goleado y, además de colgarse la medalla de bronce en el Mundial, se adjudicó el Guante de Oro adidas. Por último, el combinado argentino logró alzarse con el Premio Fair Play de la FIFA.