Álvaro, otro ilustre que deja la selección

El ala-cierre de Inter Movistar ha anunciado su adiós definitivo del combinado nacional, dando por finalizada una etapa de más de once años. El ex de Caja Segovia y ElPozo Murcia, entre otros, se despide con palabras de agradecimientos hacia todos los que han estado junto a él en esta década de éxitos internacionales. “Vestir la camiseta de la selección una vez es mucho, más de cien es un sueño" ha asegurado.

Álvaro, otro ilustre que deja la selección
Álvaro, en el calentamiento previo al España - Islas Salomón (Foto | Dani Mullor).

Tras 118 internacionalidades, 3 Eurocopas (2007, 2010 y 2012), 2 subcampeonatos del Mundo (2008 y 2012), 1 Grand Prix (2010) y 1 Torneo FIFA (2001), el ala cierre de Inter Movistar, Álvaro Aparicio ha anunciado su adiós de la selección española de fútbol.

El jugador madrileño, que debutó con España en un amistoso disputado en Orense ante Portugal hace ya más de una década (el 22 de octubre de 2001), se une así a Kike Boned en el cambio generacional que sufrirá el combinado nacional tras el Mundial de Tailandia, que hace menos de una semana que llegó a su fin.

Así lo ha comunicado el Departamento de prensa de Inter Movistar, que ha destacado que “la absoluta pierde a uno de los jugadores más ganadores e importantes, una auténtica referencia y fiel ejemplo para futuras generaciones, siendo el quinto jugador nacional con mayor cantidad de internacionalidades, que le avalan como una figura que ya forma parte de la historia dorada de nuestro deporte”.

“Vestir la camiseta de la selección una vez es mucho, más de cien es un sueño. En estos 10 años me enorgullece la evolución del respeto con el que nos miran otras selecciones y organismos internacionales, por la manera de conseguir nuestros éxitos, dando prioridad al grupo y luchando hasta el final. La selección se queda con un gran nivel y esa generación superará nuestros éxitos” ha explicado Álvaro en el día de su despedida.

Por último, el internacional ha mostrado su agradecimiento a todos los que en estos años han estado a su lado en el largo camino con España. “En mi despedida, quiero dar las gracias a los jugadores veteranos porque me dejaron el camino iluminado y con alimentos, a los de mi generación por cogerme de la mano en todas las batallas y a los jóvenes por hacerme creer mejor de lo que soy. Dar las gracias a todas las personas que sin ser jugadores me han ayudado en este viaje. Y sobre todo a mi familia porque es lo mejor que tengo. No me quedo con los títulos, sí con las personas y lo vivido” ha concluido.