Borja Gómez se recupera e Íñigo López peligra ante Osasuna

El entrenamiento del Granada C.F. se desarrolló con normalidad en la Ciudad Deportiva de la Diputación de Armilla. Borja Gómez se mostró recuperado de la fiebre que sufría en la sesión de ayer. Íñigo López, con molestías desde el partido contra el Villarreal, podría ser baja ante Osasuna.

Borja Gómez se recupera e Íñigo López peligra ante Osasuna
El Granada se ejercita en la Ciudad Deportiva de Armilla. Foto: Yisus Albarracín.

La principal novedad en el entrenamiento del Granada es el regreso de Borja Gómez que trabajó con el resto de compañeros sin ningún problema. El ex del Alcorcón volvió a ejercitarse con el grupo tras ausentarse en la sesión del jueves al sufrir un proceso gripal.

Abel Gómez, que se encontraba con sensación de fiebre en el pasado entrenamiento, trabajó con normalidad. Roberto, que ya se dejó ver en las instalaciones de la Diputación de Armilla durante toda la semana, apunta a la titularidad este domingo frente a Osasuna.

El que no tuvo presencia en la sesión preparatoria fue Guilherme Siqueira. El brasileñó sufre molestias en su pierna izquierda e hizo trabajo a parte con los fisioterapias. Aún así, no podrá disputar el próximo partido por sanción. Íñigo López realizó carrera continua por separado. Las molestias que arrastra desde el partido contra el Villarreal podrían hacer peligrar su actuación en el Reyno de Navarra.
 
Los jugadores realizaron calentamientos y estiramientos para comenzar a entrenar. Posteriormente, se dividieron en grupos para jugar al 'fútbol-tenis' durante media hora aproximadamente. Para finalizar, la plantilla ensayó saques de esquina y de banda centrándose en la defensa.
 
El presidente del Granada C.F., Quique Pina, estuvo presente en la Ciudad Deportiva de Armilla durante los primeros minutos de entrenamiento.