Los destellos de Isco y la Sub-21 a un paso de la Euro

El mediapunta malagueño se luce en un partido con poca historia, anotando el único gol en Estonia y a la espera de que Suiza no venza el sábado en Croacia, para cerrar así el grupo.

Los destellos de Isco y la Sub-21 a un paso de la Euro
Isco, digno representante del fútbol de calle.

Los recursos técnicos de Francisco Román Alarcón, Isco, bastaron para llenar la vista de los aficionados que se acercaron al estadio Le Coq Arena de Tallín. El gol también fue obra del técnico mediapunta, aunque el mérito de la jugada llevara también la firma Pablo Sarabia, que se deshizo de dos rivales en la banda derecha.

Y aunque se esperaba que España dominara el encuentro de principio a fin, la falta de intensidad se hizo patente desde el comienzo. La pelota no corría con la suficiente velocidad y tan solo el malagueño, que venía de estar concentrado con la absoluta, se atrevía a mirar de frente a sus rivales con la pelota pegada al pie. En la izquierda a Sarabia le llegaban pocos balones y Muniain, como viene siendo habitual en sus participaciones con la Sub-21, se mostraba más activo en la asociación, jugando al primer toque, que encarando y buscando la verticalidad.

El jugador del Athletic ha acumulado muchos partidos esta temporada. Las ideas y la chispa, que suelen ser sus acompañantes habituales, parecen haberle pedido excedencia en las últimas semanas. Milla, sabedor de que de aquí a otras tantas tendrá que recurrir a él para la preparación de los Juegos Olímpicos, decidió darle descanso al comienzo de la segunda mitad.

Tampoco Rodrigo se movió con la intención y el vértigo de los anteriores partidos de clasificación para la Euro de Israel en 2013. Este zurdo de enorme pegada ha disputado su temporada más completa en el Benfica, con protagonismo en todas las competiciones, pero sin duda frente a Estonia se le notó la falta de ritmo, después de llevar parado más días que la mayoría de los internacionales españoles.

Con este panorama, las palabras que Luis Milla dedicó a sus jugadores antes de la disputa del partido tenían todo el sentido, el calendario hacía tiempo que se había acordado y tocaba disputar a muchos quilómetros de casa un encuentro en el que había que sacar la motivación como fuera. De todos modos, España dominó de largo el encuentro y no hubiese sido extraño un resultado más abultado.

La selección suma ahora 18 puntos gracias al pleno de victorias conseguido. A falta de dos partidos para cerrar la fase, el próximo sábado España podría ser matemáticamente primera si Suiza, segunda con diez, no vence en Croacia. Una vez clasificada, en otoño llegara el duro playoff que da acceso a la fase final.

ESTONIA: Meerits; Kulinits, Reintam, Artjunin, Podholjuzin; Tenno, Subbotin (Veis, min. 78), Kaljumae, Prosa; Peitre, Mool (Pebre, min. 68).

ESPAÑA: De Gea; Montoya, Planas, Bartra, Muniesa; Oriol Romeu, Koke, Isco; Sarabia (Illarramendi, min. 81), Muniain (Tello, min. 62), Rodrigo (Alvaro Vázquez, min. 72).

GOL: 0-1, min. 40: Isco.

ARBITRO: Dawid Piasecki (POL). Amonestó a Muniesa (min. 16) por parte de España.