Unai Emery, técnica y espectáculo

Es quizás uno de los entrenadores más peculiares que conocemos en la Liga BBVA, pasional y con amor a la profesión de entrenador, disfruta como un jugador más cada partido desde la banda. Siempre atento, mandando, corrigiendo y animando a sus jugadores. Sin duda, su mejor etapa la vivió en Valencia, en la cual, sin ganar ni un solo título, consigue un juego novedoso y versátil. Su próximo destino es un intento fallido, buscó aplicar su juego en la Premier League Rusa y no completó la temporada a los mandos del Spartak. El Sevilla le abre sus puertas y llega a la capital hispalense con ganas de volver a disfrutar de lo que es ser entrenador de fútbol. Desde VAVEL os ofrecemos lo que está dando de si su carrera hasta el día de hoy.

Unai Emery, técnica y espectáculo
Foto: Jaime del Campo.

Unai Emery nace en 1971 en Hondarribia, Guipúzcua, un 3 de Noviembre. Se da a conocer como entrenador en la UD Almería en la temporada 2006/2007, en ese mismo año iba a conseguir el ascenso a Primera División, más tarde acabaría octavo realizando una gran campaña. Tras tres años, Unai llevó a la UD Almería a luchar por puestos europeos, solo tres años después de su debut en Primera. Esto le hizo que equipos más grandes pujaran fuerte por él. Y así, el Valencia CF llamaría a sus puertas para más tarde ligarse al club valencianista con una duración de 2 años.

Su mejor etapa hasta la fecha, el Valencia CF

2008-2009

El comienzo no fue el mejor y el esperado por la afición, y es que el Real Madrid le arrebataría la Super Copa de España, título al que había logrado llegar a luchar gracias a la Copa del Rey conseguida por el club en la anterior campaña. La temporada en la Liga no fue del todo mala, conseguió mantener estabilidad y regularidad, un sexto puesto les clasificaría para la UEFA Europa League. En esta misma competición, el conjunto dirigido por Unai se apearía en dieciseisavos por el Dynamo de Kiev. Aquel Valencia que llegaba siendo el vigente campeón de la Copa del Rey,  se caería de la competición en los cuartos de final. Eliminatoria perdida frente al Sevilla FC.

César, Maduro, Baraja, Miguel, Villa, Albiol, Marchena, Mata, Vicente, Silva y Pablo Hernández. 

Repasas uno de aquellos onces más ultilizados por Unai Emery y encuentras a un Marchena retirándose en el Deportivo, a Mata como jugador nominado a ser el mejor de la Premier League, Silva, el encargado del juego del Manchester City, Pablo Hernández regalando goles en el Swansea galés o a Raúl Albiol como central (aunque suplente) en el Real Madrid. Por aquel entonces quizás una plantilla inmadura y que estaba empezando a dar los cracks que hoy en día vemos repartidos por Inglaterra y España. 

2009-2010

Todo empezaba a funcionar. La maquinaria de Unai Emery daba sus frutos tras sus primer año en la entidad che. Sí, es verdad que dejarían de un lado la Copa del Rey cayendo en los octavos de final frente al Deportivo. Que no llegaron hasta su objetivo en Europa siendo eliminados por el Atlético de Madrid en los cuartos de final de la Europa League, pero sí en Liga. "La regularidad es la clave del éxito", repiten muchos entrenadores de cara a la competición que la mayoría consideran la más importante, la Liga, y así fue. Ganando y ganando, con la afición de su parte y mostrando un juego agradable a la vista del espectador, el Valencia CF terminaría la campaña como tercero de la clasificación y obteniendo así una plaza directa para la Copa de Europa, objetivo marcado al comienzo de tal campaña. 

César, Bruno, David Navarro, Albelda, Mata, Villa, Pablo Hernández, Silva, Mathieu, Miguel y Ever Banega.

Pocos cambios, pero los hay. La llegada de David Navarro al centro de la defensa aportó la jerarquía necesaria. El trío formado por: Mata, Villa y Silva era mortal para el rival, temible para cualquier defensa, aunque todavia en proceso de evolución hasta lo que más tarde se convertiría cada uno. Mathieu llegó sin hacer ruido para pasar a se esencial en cada planteamiento del técnico, velocidad pura para la banda izquierda. Y Ever, un jugador distinto, calidad para la creación del juego, la pareja perfecta para Silva, técnica y pausa al medio che. El gran año de Unai Emery le llevó a la renovación con el Valencia CF.

2010-2011

Y con ello (aunque ya de atrás) los problemas económicos del club. Esto hizo que la plantilla de Emery se quedase tocada tras la salida de algunos de sus jugadores clave, como es el caso de David Silva (Manchester City) y David Villa (FC Barcelona). Con el dinero de ambas ventas el club pudo pagar algunas de sus deudas y también comprar a sustitutos para los puestos que más se habían resentido en la plantilla de Emery. En la Copa del Rey de nuevo la actuación del club fue corta, puesto que en octavos de final el Villareal le echaría de la competición. Tras su anterior tecera plaza y su consecuente puesto en la Copa de Europa de forma directa, llegaba el Valencia por aquel entonces con la ilusión de un niño pequeño con zapatos nuevos. Pasó la liguilla, pero en octavos se acabaría el sueño.

César, Bruno, David Navarro, Ricardo Costa, Jordi Alba, Albelda, Fernandes, Ever Banega, Mata, Mathieu y Soldado.

La veteranía del cancerbero César seguía siendo indiscutible, portero con experiencia y reflejos. Los primeros cambios los notamos en defensa, Unai descubre al talentoso (hoy en día de lo mejor del mundo en su puesto) Jordi Alba, desparpajo, velocidad, llegada... Un lateral completo, vamos. Ricardo Costa es fichado por el entidad para acompañar a David Navarro en el centro, pareja que cumplía, pero no duradera. Este año, llegan dos delanteros importantes al club, en los cuales se invertiría gran parte de los beneficios que la venta de David Villa había dejado en las arcas del club. El primero Aduriz, que salvo en la última época de Unai a los mandos del club, sería el suplente de Roberto Soldado, alma y espíruto valencianista que cumplió con creces la ausencia de David Villa. De nuevo el equipo finalizó la campaña en el tercer puesto, la regularidad impuesta por Emery se seguía viendo reflejada un año más y gracias a los buenos resultados cosechados en la Liga de nuevo el Valencia le daría el primer puesto de "la otra Liga". La directiva, su representante y él mismo, deciden continuar un año más al frente del proyecto que pese a las adversidades tan buen resultado le estaba dando. 

2011-2012

Con esto llegamos a su último año en la capital del Turia, por ambas partes y de buen hacer, como se despiden los caballeros. Un año que él mismo define como "el mejor de mi etapa en el club" iba a dar fín a todo eso. Desde los altos cargos del club se le exigía algo más, sabían de la dificultad de mejorar el tercer puesto en Liga pero bien es verdad que sus actuaciones en Copa y por Europa podían ser mejorables. Año en el que se produce algo histórico en el club, por tercera campaña consecutiva se iba a lograr alcanzar el tercer puesto en la Liga BBVA. Se le exigió mejorar los puestos en las Copas, pues bien, llevó al Valencia hasta las semifinales de la Copa del Rey que más tarde ganaría el Real Madrid. En la Europa League, de nuevo se verían las caras con el Atlético de Madrid, en la semifinal, a un solo paso de alzanzar el encuentro que te da opciones a soñar con el título, pero de nuevo cayendo eliminados.

Guaita, Miguel, Rami, Víctor Ruiz, Mathieu, Albelda, Ever Banega, Pablo Hernández, Jordi Alba, Sergio Canales y Soldado.

Caras nuevas y equipo mejorado el que tuvo a su disposición Emery para lo que más tarde sabríamos que era el final de un ciclo que comenzaba hace 4 años en un mes de Mayo. Guaita, portero de la casa y con la capacidad de llegar a cualquier rincón de su portería: hábil, con reflejos, bueno con el pie, joven... Savia nueva que se dice. Rami, un jugador de portentoso físico, fuerte al cruce para el centro de la zaga. Jordi Alba realizaría un año espectacular que le llevó de la mano a jugar la Eurocopa 2012 con la Selección Española. La plantilla más equilibrada del Valencia en manos de Unai Emery realizó una excelsa campaña. En verano, Emery decide abandonar el club en busca de nuevos retos porque "sentía que este proyecto ya había terminado". Con insignias y con su nombre escrito en la historia del club, vuela hacia Rusia con su próximo destino decidido, el Spartak de Moscú.

Valencia de Emery

 
Temporada Partidos Ganados Empatados Perdidos
2008/2009 54 26 14 14
2009/2010 56 28 17 12
2010/2011 50 26 12 12
2011/2012 60 27 15 18

Los cuatros años de Unai Emery están marcados por la regularidad. Apenas un partido más de victorias o menor en otros años durante las 4 campañas. En su último como técnico valencianista, el mayor número de derrotas, sin embargo, el año que alcanzó todos los objetivos.

En porcentajes

 
Temporada Partidos Ganados Empatados Perdidos
2008/2009 54 48% 26% 26%
2009/2010 56 50% 30% 20%
2010/2011 50 52% 24% 24%
2011/2012 60 45% 25% 30%

Corta etapa en Moscú, Rusia

Unai Emery emprende un viaje a tierras frías, lo opuesto al clima mediterraneo que tan bien le había sentado al de Guipúzcua. Con el objetivo de seguir mejorando como entrenador, ficha por el Spartak de Moscú. "Soñé despierto, igual que los aficionados, pensé que seríamos campeones de la competición rusa pero que tendría 2 años de margen", dice el propio Emery. Poco a poco los objetivos no se iban consiguiendo y la poca paciencia de la directiva moscovita terminó por cesar a Unai del cargo que le ligaba como entrenador del histórico Spartak. Duró 6 meses todo aquello, imposible hacer funcionar un proyecto con tan poco margen de tiempo.

Dikan, Kombarov. K, Pareja, Suchy, kombarov. D, Carioca, de Zeeuw, McGeady, Bilayetdinov, Dzyuba y Emenike.

Le gustaba a Unai Emery y así comenzó en su etapa como entrenador del Spartak este once titular, la llegada de McGeady y el gol de Emenike era de lo poco que se veía en aquel equipo. Fue cesado y una puerta en España se la abrió al cabo de un tiempo, el Sevilla FC. El Spartak se caracterizó por ser débil a la hora de los partidos importantes como en los duelos frente un rival directo, el Zenit. La prensa se fue poniendo en contra suya y todo el proyecto que tanto había soñado fue roto en apenas medio año.

Actualmente 100% implicado en su nuevo proyecto, el Sevilla

Poco menos de dos meses fue lo que duró el paro a Unai Emery, el técnico fue desde el principio el candidato número uno de Del Nido para ocupar el puesto de entrenador en el Sevilla FC tras la destitución de Michel por no cumplir desde el inicio de la temporada con los objetivos acordados al comienzo de esta. Emery incia así un proyecto que, de momento, tiene una duración de año y medio, lo que le queda de campaña más su posterior (2013/2014). A su disposición cuenta con una plantilla formada por 28 jugadores.

Plantilla: Alberto, Álex Rubio, Babá, Beto, Botía, Rabello, Cala, Campaña, Cicinho, Coke, Del Moral, Fernando Navarro, Fazio, Hervás, Gonzalo, Jesús Navas, Julián, Kondogbia, Maduro, Medel, Negredo, Palop, Perotti, Rakitic, Reyes, Spahic, Stevanovic y Trochowski (gravemente lesionado).

(Foto: alnorte.blogspot.com).