Luis Enrique: "Ante el Sevilla, no vamos a salir a especular"

El Celta se enfrenta mañana en Balaídos a un Sevilla que viene de conseguir seis victorias consecutivas en el campeonato de Liga.

Luis Enrique: "Ante el Sevilla, no vamos a salir a especular"
(Foto: Mundodeportivo.com)

El Celta vuelve a jugarse mañana los puntos en Balaídos frente a su afición. Los celestes, tras dos derrotas consecutivas ante Málaga y F.C Barcelona buscan reencontrarse con el triunfo para volver a sumar algún punto en su casillero. Luis Enrique ha vuelto a hacer un llamamiento a la afición para que el equipo pueda “reconquistar” el triunfo ante el Sevilla.

Sin embargo, aunque los celestes cuenten con el apoyo de una afición envuelta en un halo festivo y beligerante, el muro del Sevilla parece tan duro de atravesar como el de las mejores murallas francesas. Los hombres de Unai Emery están sumergidos en una increíble racha de seis victorias consecutivas. La última, en su feudo, y con remontada incluida, ante un Real Madrid que se jugaba la vida tras perder en el clásico sus opciones de hacerse con el liderato de Liga.  

Es más que evidente que el ascenso del Sevilla ha hecho replantear los objetivos de un club que, según el propio Luis Enrique, “antes tenía dificultades para entrar en UEFA y ahora está metido en la disputa por la Champions”. No obstante, el técnico del R.C Celta ha querido destacar que la situación de los suyos no ha variado: “Tenemos la misma idea, los mismos objetivos, las mismas ambiciones y un par de partidos menos. No ha variado nada ni el objetivo ni el planteamiento de final de temporada".

A pesar de la racha positiva de los sevillistas, Luis Enrique lanzó un mensaje de cara al encuentro de mañana sábado: “No vamos a salir a especular, vamos a salir a por el partido como hemos hecho últimamente”. El comentario también hace pensar que el míster se estaba dirigiendo a aquellos que criticaron su excesivo conservadurismo en Barcelona. El asturiano es consciente de que el encuentro de mañana en Balaídos será complicado, pero admitió que “el Sevilla es un rival motivante” y halagó el gran esfuerzo que está haciendo el conjunto andaluz: “Ha ido de menos a más, tienen un gran entrenador, buen trabajo de los jugadores, una plantilla amplia y están resolviendo muchos partidos incluso con facilidad”.  

Además de destacar el trabajo colectivo del equipo, Luis Enrique subrayó la importancia que tienen hombres como Bacca y Gameiro para crear jugadas individuales: “Son hombres difíciles de vigilar”, dijo el técnico del Celta.  Por otro lado, el entrenador asturiano también apuntó otra de las posibles claves en las que los suyos deben fijarse para desmontar el juego del Sevilla: el contragolpe. “Últimamente está llevando a cabo más situaciones para salir al contragolpe y hacer daño con los puntas y los jugadores que se incorporan desde segunda línea”.

A pesar de lo difícil que se presenta el panorama ante la visita de los sevillistas, Luis Enrique ha querido lanzar un mensaje de optimismo: “Yo le digo al aficionado de Balaídos que piense que somos duodécimos, que piense que le hemos ganado al Sevilla en su casa 0-1  y que vaya a Balaídos a ayudarnos a muerte porque lo necesitamos”.

La permanencia, a ocho partidos de distancia

Aunque el equipo venga de perder frente al Barça y el Málaga, parece más que posible salvar la categoría esta temporada. Luis Enrique insistió en que la situación del equipo es buena: “Muy mal no lo habremos hecho si somos duodécimos en la clasificación”. El entrenador del Celta se amparó en el hecho de que hay otros equipos que están por debajo y, por lo tanto, el Celta ha hecho méritos para estar orgulloso de su trabajo. 

El míster echó un vistazo atrás y comparó la actual situación del equipo con la de la temporada pasada, donde el Celta se salvo in extremis en la última jornada. "Yo firmaba esa situación", dijo Luis Enrique. Aunque el gijonés espera no tener que llegar a ese extremo declaró que "siempre que empiecen a surgir dudas se puede echar una vista al año pasado para ver lo que sufrió el Celta".

No obstante, el técnico del Celta insinuó que el equipo está cerca de conseguir su objetivo esta temporada y declaró: “Tampoco hace falta ser muy listo viendo los 8 partidos que nos quedan, sólo con que ganemos los partidos de los cuatro rivales directos ya está, pero eso no lo puede garantizar nadie”. Por último, el asturiano quiso dejar claro que en caso de que empiecen a surgir dudas siempre se puede “echar una vista al año pasado para ver lo que sufrió el Celta”.