Duelos en la pizarra del Clásico

Los dos mejores equipos del mundo frente a frente. Sus inagotables recursos en el juego ofensivo y defensivo dan para un sinfín de pizarras, alineaciones y estilos. Lo aprendido en anteriores enfrentamientos a buen seguro jugará un papel determinante en la que será, de momento, la última intentona por parte del Real Madrid para destronar a su eterno rival en la hegemonía del fútbol nacional.

Duelos en la pizarra del Clásico
Madrid y Barça protagonizan un nuevo envite este fin de semana

Existe la perenne tendencia de enfrentar siempre a los jugadores por posiciones en pos de dirimir quién es mejor en una misma función. De cara al próximo Clásico, esto se entendería con un Casillas-Valdés o un Cristiano Ronaldo-Messi...pero lo cierto es que muchos de los particulares duelos que se desarrollarán el sábado en el Santiago Bernabéu tendrán lugar, como es lógico, entre jugadores de posiciones contrarias: ataque contra defensa y, eso sí, un duelo titánico en el centro del campo.

La pasada temporada José Mourinho puso de moda el conocido trivote, un mediocampo formado por tres jugadores en el que Pepe, habitualmente central, subía a reforzar la labor de Xabi Alonso y Sami Khedira renunciando a un juego más ofensivo que relegaba a la figura de un delantero (Özil o Di Maria) al banquillo. La evolución en el juego del Real Madrid respecto de la pasada campaña y los buenos resultados de ello derivados (los blancos llegan tras una racha de 15 victorias consecutivas entre Liga y Champions League) hacen presagiar que el técnico luso pueda enfrentarse al Barcelona esta vez de un modo más igualado y sin modificar un esquema eminentemente ofensivo, un 4-3-3 según confirmaba el segundo entrenador del Real Madrid, Aitor Karanka.
 
La diferencia de puntos que separa este año a los dos grandes hace que los de Guardiola no puedan permitirse un nuevo resbalón en el Bernabéu, razón por la cual saldrán con todo su arsenal. Mucho se ha especulado sobre la posibilidad de saltar el estadio madridista con una defensa de 3, algo que no obstante podría ser muy arriesgado frente a la delantera más goleadora de Europa. El habitual 4-3-3 o incluso un 4-4-2 con un mediocampo en rombo se hacen, a priori, los sistemas más factibles. El Barcelona es el gran dominador del juego en el centro del campo, con lo que posiblemente puedan escorar hacia esa zona buena parte de su fútbol.
 
Defensa blanca vs delantera blaugrana
 
La recolocación de Sergio Ramos en su posición originaria de central tras la larga lesión de Ricardo Carvalho, ha dotado a la defensa blanca de una solidez indiscutible. El de Camas está trazando sus mejores actuaciones en esa posición junto a Pepe y la defensa madridista ha encajado sólo 10 goles en 14 partidos de Liga, 7 de ellos en casa, lo cual indica que curiosamente, el Madrid recibe menos goles en contra lejos del Santiago Bernabéu. Marcelo es también dueño indiscutible de la banda izquierda; pese a que muchos consideran que el brasileño rinde más en la faceta ofensiva y que sus subidas para doblar a Cristiano Ronaldo le hacen descuidar la defensa, ni siquiera el polivalente Fabio Coentrao parece haber amenazado su posición. La banda derecha es la que más rotaciones ha visto hasta ahora. El traslado de Sergio Ramos hacia el centro de la zaga han turnado el nombre del propietario de la banda diestra en la defensa del Real Madrid. Álvaro Arbeloa y Lass Diarra han sido sus ocupantes, cumplidores ambos dos, con solvencia.
 
De la delantera barcelonista hay poco que descubrir. 47 goles en 15 partidos dan una clara idea del potencial ofensivo de los Messi, Villa, Pedro, Alexis...En definitiva, de aquel que juegue en cada momento. Sin embargo algunos consideran que lejos del Camp Nou el Barcelona flojea y de hecho, de esos 45 tantos sólo 8 se han marcado lejos del feudo barcelonista. Messi sigue siendo la gran estrella de la delantera azulgrana y máximo goleador de la misma con 17 goles, los mismos que Cristiano Ronaldo (con un partido menos) y a su alrededor han ido rotando sus compañeros en ataque, sin notar en absoluto la alineación de uno u otro.Villa, Pedro, Alexis Sánchez o incluso la ultima gran perla de la cantera culé, Isaac Cuenca serán una prueba de fuego para la zaga madridista.
 
 
-Duelos destacados:
 
Pepe / Messi : A decir verdad lo previsible es que Leo Messi vaya a tener un electrizante duelo con toda la defensa madridista. La libertad de movimiento de que goza el astro argentino, sumado al óptimo rendimiento que desarrolla en cualquier parte del campo, hacen de 'La Pulga' uno de los hombres más imprevisibles del Barcelona. El pasado año, mediante el famoso trivote, Mourinho parecía haber dado con la tecla para desactivar al crack argentino, pues Pepe se había convertido en su sombra en el campo. Con el portugués algo más retrasado respecto del pasado año, resultará interesante comprobar si Messi será capaz de encontrar el espacio para colarse entre la sólida defensa que Pepe ha conformado con su compañero, Sergio Ramos. En un hipótético 4-3-3 o incluso en un 4-4-2, el argentino se vería apoyado por el trabajo de su centro del campo, enfrascado también en la labor de abrirle espacios molesando a sus marcadores.
 
                                        
 
Arbeloa / Villa: El desplazamiento de Ramos al centro de la defensa le ha otorgado a Arbeloa la titularidad del lateral diestro. Menos dado a las subidas ofensivas, Arbeloa centrará sus esfuerzos en contener a David Villa, que si bien no atraviesa su mejor estado de forma, es siempre un jugador peligroso y rápido. Lass es la otra opción en el lateral derecho, pero a priori, la mayor estabilidad del jugador salmantino le supone un punto a favor.
 
                        
 
Marcelo / Alexis: Choque igualado en la banda zurda. Marcelo es un jugador de corte ofensivo al que muchas veces le cuesta volver a su posición tras un ataque fallido. En contraste con la velocidad de Alexis, eso puede suponer un handicap para los blancos y un plus para los culés. No obstante, la labor del interior que jugase por delante del brasileño en esa banda, tendría como objeto su asistencia en labores defensivas, unas labores defensivas en las que, no obstante, Marcelo deberá aplicarse con vehemencia. 
 
                                      
 
 
Delantera blanca vs defensa azulgrana
 
La contundencia goleadora de los hombres de José Mourinho ya fue su punto fuerte en la pasada temporada, en cuyos 'Clásicos', no obstante, no hizo precisamente gala de ella. Los blancos llevan un gol más a favor que los azulgrana, 49 tantos anotados en los 14 partidos disputados, de entre los cuales 28 se han materializado en el Santiago Bernabéu.
 
Si el año pasado era Cristiano Ronaldo el máximo exponente en la faceta goleadora hasta el punto de alzarse con la Bota de Oro europea, batiendo además el record de goles en Liga, este año existe una mayor igualdad entre el inagotable hambre de gol del luso y sus compañeros en la delantera, Benzema y Gonzalo Higuaín. Es previsible que sea el crack francés el que salte al terreno de juego para tratar de aprovechar su capacidad de asociarse con sus compañeros y participar en la combinación del balón, no limitándose sólo a marcar, sino a dar también importantes asistencias. Flanqueado además por un Di Maria en estado de gracia y un Cristiano Ronaldo que podría, incluso ocupar la posición de delantero intercambiándose también con el galo. 
 
A su vez la defensa barcelonista es la menos goleada de toda la Liga. Con 15 encuentros disputados, los de Josep Guardiola han encajado 7 goles, eso sí, todos lejos del Camp Nou. Mucho se ha especulado sobre la posibilidad de que los culés jueguen en el Bernabéu con 3 defensas, aunque el 4-3-3 también ha sido uno de sus esquemas más utilizados. Tras la polémica acontecida con la cartulina amarilla que vio Piqué, la duda reside en saber si el catalán acompañará a Puyol en el centro de la zaga barcelonista, una retaguardia que se ha visto salvaguardada por diversos nombres durante la temporada. La banda derecha, eso sí, es propiedad de Dani Alves, quien aporta también un valioso bagaje en la faceta ofensiva y que tendrá, no obstante, un arduo trabajo frente a la letal banda izquierda del Madrid. 
 
Di Maria / Alves: El habitual dueño en la banda izquierda en el Real Madrid es Cristiano, máximo goleador de la pasada campaña y de la presente, junto a Leo Messi. No obstante en el balance de clásicos disputados en los que portugués y brasileño se han visto las caras, Alves parece resultar un claro vencedor. Por esta razón, y dada la polivelencia que caracteriza tanto a Ángel Di Maria como al propio Cristiano Ronaldo, Mourinho podría optar por intercambiar sus posiciones en el campo. La mayor predisposición del jugador argentino del Real Madrid a la hora de bajar a apoyar en labores defensivas, supondría un plus para contener las continuas arremetidas de Dani Alves, uno de los mejores laterales del mundo. El '2' barcelonista deberá ser capaz de poner freno a la peligrosa banda izquierda del Real Madrid (principal foco de jugadas ofensivas del equipo blanco) sin que su faceta de ataque se resienta, algo factible esto último teniendo en cuenta el gran potencial físico de que goza el lateral blaugrana. Y no deberá luchar sólo contra Di Maria o Cristiano, ya que  Marcelo será el gran apoyo en el ataque blanco por esa banda.  Sin embargo el brasileño deberá afinar para contener la tromba de caudal ofensivo que pueden arrastrar tras de sí Pedro, o Alexis, además del  propio Dani Alves.
 
              
 
Cristiano/Abidal: El mayor goleador de la pasada campaña  y de la presente (junto a Messi). Cristiano goza también de una gran libertad de movimiento sobre el terreno de juego pero explota las mejores facetas de su fútbol entrando desde la banda y encarando la puerta en diagonal. Es entonces cuando saca el mejor partido de su capacidad de regate y su endiablada velocidad. ESta vez podría verse la caras con Eric Abidal, menos dado que su compañero en la otra banda a sumarse al ataque; jugador fuerte en defensa y rápido al corte, aunque sin una punta de velocidad que Cristiano Ronaldo, en su continuos intercambios con Di Maria, tratará de aprovechar. Con el cambio de posición en el campo entre Cristiano y Di Maria, el talón de Aquiles del portugués (su contribución en defensa) se vería reducido, ya que la banda más ofensiva del Barcelona es la derecha.
 
                            
 
Puyol / Benzema: El delantero del Real Madrid está en estado de gracia o, posiblemente, en su estado natural de forma después de haber dejado atrás los miedos e inseguridades iniciales que coartaron su juego durante sus primeros meses en el Madrid. Con la previsión de que el centro del campo barcelonista salga con las líneas muy juntas para efectuar con mayor facilidad su juego de toque, las características del crack francés podrían ser más convenientes que las de Higuaín. El galo tiene más facilidad para asociarse con sus compañeros y jugar en espacios cerrados. En el otro lado de este particular duelo, Puyol. El capitán del Barça es todo un baluarte en la zaga culé. No obstante las lesiones le mantuvieron apartado de los terrenos de juego en la recta final de la pasada campaña, hecho que Mascherano aprovechó para ofrecerle a Guardiola sus credenciales. 
 
                                     
 
 
Al lado del '5' blaugrana, podría estar, previsiblemente, Gerard Piqué, futbolista con gran envergadura, muy bueno en los balones aéreos gracias a su altura, providencial en el corte y con buen saque de balón. La polémica cartulina amarilla que no fue más allá le permitirá estar frente a Benzema y Cristiano.
 
 
Medio campo vs medio campo
 
-Duelo de "Xab/vi's"
 
Muchos son los que se muestran convencidos de que la batalla en el centro del campo será determinante en la inclinación de la particular balanza del Clásico. Los dos Xabi/Xavi son los directores de orquesta de los suyos y, especialmente en el caso del Barcelona, que luce su caraterístico fútbol de toque con gran circulación de balón, la figura del '6' será fundamental. Por tanto el madridismo puede marcar como factor clave la desactivación del extraordinario jugador barcelonista, tarea en absoluto sencilla. 
 
Por su parte el Real Madrid ha demostrado que la ausencia de Xabi Alonso (véase Sporting de Gijón - Real Madrid) se nota y el equipo pierde control y estabilidad en el juego de toque. No obstante si de algo se vanagloriaba Mourinho era precisamente de la capacidad de su equipo para poner en liza diferentes sistemas y ser capaz de alcanzar la victoria con más o menos brillo, con más o menos toque o con más o menos verticalidad y precisamente a ese último punto podría tratar de recurrir el Madrid para contrarrestar la superioridad de los barcelonistas en el medio campo: un fútbol más vertical, de ataque, de poca trancision aprovechando las bandas, e incluso un fútbol donde la gran  arma sea el mejor contraataque de Europa, posesión del Real Madrid.
 
                                 
 
-Busquets / Khedira: De salir el Barcelona con un rombo en el centro del campo, Busquets podría jugar por detrás de Cesc Fàbregas, con las líneas muy juntas y en un duelo de tú a tú contra el acompañante de Xabi Alonso, que en esta ocasión podría ser Sami Khedira. La misión del alemán, interceptar los pases de Busquets y tratar de trabar la salida del balón desde atrás. Khedira es un jugador eminentemente defensivo, sin demasiada visión de juego para meter el pase en el hueco pero su labor resulta muchas veces, tan silenciosa como eficaz al lado de un Xabi Alonso que tendrá que lidiar con el punto fuerte del Barça.
 
                           
 
 
Duelo de banquillos
 
Mourinho / Guardiola: Considerados los dos mejores entrenadores del mundo, cada uno se han erigido en abanderado de un sistema de juego diferente en procedimiento pero calcado en cuanto a resultado. El fútbol de toque, de paciencia, de búsqueda y perseverancia del Barcelona contrasta con el juego rápido, vertical, preciso y letal del Real Madrid. Dos metedologías que concluyen en los mejores números de Europa el pasado año y, enla presente campaña, hasta el momento. 
 
                              
 
Guardiola se ha erigido en el gran vencedor de los últimós clásicos, con la única salvedad de la Copa del Rey, que Mourinho logró conquistar en Mestalla para los blancos. No obstanten el portugués no se rinde y volverá a intentarlo. De nuevo los dos se ven la cara. Esta vez en el Santiago Bernabéu.
Duelo indirecto en las porterías: 
 
 
Duelo en la distancia
 
No se verán las caras pero Iker Casillas y Valdés serán, sin duda, dos de los nombres destacados del Clásico. Los dos guardametas menos goleados de la Liga estarán frente a las delanteras más goleadoras. 7 tantos ha encajado el barcelonista por los 10 de Casillas en 15 y 14 partidos respectivamente. Sus intervenciones, si bien son poco frecuentes en la mayoría de los partidos, sí suelen ser determinantes cuando la osadía de algún delantero rival es capaz de llegar hasta sus repectivas áreas. Frente a sí tendrán a los mejores delanteros del planeta pero la victoria de Barça o Madrid convertirá a uno en vencedor sobre el otro en el duelo más distante del Santiago Bernabéu.