Fuengirola, pionera en el fútbol femenino

Este año se cumplieron cuatro décadas desde que el Club Polideportivo de Fuengirola se convirtiera en el primer campeón oficioso de España de balompié femenino, con un equipo que demostró que el balón no era solo cosa de hombres.

Fuengirola, pionera en el fútbol femenino
Entrega de premios del Trofeo Fuengirola.

Hoy en día parecería increíble que el Fuengirola fuese el club referente en cuanto a fútbol femenino. Pero así fue hace 40 años, cuando el Club Polideportivo Fuengirola se impuso a grandes nombres como Valencia, Madrid y Barcelona.

Todo comenzó en diciembre de 1970, cuando a Ángel Castillo, por entonces secretario del alcalde, se le ocurrió organizar un partido de fútbol femenino con el objetivo de recaudar dinero para Navidad. El éxito fue absoluto: el encuentro logró llenar el estadio de la ciudad y entonces decidieron seguir jugando.

Todo empezó con un partido para recaudar fondos para Navidad. El éxito logrado les impulsó a seguir adelante

Las chicas contaban con una buena preparación, dado que ya practicaban otros deportes, e incluso estaban federadas en baloncesto. Así las cosas, Castillo se hizo cargo del equipo y empezó a enseñarles a dominar el esférico: “Usábamos balones de goma, porque corren más y son más difíciles de controlar”, recuerda el técnico.

El grupo lo formaban cerca de 20 féminas; la más pequeña apenas tenía 12 años, y la mayor, unos 24. A la excelente forma física que tenían las jugadoras hay que sumar su talento para los deportes, especialmente para el balompié, en el que destacaron allá por donde fueron, como así demuestran las crónicas de la época. “Cañete era un portento físico, y Paqui tenía una calidad excelente, driblaba a quien se le pusiera por delante”, cuenta Castillo, quien, curiosamente, acabó casado con una de sus pupilas: Rafi.

CP FuengirolaEl CP Fuengirola logró poner el nombre de la ciudad en el mapa gracias al trabajo y calidad de sus deportistas. Sin embargo, para ellas lo más importante era el buen ambiente que reinaba en el vestuario: “Lo que más recuerdo es lo bien que nos llevábamos todas: pequeñas y mayores”, afirma Carmen Ruiz, quien fue capitana, y que abandonó el equipo antes de su disolución porque “me eché novio y a él no le gustaba que jugase a fútbol”.

Asimismo, y a pesar del éxito que cosecharon, había chicas que jugaban de forma “clandestina”, como era el caso de Rafi Segura. “Mi familia no sabía que jugaba al fútbol porque no lo veían bien. Siempre me quitaba de las fotos y cuando marcaba algún gol, el entrenador cambiaba el nombre en el acta para que no apareciese el mío”, recuerda la exariete. Y es que hay que recordar que en 1971 España aún estaba sumida en la dictadura. El hecho de que una mujer practicase fútbol era algo poco común, y no ampliamente aceptado en la sociedad, lo que aún da más valor al hito alcanzado por el CP Fuengirola.

Ángel Castillo se hizo cargo del equipo, en el que algunas componentes jugaban de forma clandestina

El equipo compitió durante apenas un año, pero tuvieron tiempo de recorrerse gran parte de la geografía española y del extranjero. De hecho, las chicas de Castillo disputaron encuentros en Marruecos –que hasta fueron televisados- e incluso en Portugal, contra la selección lusa, a la que ganaron a domicilio.

Las jugadoras no ganaban dinero, pero viajaban normalmente en avión y tenían todos los gastos pagados: viajes, comida y equipación. Recibían de vez en cuando el apoyo del ayuntamiento de la ciudad y de algún que otro empresario del municipio, que les ayudaba a organizar tómbolas para recaudar fondos y poder seguir compitiendo.

Trofeo Fuengirola

El equipo ganó varios trofeos, aunque quizá el más importante fue el logrado el 28 de febrero de 1971. Se trata del Trofeo Fuengirola, llamado así porque fue precisamente en la ciudad malagueña donde surgió la idea de crearlo.

La competición se jugaba a doble partido, y en ella participaban la Peña Femenina Barcelonesa, el Sizam de Madrid y el Racing de Valencia, además del Fuengirola. Las costasoleñas ganaron a los tres equipos y se hicieron con el trofeo, en el que fue el primer campeonato oficioso de España de fútbol femenino.

La marcha de Castillo al Atlético de Madrid acabó con la historia del equipo

Las chicas demostraron no solo que podían jugar a fútbol, sino que su estilo no tenía nada  que envidiar al de los hombres. “A nuestro campo llegaron a venir hasta 25 entrenadores de Primera División, solo para ver cómo entrenábamos”, explica el entonces técnico del equipo, a lo que Rafi añade: “Hasta Matías Prats padre estuvo viéndonos”.

ECP Fuengirola en el Trofeo Fuengirola.l CP Fuengirola pudo haber seguido logrando éxitos, pero todo acabó cuando el impulsor de la idea y entrenador, Ángel Castillo, recibió una oferta para irse a Madrid y convertirse en el segundo ayudante del secretario técnico del Atlético de Madrid.

La marcha de Castillo, y el hecho de que algunas jugadoras empezaban a formar sus propias familias, propició la desaparición de este singular conjunto, que alcanzó el éxito de forma fugaz. El equipo de fútbol femenino del CP Fuengirola duró poco, pero logró un respeto y admiración que otros no consiguen en años y, aun más, siempre podrán decir que fueron las primeras campeonas oficiosas de España.

Homenaje

El pasado 31 de octubre se aprobó por unanimidad en el Pleno de Fuengirola el reconocimiento de la labor realizada por el equipo de fútbol femenino del Club Polideportivo Fuengirola.

Aún no se ha fijado fecha, pero está prevista la celebración de una ceremonia, a la que se espera que asistan las componentes del equipo, algunas de las cuales viven ahora fuera de Málaga.

Asimismo, se pretende realizar un partido homenaje con las jugadoras del actual equipo femenino.

 Partido del CP Fuengirola