Bilbao Athletic 0-0 Arandina: Los cachorros se complican el play off

El Bilbao Athletic empata ante la Arandina en un duelo transcendental para optar al play off de ascenso a categoría de plata. Ambos se jugaban parte importante de la temporada. El equipo de Aranda de Duero se encuentra en puestos de descenso y los tres puntos eran vitales para salir de la zona de abajo. Pese a que el duelo acabó sin goles, el millar de aficionados que asistieron a Lezama pudieron disfrutar de un partido vistoso y con muchas ocasiones. La falta de tino por parte de los dos conjuntos fueron los únicos culpables de que el electrónico no sumara ningún número al casillero.

Bilbao Athletic 0-0 Arandina: Los cachorros se complican el play off
Bilbao Athletic
0 0
Arandina C.F
Bilbao Athletic: Serantes; Ramalho, Etxebarria, Albizua, Saborit, Eguaras (Min. 84, Morán); Eizmendi, Ruiz de Galarreta (Min. 62, Goti), Eraso;Peña (Min. 71, Jonxa); Guillermo
Arandina C.F: Alex; Izquierdo, Gabi, Cabezas (Min. 84, Mario), Dela (Min. 75, Oskitz) (Min. 77, José Ángel); Gabri, Marcos, Joaqui, Vergara; Koke, Pacheta.
ÁRBITRO: Moro Sánchez (asturiano). Amonestó a los locales Eizmendi y Morán y a los visitantes Marcos y Cabezas.
INCIDENCIAS: Lezama. 900-1000 espectadores

Domingo como los de antes, domingo de fútbol en Bilbao. No había partido en San Mamés, es más, hacía escasas horas que el primer equipo rojiblanco había encajado una derrota en el Camp Nou ante el todopoderoso Barcelona. Pero no era día para ver a los leones, famosos ahora por toda Europa, tocaba ver a los cachorros. El Bilbao Athletic se enfrentaba a las 17.00 horas contra la Arandina, partido vital para mantener las opciones de jugar el play off de ascenso a Segunda División. La afición respondió, casi 1000 aficionados se acercaron a las instalaciones de Lezama para ver ‘’al futuro’’ del primer equipo bilbaíno.

El cansancio hace llaga en los bilbaínos

El partido se inició con el silbido del trencilla asturiano, Moro Sánchez. Los cachorros cogieron las riendas del partido y protagonizaron las primeras acciones de peligro por mediación de Enric Saborit y Alain Aizmendi. El Bilbao Athletic no aprovechó una gran jugada de Guillermo, que pudo ser el primer gol para los de Vizcaya. Uno de los puntales del filial, Ruiz de Galarreta, se contagió de la falta de acierto del resto del equipo y no estuvo muy fino de cara a puerta. Tras una media hora en el que el equipo de Ziganda gobernó con mano de hierro, la Arandina se animó al término del primer tiempo debido al cansancio de los jóvenes rojiblancos. Koke y Victor lo intentaron para los de Aranda, pero la ocasión más peligrosa sucedió en una salida errónea del portero rojiblanco Serantes, que Gabri remató por encima de la portería totalmente solo.

Más de lo mismo

Como si de un deja vu se tratara, los de Lezama volvieron a salir con más empuje que sus rivales, haciéndose notar el descanso en las piernas del equipo local. Una falta botada por Eguaras y un cabezazo de Etxebarria que despeja Gabri a su propio larguero, fueron las ocasiones más claras para los cachorros. Con el Bilbao Athletic volcado al ataque, Cabezas ejerció de salvador y despejó un balón suelto en el área , donde el joven Guillermo podría haber marcado a placer tras un rechace del portero arandino. Con el paso de los minutos y el empate a cero, la Arandina se lanzó al ataque en busca de sus posibilidades. Una falta lanzada por Koke y un contraataque entre Pacheta y Vergara que se quedó en nada tras dejarse el balón atrás, fueron las opciones más claras que tuvo el equipo visitante para ganar el partido. A destacar el gran partido que hizo el precoz delantero de 18 años, Guillermo Fernández y la lesión del jugador guipuzcoano Oskitz Estefanía que se acababa de recuperar de dos lesiones de gravedad.

Futuro complicado para ambos

La Arandina está a tres puntos de la salvación que marca el filialtxuriurdin empatado a puntos con el Palencia. A falta de seis partidos, la salvación acontecerá como un camino muy difícil dónde en el horizonte solo se deslumbran dos partidos asequibles (Burgos y Lemona) y cuatro muy complicados (Logroñés, Salamanca, Ponferradina y la sensación de la categoría de bronce y semifinalista de Copa, Mirandés). Bien sabida es la tremenda dificultad de Segunda División B, donde ningún partido se puede dar por ganado. En contraposición, el Bilbao Athletic vive en una situación tranquila en cuanto a la permanencia, pero muy lejana para la promoción de ascenso. El filial rojiblanco ocupa el octavo puesto de la tabla a nueve puntos del sorprendente Amorebieta, cuarto con 55 puntos y de momento, clasificado para la ronda eliminatoria de ascenso. Los seis partidos que le restan al segundo equipo del Athletic son el Guijuelo, Zamora, Segoviana, Amorebieta, Palencia y Sestao River, equipos que, sin ninguna duda, pondrán en dificultades a los chicos de Ziganda. Por lo pronto, la próxima jornada será un partido vital para saber si los bilbaínos optan a intentar alcanzar esos puestos de ascenso en el Estadio Municipal de Guijuelo. Sirviendo como precedente, pero no como ejemplo para el futuro, el Bilbao Athletic perdió 1-3 ante su próximo rival en Lezama en el partido de ida.

Estableciendo un paralelismo con el primer equipo, al que la cuarta posición también le queda a nueve puntos, los chicos de Lezama no dejarán de luchar hasta que las posibilidades sean matemáticamente imposibles, al igual que sus homólogos en el primer equipo. Un sentimiento de lucha y constancia, que sea en el primer o segundo equipo, lleva impregnado en el club desde los albores de su fundación.

Resumen del encuentro: