Jugar a acertar

Jugar a acertar

La reunión en Ibaigane entre Bielsa y la junta directiva del Athletic ha dado para mucho. Para tanto, que los titulares cambian cada pocos segundos, buscando la primicia que luego dé derecho al "como ya adelantamos"

El aficionado rojiblanco vive en estas horas momentos de incertidumbre. Tras la rueda de prensa dada por Marcelo Bielsa el pasado jueves, donde se mostraba descontento con las obras en Lezama, el Athletic emitía un comunicado donde aseguraba no estar de acuerdo con la opinión del técnico. Pocas horas después de que se conociera dicho comunicado, saltaba la noticia de que en Ibaigane había sido convocada una reunión del cuerpo técnico y la directiva. Horas más tarde, saltaba el rumor: Bielsa abandonaba el Athletic.

Mientras, para adelantar tal rumor, la única prueba que se podía aportar era la imagen de Marcelo Bielsa saliendo del palacio de Ibaigane, del que Josu Urrutia salía también sin hacer declaraciones. Ni uno ni otro abrían la boca respecto al tema, si bien los titulares al respecto eran incendiarios: "Bielsa renuncia", "Bielsa se marcha", "Bielsa deja el Athletic".

Sin embargo, pasaban los minutos sin una declaración oficial o un comunicado en la web del club. Y como a veces es tener la primicia lo más importante, los titulares cambiaban de forma: "Bielsa se queda", "Bielsa sigue", "Bielsa continúa". ¿La prueba? Pues no hay, claro.

¿No es acaso más fácil esperar al momento en que se conozca la realidad y dejar de especular con tal de tener la primicia? ¿No es más sencillo dejar que las cosas sucedan y luego, contarlas? Si no, ¿qué es el periodismo, una forma de poder decir "como adelantamos..."?

Hasta que no se pronuncie el club o el técnico, no sabremos la decisión que se ha tomado en la tarde de este viernes en las oficinas de Ibaigane. En el caso de que no haya ningún comunicado oficial, el tiempo nos dirá lo que ha pasado. No cuesta tanto. Es simplemente esperar. Y, citando a Paulo Coelho, "come a la hora de comer, y camina a la hora de caminar". Es decir, cada cosa a su tiempo.