Iban Zubiaurre, cedido al Salamanca

El Athletic y el Salamanca han llegado a un principio de acuerdo para la cesión del lateral derecho de Mundaro

Iban Zubiaurre, cedido al Salamanca
Iban Zubiaurre en un entreno con el Athletic | Fuente: Deia

El lateral derecho del Athletic, Iban Zubiaurre, jugará en el Salamanca en calidad de cedido esta próxima temporada. El jugador se reunirá con sus nuevos compañeros esta tarde y su presentación se efectuará mañana en un horario aún sin confirmar.

Se podrían escribir páginas y páginas sobre la carrera futbolística de Zubiaurre, aunque no precisamente de sus cualidades o logros deportivos. Iban Zubiaurre Urrutia (Guipúzcoa) nació en Mendaro el 22 de enero de 1983. Se formó en las categorías inferiores de la Real Sociedad, club con el que debutó en Primera División en la temporada 2004-2005. Esa misma temporada, Zubiaurre dio un paso adelante para recalar en el Athletic en lo que aconteció como uno de los fichajes más polémicos de la historia del club blibaíno.  ‘’El caso Zubiaurre’’, se le llamó posteriormente.

El caso Zubiaurre

La polémica  vino precedida por la ejecución de una clausula de ampliación estipulada en el contrato del guipuzcoano, que permitía que se prorrogase unilateralmente su vinculación con el club un año más. En ese preciso momento, la directiva txuriurdin, con Roberto Olabe como director deportivo, había prometido a Zubiaurre respetar su decisión, con lo que Iban negoció y finiquitó su llegada a la capital vizcaína.

Toda esta trama se produjo en los últimos días de junio de 2005, cuando la directiva y la dirección técnica abandonaron el club y dejaron paso a Miguel Fuentes Azpiroz como nuevo mandatario blanquiazul. Horas antes, desde el Athletic se anunciaba el fichaje del de Mendaro. Con una nueva directiva al frente del club txuriurdin, la promesa de Olabe no era más que papel mojado, no servía para nada.

Tras un largo toma y daca entre ambos clubes donde la Real reclamaba que se abonase la  cláusula del jugador  (30 millones), y los vizcaínos traer al jugador a coste cero como se había acordado; el tema acabó en los tribunales.  Tres años después, en junio del 2008, el Tribunal Supremo dictaminó a favor de que el Athletic abonara 5 millones en relación al fichaje del lateral, y no los 30 de la clausula que pedían los guipuzcoanos. Esta sentencia puso en tela de juicio la validez de las clausulas de rescisión, única protección para los jugadores de algunos clubes como los propios protagonistas, que utilizan una potente política de cantera.

Futbol, poco

Iban Zubiaurre solo ha jugado cuatro partidos con el primer equipo del Athletic desde su fichaje, y únicamente uno de ellos entero, donde también fue titular. En los tres partidos restantes, salió desde el banquillo. Parece ser que desde que Zubiaurre diera un paso adelante  en aquel –ya- lejano verano de 2005, todo se ha complicado para Iban. Aunque se asentó como lateral derecho titular en su último año como txuriurdin, los entresijos de su fichaje lo dejaron una temporada en el dique seco, lo que, presuntamente, cortó su progresión.

Aunque posteriormente fue cedido al Elche en la 2008-2009 y al Albacete en la 2010-2011, la carrera de Iban nunca ha vuelto a ser la misma.  Su fichaje, es considerado para  muchos, como el peor de toda la historia del Athletic. ‘’El caso Zubiaurre’’ no perjudicó únicamente al jugador guipuzcoano, también se saldó con la dimisión del presidente  , Fernando Lamikiz.  Aunque el club no tuvo que pagar la clausula, los 5 millones que pagó el club , sitúan a Zubiaurre como uno de los fichajes más caros de la historia del Athletic. De modo que su ''coste'' se pudiese digerir de forma más amena, el lateral firmó hasta 2014, restandole aún dos años de contrato.

Presente y futuro

Con Marcelo Bielsa las cosas tampoco fueron a mejor, descartado nada más llegar, Zubiaurre no solo ha sufrido problemas físicos. Iban no ha sido un jugador afortunado que se diga; su padre sufrió un proceso que le obligó a ‘’desconectar’’,  una enfermedad de inflamación del intestino debido al estrés y la ansiedad perjudicó su regularidad física,  y sus lesiones  en el hombro y una pubalgia acabaron de trastocar la evolución del jugador.  Deportivamente hablando, en su última temporada como cedido en Albacete, apenas jugó y su equipo descendió a Segunda División B. El futuro del jugador de Mendaro no es precisamente halagüeño, pero seguro que desde Salamanca, se espera que Iban vuelva a ofrecer esos destellos de calidad que llamaron la atención de la directiva rojiblanca hace ya más de un lustro.