El Athletic pone fecha límite a Llorente y Amorebieta

El Athletic pone fecha límite a Llorente y Amorebieta

El club ha comunicado a ambos una fecha límite para responder a la oferta que se les ofrece desde la entidad bilbaína

Ultimátum a Llorente y Amorebieta.  El Athletic ha cogido la sartén por el mango y ha establecido una fecha tope para que los jugadores se pronuncien sobre su futuro. Esta deadline supondrá que, Llorente y Amorebieta, deban responder a las ofertas que les ha ofrecido el club, o por el contrario, decidan cambiar de aires y contactar con otros clubs.

Se acabó el tira y afloja que han venido practicando ambos jugadores desde hace meses con su renovación, pues el club inició el contacto con ambos futbolistas con un plazo de tiempo –cuanto menos- holgado. El contrato de los dos tocayos expira el próximo 30 de junio, aunque a partir de enero tendrían total libertad para negociar con otros equipos. El Athletic ya ha puesto las cartas sobre la mesa, según ha comunicado el club, la entidad no atenderá a nuevas peticiones de los futbolistas ni a negociaciones ya que se considera que ha habido tiempo suficiente para recibir dichas propuestas.

La transparencia de los movimientos del club es total, se manejan cifras bastante exactas sobre las ofertas que se han ofrecido a los dos futbolistas. Por otro lado, la estrategia de Llorente y Amorebieta no es tan clara. Teniendo en cuenta los movimientos de ambos, parece que a ninguno de los dos les incomoda la situación actual, en la que probablemente, crean que cuanto más tiempo pasa, más dominan la situación en detrimento del Athletic.

200.000 euros separan a club y jugador

El presidente, Josu Urrutia, ya se pronunció al término de la pasada temporada. ‘’El club está haciendo un esfuerzo más que suficiente para que siga’’, explicó en relación a la renovación de Llorente. En el caso de Amorebieta, el desencuentro es también, económico. Las pretensiones del venezolano responderían a la mejora de su contrato en medio millón más de euros. Actualmente cobra 1,5 millones de euros, y el club ‘’únicamente’’ le propuso cobrar 1,7, una cifra bastante alejada del deseo de Amorebieta. Finalmente, el club, con el deseo de conservar al futbolista y zanjar la renovación, le ofreció 1.8 millones de euros. Y si el Athletic sigue con su idea de no titubear un ápice más frente a los deseos de los futbolistas, la oferta será esa.

Llorente, dos millones más

Lo de Llorente merece especial mención.Tras su magnífica campaña siendo el principal baluarte ofensivo del equipo, era de suponer que el jugador pediría una subida substancial de su contrato. Actualmente, Llorente cobra 3.5 millones de euros por temporada, y el club acabó ofreciéndole un millón más, situando su ficha como la más alta de la plantilla en 4.5. Chus Llorente, hermano y representante del jugador criado en Rincón de Soto, pidió a la entidad rojiblanca que su renta aumentara en dos millones más que en su actual contrato, es decir, que Fernando Llorente pasara a recibir 5.5 millones de euros por campaña. ''Tiene delito'' teniendo en cuenta que solo tributaría el 24% de su sueldo a diferencia del resto de territorio nacional, donde tributaría el 52% o –incluso- si jugara en el Barça, por ser en territorio catalán, hasta el 56%.

Cabe destacar que con su inclusión en la lista de integrantes para la pasada Eurocopa, se esperaba que su cotización aumentara. El club decidió, antes del inicio de la competición, que no importaba el papel ni cómo jugase Llorente con la selección, su oferta seguiría siendo la misma. Un punto de confianza más por parte del club, que demostró cumpliendo su palabra tras la ‘’participación’’ de Llorente en Polonia y Ucrania donde -sorpendentemente- no disputó ni un solo minuto.

Futuro incierto, pero con esperanza 

En definitiva, el club no cambiará su posición ni su oferta por Llorente y Amorebieta. Habrá que ver la respuesta de ambos futbolistas a este toque por parte del club. Más no se puede hacer y aunque la decisión de renovar es de los jugadores, el Athletic ha dado la vuelta a la tortilla y ha tomado el control de la situación. Sin duda, esta semana será clave para la evolución o por el contrario, el fenecimiento de la carrera de ambos en el Athletic Club de Bilbao.