El Betis toma San Mamés en un partido loco

El Betis toma San Mamés en un partido loco

Athletic y Betis protagonizaron el que probablemente será el choque más espectacular de esta primera jornada de Liga. Los de Pepe Mel sumaron los tres puntos en un partido que acabaron ganando 3-5 después de que el Athletic les igualara un 0-3. Los bilbaínos dieron buenas sensaciones en la segunda parte, pero defensivamente hicieron aguas

Athletic
3 5
Betis

El Athletic no afrontaba el debut liguero en el mejor de los escenarios posibles. Sumido en una profunda crisis institucional y social a raíz de la no renovación de Fernando Llorente y el presumible fichaje de Javi Martínez por el Bayern de Munich, las ausencias de los dos campeones europeos no eran la única preocupación. Marcelo Bielsa tampoco pudo contar con Amorebieta, Aurtenetxe y Muniain, además de tener a Herrera y Aduriz entre algodones. Todo esto, unido al malestar y desconfianza generalizada entre los aficionados por la convulsa pretemporada, parecía una losa demasiado pesada.

Y durante los primeros 45 minutos lo fue. El Athletic realizó una de las primeras partes más esperpénticas que se recuerdan por Bilbao. El problema no fue de mecanismos, sino de ejecución. Los de Bielsa tuvieron la posesión y no traicionaron ni uno de los patrones que les catapultaron a ser portada de los tabloides de medio mundo hace unos meses.

Pero una cosa fue lo que la cabeza pensaba y otra muy distinta lo que las piernas resolvieron. La falta de profundidad,  un sinfín de errores en el pase y movimientos descoordinados permitieron a un Betis serio pero no superlativo irse con tres goles de ventaja al descanso.

Gran culpa del resultado estuvo focalizada en la inoperancia del centro del campo, donde Ander Iturraspe fue el mayor reflejo de la impotencia. Un error del vizcaíno provocó el primer gol del Betis en el minuto 6, después de que Beñat (soberbio hoy) le robara la cartera para servirle el gol en bandeja a Rubén Suárez, que sigue con su olfato intacto. Perdido a la hora de ejercer de nexo entre defensa y ataque, el Athletic se ahogó sin su guía en la creación. Tal fue la inoperancia del mediocentro que Bielsa le sustituyó en el minuto 22 por el jovencísimo Iñigo Ruiz de Galarreta.

No había tenido tiempo el canterano de respirar el aire de la primera división cuando el Betis volvió a golpear. Esta vez fue Jorge Molina quién remató un pase de Juan Carlos tras una contra de libro. Por si eso no fuera suficiente, cuatro minutos después Beñat, criado en Lezama y pretendido por el Athletic, puso más tierra de por medio con un disparo desde fuera del área ante la pasividad de la defensa bilbaína.

Así acabó la primera parte, con el Betis saboreando los 3 puntos y el Athletic navegando como un barco a medio hundir en un mar de dudas.

Reacción vasca

Pero en la segunda parte todo cambió. Bielsa dio entrada a Ibai por Herrera (cuyo estado de forma es preocupante) y a Aduriz por Toquero. La entrada del delantero guipuzcoano fue vital en la reacción bilbaína. De Marcos se situó de lateral, Iñigo de mediocentro e Ibai, Galarreta, Ismael y Susaeta alternaron las posiciones por detrás del punta. Con una referencia arriba, la estructura se asemejaba bastante más a la de la temporada pasada. El equipo mejoró considerablemente.

En apenas dos minutos, un excelente pase entre líneas de Aduriz lo aprovechó De Marcos para recortar diferencias.  A partir de ahí los leones se volcaron sobre la portería de Fabricio con centros y córners. Para entonces los jugadores ya habían olvidado aquello de atacar y defender con el balón. Con un juego directo y sin tantos intermediarios lograron empatar el partido en media hora, el mismo tiempo que necesitó el Betis para hacer sus tres goles en la primera parte.

La fórmula del empate vino gracias al balón parado, arma predilecta del Athletic desde su nacimiento en 1898. Dos saques de esquina de Ibai y dos remates de San José a la red. La sucesión de acontecimientos se asemejó mucho a la de hace 7 años, cuando la conexión entre Yeste y Urzaiz en los córners sirvió para levantar un 0-3 verdiblanco. A diferencia de entonces, esta vez no se produjo la remontada.

Cuando parecía que la balanza se decantaba a favor de los rojiblancos, llegó un nuevo jarro de agua fría en forma de gol. Pozuelo, tras una gran jugada de Cañas, adelantó a los andaluces 4 minutos después. Ya al final, y con el Athletic roto, Jorge Molina volvío a batir a Iraizoz a pase de Pereira.

En un partido con más goles que fútbol, el Betis transmitió buenas sensaciones tras ganar en uno de los campos más difíciles de la Liga. El equipo de Mel demostró tener una pegada abrumadora, algo que le dará muchos puntos en las próximas jornadas.

Por su parte el Athletic deja más sombras que luces. Si bien en la segunda parte los de Bielsa demostraron tener argumentos para la ilusión, el nivel defensivo fue realmente pobre y el centro del campo brilló por su ausencia. A medida que el panorama de Llorente y Javi Martínez se aclare y se recuperen efectivos (y ante la posible llegada de fichajes) todo debería mejorar. Tiempo hay de sobra para hacerlo.

Ficha técnica:
Athletic: Iraizoz; Iraola; Gurpegui, San José, Iñigo Pérez; Iturraspe (Ruiz de Galarreta, min. 22); Susaeta, De Marcos, Ander Herrera (Ibai, min. 45), Ismael López; Toquero (Aduriz, min. 45)
Betis: Fabricio; Chica, Paulao, Dorado, Nacho; Beñat (Pozuelo, min. 73), Rubén Pérez, Agra (Cañas, min. 60), Juan Carlos (Pereira, min. 77); Rubén Castro, Jorge Molina
MARCADOR: 0-1, min. 6, Rubén Castro. 0-2 min. 26, Jorge Molina. 0-3, min. 30, Beñat. 1-3 min. 48, De Marcos. 2-3, min. 66, San José, 3-3, min. 76, San José. 3-4, min. 80, Pozuelo. 3-5, min 86, Jorge Molina.
ÁRBITRO: Teixeira Vitienes (colegio cantabro). Amonestó a Rubén Castro (min.43), San José (min.49), Beñat (min.58) y Aduriz (min.90+)
INCIDENCIAS: 36.000 espectadores en San Mamés