Athletic Club de Bilbao 2012/13

Athletic Club de Bilbao 2012/13

El Athletic vuelve a la competición liguera en un estado más bien confuso. Tras una temporada de ensueño donde los leones llegaron a la final de la Copa del Rey y de la Europa League, cayendo derrotados en ambas, el periodo estival no trajo consigo mejores noticias a la ciudad bilbaína. Javi Martínez y Fernando Llorente expresaron su deseo de abandonar la disciplina del club en un ambiente más que convulso por problemas internos entre entrenador y presidente.

Eclipse de sol en el Botxo. El Athletic Club de Bilbao encara un año complicado y con muchos enigmas por resolver. Tras la magnífica campaña cosechada la pasada temporada, parece mentira que el equipo y la ciudad en sí se vea inmersa en un mar de dudas que dividen a la propia afición. Despues de las dos finales perdidas por sendos tripletes ante FC Barcelona y Atlético de Madrid, la afición se volcó con el equipo y la entidad más que nunca, pues no importaba el resultado, la hinchada bilbaína se lo había pasado de miedo con el equipo y todos habían disfrutado como niños de los triunfos en Manchester, Gelsenkirchen y Lisboa dando verdaderas exhibiciones futbolísticas. En definitiva, no pasaba nada, porque a éste equipo le quedaban muchos quilómetros y sabían que volverían a pelear en la siguiente temporada con nuevos jugadores que aumentarían el fondo de armario, y por tanto, las posibilidades de ganar algún título.

Rotura de relaciones entre Bielsa y Urrutia

La oscuridad se sobrepone a la luz. Desde que la temporada acabara con la final de la Copa del Rey, la luz se apagó en Bilbao. El verano dejó paso a un eclipse que se sobrepuso a todo lo conseguido por el equipo durante el año. Así, desde que el periodo estival diera comienzo, el aficionado rojiblanco no ha podido pegar ojo tranquilo ni una semana siquiera. Desde el primer momento, antes incluso que la Eurocopa, ya se empezó a hablar de la posible no continuación de Bielsa en el banquillo rojiblanco. La afición, que veía que sus ilusiones de cara a la temporada 2012-2013 se podían truncar, mostró su afecto y apoyo a la continuación de Bielsa como técnico rojiblanco. Pues el estilo y el sistema táctico de Bielsa revolucionaron a un Athletic que nunca vio mover la pelota así por el verde de San Mamés.

La confirmación de Bielsa como entrenador se solapó con los rumores de la posible salida de las dos estrellas bilbaínas, Fernando Llorente y Javi Martínez. Antes de que estos rumores fueran realmente palpables y no simples columnas de humo avivadas por los periódicos y su falta de información veraniega, apareció el conflicto entre el presidente Josu Urrutia y Marcelo Bielsa.

El técnico rosarino, que demandó una completa modernización y remodelación de las instalaciones de Lezama para poder trabajar según las condiciones que él consideraba óptimas, tuvo un encontronazo con los trabajadores de la constructora encargada de las ‘’obras de Lezama’’. El mismo Bielsa reconoció que se había equivocado en su reacción pues según reconoció él mismo, ‘’llegaron a las manos’’. Aunque aún así, justificó su acción dado que la constructora ‘’no había cumplido los plazos previstos y estaba estafando al club’’. A todo esto, el presidente rojiblanco, Josu Urrutia, compareció ante los medios disculpándose ante la constructora y reconociendo que las obras ‘’iban por buen camino’’, instantáneamente, Bielsa, siempre peculiar, abrió un perfil de Facebook y manifestó su malestar por las declaraciones del presidente donde se sentía maltratado, según el propio Bielsa, no iba a permitir que lo tratasen como ''mentiroso''. Aunque sentenció y aclaró que seguiría entrenando al Athletic, esto aconteció como una rotura de relaciones entre presidente y entrenador.

Mercenarios Kanpora: Javi Martínez y Llorente

Una vez ‘’solucionado’’ el tema entre entrenador y presidente, los rumores se seguían sucediendo, aunque éstos se fueron solidificando en hechos reales, lo que desembocó en una rueda de prensa del presidente rojiblanco explicando el deseo de no renovar por parte de Fernando Llorente, cuyo contrato expiraba –y expira- el próximo junio. Como si de una bomba en el Guggenheim se tratase, la afición explotó contra los jugadores, y en especial contra Llorente y Javi Martínez, que coqueteaba con Barça y Bayern desde principio de verano.

Si parecía que Fernando estaba más fuera que dentro, Javi fue el más astuto de la banda. Aprovechando la convulsión que había con Llorente, el navarro fichó por el Bayern de Munich en una operación record en la Budnesliga. Los muniqueses desembolsaron la friolera de 40 millones de euros para hacerse con los servicios de ‘’el Kaiser de Ayegui’’. Para poder alcanzar la cifra que significaba su cláusla, el central se rebajó el sueldo hasta dos millones de euros anuales para poder fichar por el club bávaro. La operación no fue ni rápida ni fácil, entre medio, un tira y afloja entre Bayern, que daba luz verde al fichaje y al montante económico, y el Athletic, que se negaba a negociar.

Al término del mercado futbolístico, Fernando Llorente seguía siendo jugador rojiblanco pese a las intentonas de la Juventus por ficharle, y con la afición enfrentada entre los que creían conveniente pitarle e insultarle y los que no, además de la incógnita hasta el momento, de si la verdadera culpa de la salida es la exigencia de Marcelo Bielsa, o el deseo del jugador por disputar y jugar otras competiciones de más alto nivel. Hasta que no hablen los jugadores será imposible saber qué pasa dentro de ese vestuario que, según se dice, está muy cansado de la tremenda exigencia y disciplina de Marcelo Bielsa.

Los que se han ido sin hacer tanto ruido son el joven Galder Cerrajería por no entrar en los planes del técnico, Koikili Lertxundi que finalizaba contrato con la entidad y se vinculó al Mirandés, David López que fichó por el Brighton inglés, Ustaritz que pactó su rescisión de contrato y actualmente se encuentra sin equipo, Pablo Orbaiz que tras su cesión en Olympiakos fichó por el Rubin de Kazan ruso, Igor Gabilondo que después de acabar contrato con el club bilbaíno se fue al AEK Larnaca chipriota, Diaz de Cerio que volvió como cedido e inmediatamente se fue al Mirandés desvinculándose del Athletic y Aitor Ocio que se retiró entre lágrimas del club de su tierra.

Los que vienen, también sin hacer ruido. Ismael López, un puñal que ya estuvo en las categorías inferiores del Athletic y que vuelve por petición expresa de Amorrortu desde Lugo, Aritz Aduriz que también retorna por tercera vez a Bilbao después de su brillante paso por la capital del Túria a cambio de un montante de dos millones y medio de euros y finalmente el ascenso definitivo como jugadores del primer equipo del defensa Jonás Ramalho, los centrocampistas Igor Martínez, Ruiz de Galarreta y el delantero Ibai Gómez. Merece capítulo aparte Iago Herrerín, que procede del filial del Atlético de Madrid como jugador libre aunque ‘’se crió’’ en las categorías inferiores del Athletic, tras su fichaje se fue cedido al Numancia.

PLANTILLA

PORTEROS: 1.Gorka Iraizoz y 13.Raúl Fernández

DEFENSAS: 3.Aurtenetxe, 5.Amorebieta, 6.San José, 15.Iraola,  22.Xabi Castillo, 23.Borja Ekiza, 28. Jonás Ramalho

CENTROCAMPISTAS: 8.Iturraspe, 14.Susaeta, 17.Iñigo Pérez, 18.Gurpegi, 21.Ander Herrera, 26. Igor Martínez, 27 Iñigo Ruiz de Galarreta

DELANTEROS: 2.Toquero, 9.Llorente, 10.De Marcos, 11. Ibai Gómez, 19.Muniain, 20. Aritz Aduriz

Altas: Ismael López (CD Lugo), Aritz Aduriz (Valencia), Iago Herrerín (Atlético de Madrid B, pero vino libre); Jonás Ramalho, Igor Martínez, Ruiz de Galarreta e Ibai Gómez (Bilbao Athletic

Cedidos: Balenziaga (Valladolid), Iago Herrerín (Numancia) e Iban Zubiaurre (Salamanca)

Bajas: Javi Martínez (Bayern Munich), Galder Cerrajería (Oviedo), Koikili Lertxundi (Mirandés), David López (Brighton), Ustaritz Aldekoaotalora (rescisión de contrato), Orbaiz (Rubin Kazan), Aitor Ocio (retirado) Gabilondo (AEK Larnaca), Díaz de Cerio (CD Mirandés)

 

CUERPO TÉCNICO

Entrenador: Marcelo Bielsa

Segundo entrenador: Claudio Vivas

Asistentes: Diego Reyes y Pablo Quiroga

Entrenador de porteros: Aitor Iru

Preparadores físicos: Luis Bonini y Xabier Clemente

Servicios médicos: Joxean Lekue, Paco Angulo, Álvaro Campa, Beñat Azula, Alfonso Ruiz y Manuel Ipiña

 

CLUB

Fundación: 1898

Abonados: 35.000 aprox

Estadio: San Mamés (39.750 espectadores).

Palmarés: 8 ligas, 23 Copas del Rey y 1 Supercopa de España

 

SISTEMA DE JUEGO

El ‘’Fútbol Total’’ de Bielsa maravilló a toda Europa durante la temporada pasada. Aunque los resultados no fueron los que cabía esperar tras lo conseguido, se llegó a dos finales con un fútbol de miedo, en liga -competición de la regularidad por excelencia- se acabó en décima posición y con un equipo totalmente exprimido. Dieron fe de este cansancio en la final de Copa del Rey y Europa League, sobre todo en ésta última. En las finalísimas, el equipo sucumbió ante un Barça letal, y un Atlético de Madrid comandado por ‘’el tigre’’ Falcao.

El modelo de máxima exigencia que utiliza Bielsa en el Athletic puede ser muy efectivo a corto plazo, siempre contando con jugadores que se adapten al sistema, pero a la larga puede acarrear consecuencias muy negativas en lo físico y lo psicológico. Las dobles sesiones continuas, y la utilización de un once fijo durante toda una temporada, puede significar que el Athletic pague -ésta temporada o la que viene- las consecuencias de tal sobre esfuerzo. Aún así, terco y romántico con sus principios, Bielsa morirá con su filosofía sea quien sea el que se ponga por delante. No hay que obviar grandes aciertos como la re-colocación de Javi Martínez de mediocentro a central, hecho que permitió que el equipo ganara un central que tuviera la suficiente calidad como para superar la primera línea de presión del equipo rival y poder practicar el juego combinativo que desea ‘’el loco’’.

En la portería la titularidad será un año más para Gorka Iraizoz, que aunque empieza acusar las desdichas de la edad, Raúl no es una opción más fiable que el propio Gorka. Iraizoz, capaz de lo mejor y de lo peor, se le acusa de ser en ocasiones poco efectivo cuando le lanzan a puerta, pero la realidad es que salva al equipo en multitud de ocasiones. Quizás su sueldo no se asemeja a su rendimiento en líneas generales dentro del equipo. Parece ser, que ésta temporada, Raúl Fernández tendrá más relevancia en el equipo y jugará como ya lo ha hecho ante el Helsinki en Europa League.

En la defensa, el carril derecho lo ocupará de nuevo Iraola; capitán y genio técnico, sin obviar sus dificultades defensivas que normalmente subsana con su tremendo físico. Habrá que ver el centro de la defensa, una de las líneas más débiles y que han quedado más afectadas tras la marcha de Javi Martínez. A priori, los titulares serían Fernando Amorebieta; que aunque padece de una pubalgia de la que fue operado hace unos meses, si juega al nivel del pasado año tiene un puesto asegurado en el once por su tremenda seguridad atrás (sin olvidar sus excesos en depende que ocasiones); y Ekiza, que aunque no cuenta con tanta calidad en la salida de balón como su homólogo de Ayegui, es más rápido que San José y un cerrojo en la defensa.

Como segundo central en el caso de no contar con Amorebieta, se nos presentan dos opciones, el recién nombrado San José, que pese a que originariamente era mediocentro, Caparrós lo reconvirtió en central, y es algo tosco y lento pero con una llegada al área rival brutal (sobre todo de cabeza), y Gurpegi, que tras salir de su lesión que lo mantuvo lejos de los terrenos de juego la temporada pasada, es todo un fichaje para reforzar el fondo de armario bilbaíno, aunque algo lento también.

En el lateral izquierdo, Aurtenetxe se consolidó como uno de los mejores jugadores de la temporada, llegando a figurar como una de las revelaciones en la lista de la UEFA, pero también padece de una pubalgia que lo mantiene lejos del césped de San Mamés. Mientras, Bielsa juega con Iñigo Pérez en esta posición, en menor medida con Óscar de Marcos, y en rara ocasión, con Xabi Castillo.  

En el centro del campo, el faro es Ander Iturraspe, que deslumbró la temporada pasada por su control del juego bilbaíno y su calidad y precisión a la hora de asistir y jerarquizar los tiempos. No anda fino en este inicio de temporada, pero va a más y volverá a ser el ‘’Busquets’’ del Athletic. Como mediocampistas y en muchas ocasiones volantes ofensivos jugarán Ander Herrera y Óscar de Marcos, el primero el cerebro del equipo por el que pasa todo el juego rojiblanco, y el segundo, un mediocampista total que aporta mucha movilidad, calidad, toque y además, aprovecha los espacios a la perfección. Hay que destacar que Ander Herrera también padece de pubalgia crónica y la rotación con otros jugadores como Galarreta o el propio Iñigo Pérez es fundamental.

La intención de Bielsa es dar entrada a un jugador que gusta en San Mamés, un futuro crack del Athletic y que si no se interrumpe su progresión será un grande en el fútbol mundial. Iñigo Ruiz de Galarreta, medio centro que ya ha entrado en diversas ocasiones por Iturraspe y no ha desentonado en absoluto respecto con el resto. Apenas diecinueve primaveras y ha dado solemnes recitales de buen fútbol, le falta mojar y coger confianza de cara a puerta pero será importante en el futuro y es un plus tenerlo en el banquillo para cualquier imprevisto.

En la delantera se nos presenta una encrucijada que, imaginamos, se resolverá en breve. Con la complicada situación de Llorente, del cual se rumorea que incluso podría renovar tras el cierre del mercado, se desconoce aún quién actuará en punta de ataque en el Athletic 2012/2013. La afición no olvida, y sabe que Llorente ha manifestado su deseo de abandonar el Athletic, los motivos ya son otra historia. Si el riojano pidiese disculpas o se redimiera de lo que se ha dicho de él –pues él nunca ha manifestado personalmente su deseo de irse-, probablemente la afición daría el visto bueno a que jugase y sería clave y titular indiscutible en el ataque bilbaíno.

Por el contrario, de mantenerse la situación así, Aritz Aduriz sería el hombre gol de este Athletic, como lo viene siendo en este arranque liguero. Otra alternativa, sería la de Gaizka Toquero, que no aporta nada al equipo y tampoco cuenta con la calidad suficiente para ser el ‘’killer’’ del Athletic. Tuvo una buena temporada con Caparrós, pero Gaizka no entra en ese elenco de jugadores que se adapta al esquema de Bielsa, no reúne las suficientes cualidades para poder ser efectivo en el modelo de juego combinativo. que Marcelo exige.

En los extremos, Markel Susaeta es fijo en el flanco derecho, donde su calidad y su chispa es indispensable para este Athletic. En la izquierda se divisan dos opciones, por una parte, Ismael López, que se ha erigido como una opción más que respetable y que ha respondido con goles y buenos detalles técnicos, por otra, Iker Muniain, de quien fue posición habitual la temporada pasada, aunque esta esté jugando más de volante ofensivo, casi media punta, debido a las molestias de Ander Herrera.

El sistema de juego del Athletic es un 4-3-3, con una línea de pressing arriba  y –normalmente- una defensa al hombre tras la línea del balón. Bielsa siempre intenta dejar un hombre libre (un defensor) para lograr superioridad numérica ante el ataque rival. La asociación es lo que prima en el esquema de Bielsa, el juego combinativo y los relevos ofensivos son la principal arma de doble filo de este Athletic, que modifica sus posiciones a lo largo del encuentro para ocupar todo el campo y aprovechar al máximo los espacios.

El deseo de Bielsa de tener superioridad numérica no solo lo pretende en la defensa, en el ataque también, donde en muchas ocasiones, hasta siete u ocho jugadores se vuelcan en el ataque, después los dos centrales tienen que mantener las marcas y replegarse con rapidez. ‘’Al costar recomponer, compromtés tu arco, pero si no arriesgás, perdés muy rápido la pelota y se la entregás al rival, que entonces te ataca’’, sentencia Bielsa.

ONCES TIPO