Susaeta: “Parece mentira que hayamos acabado en empate”

Susaeta: “Parece mentira que hayamos acabado en empate”

El jugador rojiblanco declaró que, a pesar de las tablas en el marcador, el partido había sido bueno y que había varias cosas positivas

Markel Susaeta volvió a ser uno de los hombres más entonados de la noche en el conjunto rojiblanco. A falta de pocos minutos para el final de la primera parte, recibió un pase de Isma López tras un despiste defensivo y se plantó solo delante del portero para poner la igualada en el marcador. Pero ya antes había avisado. Mediada la primera mitad, se inventó un autopase que tocó en el poste y se fue rozando la línea de gol hasta que el esférico se perdió por línea de fondo. Fueron dos de las ocasiones más claras de las que dispusieron los hombres de Marcelo Bielsa. Algo no muy habitual en este inicio de temporada donde al Athletic le cuesta entrar en los partidos: "Es cierto, pero aún así hemos tenido alguna ocasión clara y si el resultado fuera justo, hubiéramos ido ganando al descanso", ha afirmado Susaeta.

El guipuzcoano ha declarado que "en el primer tiempo nos ha costado entrar en el partido, pero en la segunda hemos creado muchas ocasiones. Parece mentira que hayamos acabado en empate". Sin embargo, más allá del punto con el que se ha estrenado el Athletic en competición europea, el futbolista ha comentado que "el partido ha sido bueno, con varias cosas postivas" tras el partido, a la vez que ha destacado que "si seguimos así llegarán las victorias". Por último, Susaeta ha reconocido que "está claro que hay cosas que mejorar" pero ahora el equipo piensa en el próximo enfrentamiento liguero ante el Málaga: "Este domingo sabemos que nos jugamos la vida".

"Tenía ganas de jugar en San Mámes"

Otro de los protagonistas de la noche fue Fernando Llorente. El ariete comenzó el encuentro en el banquillo pero ingresó en el terreno de juego tras el descanso. En la segunda mitad por él pasaron las mejores ocasiones del conjunto rojiblanco, pero a pesar de tener una decena de oportunidades, no logró agujerear la meta israelí. "Hemos tenido ocasiones para ganar el partido. Es una pena porque se podía haber ganado", ha comentado. Sin embargo, el riojano se queda con la nota positiva de volver a jugar en la Catedral mes y medio después de que lo hiciera, también en competición europea, frente al Slaven: "Tenía ganas de jugar en San Mamés, mi casa, pero fue una pena no poder marcar". "Ahora tengo que seguir trabajando. Lo importante no es el futuro, sino ayudar al equipo", ha concluido.