Bielsa: "Las filtraciones son una deformación vergonzosa"

Bielsa: "Las filtraciones son una deformación vergonzosa"

El argentino compareció ante los medios de comunicación para comentar dos temas escabrosos, la filtración de su charla la pasada temporada la derrota en Praga

"Una deformación muy vergonzosa, aunque sea un proceso habitual", así definió Bielsa la filtración de su charla, presuntamente, obra de un jugador.

El técnico rosarino afirmó que "esa práctica sucede con muchísima frecuencia. En este caso fue un poco más evidente el procedimiento, pero los que estamos de este lado utilizamos a los periodistas para que digan cosas que nosotros pensamos y no queremos decir haciéndonos responsables de lo que decimos. Y el periodismo estimula esa práctica en lugar de despreciarla".

Aunque Marcelo reconoció que el asunto se agrava en el momento en que éste es un documento. "En este caso tiene un punto más de gravedad, porque en vez de ser verbal es audio, pero ¿qué diferencia hay entre grabarlo y ponerlo en la memoria y decírselo al periodista?. Es lo más habitual que hay. No es algo que se pueda discutir porque todos sabemos que es así y pasa a cada rato", agregando que él "nunca" hizo "eso" e insinuando que no le parece "especialmente grave", porque es la reiteración de un "proceso habitual".

''¿Qué diferencia hay entre grabarlo y decírselo a un periodista?''

Pese a la filtración de la grabación y el gran revuelo que ha producido en la prensa, Marcelo Bielsa aclara que rehúye de "que se borre de la escena" que es el "responsable de una situación deportiva muy compleja" y que este tipo de asuntos extradeportivos "no tienen ninguna influencia" en "lo que nos toca vivir", sin olvidarse de que "no quiero que ningún aspecto alternativo quite del centro de la escena el verdadero problema, que es la realidad deportiva del equipo y mi responsabilidad en relación a esa realidad deportiva".

''Las posibilidades de pasar se dificultan''

Estrictamente hablando sobre la situación del equipo en su respectivo grupo, Bielsa se limitó a sentenciar que las posibilidades de acceder a la siguiente fase "se dificultan", pero, "aún quedan cuatro partidos y la situación no es definitiva". "Era fundamental para restarle puntos al rival que se benefició de nuestro empate en el primer partido, pero no supimos aprovechar esa posibilidad. Las opciones se dificultan, pero de ninguna manera puedo entender que la situación es definitiva", subrayó Bielsa.

En la opinión del preparador rosarino, el partido fue "parejo, tanto en dominio como en el trámite y en situaciones de gol" y que las "principales diferencias" que decantaron el partido fueron las "concesiones" ofrecidas por su equipo a la hora de frenar la "gestión ofensiva" del equipo checo, añadiendo que "cuando terminábamos los ataques a ellos les resultaba fácil organizar salidas ofensivas y eso es un aspecto táctico que tiene que ver con cuestiones posicionales que responden a mi influencia".

''El partido fue parejo''

El argentino reconoció que sus jugadores mostraron "una disposición enorme, con una entrega muy marcada" y que a nivel colectivo se comportaron como un equipo "dinámico, ofensivo y que nunca se resignó". Finalmente, el argentino volvió a reiterar que no puede "ignorar la sucesión de resultados -cinco partidos sin ganar y los dos últimos saldados con derrotas- ni las diferencias de goles. Hay un hecho significativo y que es que perdemos ante rivales que antes del partido son inferiores en cuanto a poderío y recursos. Esa realidad no puedo ignorarla", concluyó.