El Athletic se reencuentra consigo mismo

El Athletic se reencuentra consigo mismo

El Athletic se reencontró consigo mismo en San Mamés ofreciendo las mejores sensaciones de la temporada. La falta de acierto, sin embargo, hizo que los de Bielsa sufriesen más de la cuenta para llevarse los tres puntos frente a un Osasuna que lo intentó hasta el final.

Athletic
1 0
Osasuna

Hacía falta un partido así, pero más aún los tres puntos. Para el Athletic era obligatorio ganar si no quería que el nivel de alerta pasase de naranja a rojo. La victoria ante Osasuna debe ser la base donde cimentar la tranquilidad en el seno rojiblanco. El juego se pareció por momentos al que enamoró a la afición la temporada pasada, pero la falta de acierto de cara a gol, y la soberbia actuación de Andrés Fernández, hicieron que los leones sufriesen hasta el último minuto para llevarse el botín. Gracias a la victoria los rojiblancos salen de puestos de descenso.

Primera ocasión: gol

El inicio de los zurigorris fue dubitativo. En los primeros compases, Osasuna inquietó tímidamente la portería de Iraizoz, y parecía que el Athletic no estaba en el partido. Pero el fútbol no son matemáticas y en la primera llegada con cierto peligro de los de Bielsa llegó el gol de Aduriz. La bonita cabalgada por banda de De Marcos la culminó el goleador donostiarra con un disparo a la media vuelta desde el punto de penalti. A partir de ahí, el Athletic se desató y volvió a recordar por momentos su mejor versión.

La presencia de Herrera se notó ofensiva y defensivamente. El centro del campo no era ya un solar vacío como en partidos anteriores. Pese a no estar todavía a un nivel óptimo, su criterio a la hora de jugar la pelota es como un soplo de aire fresco para un equipo a punto de ahogarse. Con Herrera en el centro del campo Muniain pasó a jugar escorado a la izquierda. En esa posición, más cerca del área rival, es un jugador mucho más desequilibrante.

No lo tenía que estar viendo muy claro Mendilibar, ya que a la media hora de juego realizó una doble sustitución. Se fueron al banquillo Annan y Sisi, e ingresaron en el terreno de juego Puñal y Lamah. Osasuna pareció despertar un poco en los últimos minutos de la primera mitad: Lamah y Lolo enviaron sendos balones al travesaño. El Athletic bajó un poco el ritmo, y el partido se equilibro. Pese a ello, Aduriz y De Marcos estuvieron cerca de encarrilar el partido.

Muy a destacar la actuación del delantero rojiblanco. Tras unas semanas en las que no parecía el mismo de los primeros partidos, volvió a demostrar de lo que es capaz. Se fajó con los centrales, presionó y metió la primera que tuvo. Poco más se le puede pedir a un delantero.

Inicio fulgurante de segunda mitad

La mejoría de Osasuna al final del primer tiempo se vio superada por un Athletic con ganas de resarcirse. De Marcos la tuvo por partida doble en el primer minuto, pero Andrés Fernández, el mejor de su equipo, desbarató la ocasión enviando el balón a córner, el primero de muchos. En los minutos posteriores el Athletic no dejó salir de su área a los navarros, que se veían desbordados. A punto estuvo el balón de entrar en la jugada tonta del partido: Susaeta le robó el balón a Arribas al borde del área, centró y el despeje de Lolo lo tuvo que salvar en la línea Andrés. En esa misma jugada el público pidió mano de Arribas, pero el árbitro no decidió cobrarlo.

Bielsa decidió dar entrada a Llorente por Aduriz. El delantero riojano fue recibido con división de opiniones por parte de la grada de San Mamés, y cada vez que hacía contacto con el esférico se escuchaba un murmullo en la grada. El internacional se mostró activo durante la media hora que estuvo en el campo.

Osasuna fue, poco a poco, acercándose a las inmediaciones de la puerta local. El ritmo del Athletic se suavizó, por falta de oxígeno. Bielsa gastó los tres cambios: dio entrada a Aurtenetxe por un renqueante Castillo, y a San José por Herrera, despedido con una gran ovación, a diez minutos del final. Instantes después, Timor metió el miedo en el cuerpo de los aficionados rojiblancos con un potente disparó que dejó temblando la portería de Gorka. A partir de ahí el Athletic se echó atrás clarísimamente. El miedo a perder los tres puntos era demasiado grande y los nervios empezaron a aparecer. La pelota no le duraba nada a los leones, que eran incapaces de cruzar al campo rival. Por suerte para ellos, Osasuna tampoco estuvo fino de cara a gol.

Ficha técnica:
Athletic: Iraizoz; Iraola, Gurpegui, Ekiza, Castillo (Aurtenetxe min. 75); Iturraspe, Herrera (San José min. 78), De Marcos; Susaeta, Muniain, Aduriz (Llorente min. 70)
Osasuna: Andrés Fernández; Oier, Lolo, Arribas, Damiá; Annan (Puñal min. 30), Timor; Nino, Armenteros, Sisi (Lamah min. 30); y Joseba Llorente (Kike Sola min. 64).
MARCADOR: 1-0 Aduriz (min. 12)
ÁRBITRO: González González. Amonestó a Ekiza, Muniain y Aduriz por parte del Athletic. A Oier, Arribas, Puñal y Atmenteros por parte de Osasuna.
INCIDENCIAS: