Athletic Club 2011: El año del cambio

Los rojiblancos terminan el 2011 de manera muy diferente a como lo empezaron. Nuevo presidente, nuevo entrenador y un estilo de juego totalmente distinto al de la pasada temporada.

Athletic Club 2011: El año del cambio
Athletic Club 2011: El año del cambio

"Cambio" es la palabra perfecta para definir el año para el Athletic Club. Unas elecciones han hecho que el equipo viva un antes y un después. El año comenzó con García Macua como presidente y con Caparrós en el banquillo. Sin embargo, termina con Josu Urrutia como presidente del club, Bielsa como entrenador y con un estilo de juego muy diferente, en el que lo importante es el buen juego y la posesión del balón. 

Hoy termina un año que la afición rojiblanca no olvidará fácilmente, pues, la consolidación de Bielsa como entrenador, el buen juego mostrado por el equipo en partidos clave como en el encuentro frente al Barça y la gran calidad de los jugadores que conforman la plantilla animan a pensar que este equipo puede dar muchas alegrías a su afición y cosechar buenos resultados. El equipo rojiblanco ha sufrido una transformación en este 2011. Bielsa está cosechando muy buenos resultados pero no debemos olvidar que el Athletic está jugando la Europa League gracias a que se clasificó la pasada campaña, cuando el técnico era Joaquín Caparrós. El de Utrera terminó la temporada dejando al Athletic 6º en la liga y clasificándolo para le Europa League, pero eso no fue suficiente, su estilo de juego y su filosofía no gustaba a la afición. 

 

El 12 de Julio se celebraron elecciones a la presidencia. García Macua presentó a Ander Herrera y apostó por la continuidad de Caparrós. Josu Urrutia, sin embargo, anunció un cambio de estilo en el Athletic con la propuesta de Bielsa como entrenador  con el que convenció a los socios del club y ganó las elecciones. 

 

 

Llegada de Bielsa, comienza el cambio

 

Bielsa revolucionó el club a su llegada, supuso una transformación total. Cambió el sistema de juego al que estábamos acostumbrados, tanto jugadores, como aficionados y espectadores. La afición rojiblanca se ilusionó al ver un estilo de juego mucho más bonito, jugando la pelota y buscando la posesión en todo momento, presionando al rival. Marcelo Bielsa resumió su estilo de juego como “Protagonismo, antes que especulación, campo rival antes que campo propio, posesión, más tiempo en posesión que intentando recuperarla”. Pero el inicio de temporada fue nefasto, los resultados no acompañaban, el equipo rojiblanco firmó cinco partidos consecutivos en liga sin conocer la victoria. Parecía que el equipo no terminaba de carburar en liga, pero, sin embargo, en Europa pasaba todo lo contrario. Los rojiblancos se dejaban la piel en el campo, quieren llegar lejos en la competición Europea esta temporada y lo demuestran cada partido. Los de Bielsa ya están en dieciseisavos, donde se enfrentarán al Lokomotiv, y la afición rojiblanca ya sueña con un Athletic-Manchester United en San Mamés en octavos de final. Costó adaptarse al nuevo estilo de juego, pero una vez lo hicieron, este Athletic ha cosechado victorias tan importantes como la del Sánchez Pizjuán frente al Sevilla 18 años después o el empate frente al FC Barcelona en San Mamés con el que los aficionados al fútbol disfrutamos con un partido vibrante y bonito. Eso es lo que pretende Marcelo Bielsa, que buen fútbol y resultados vayan unidos.

 

El sorteo de copa ilusionó aún más a la afición rojiblanca. No se cruzarán al Real Madrid y al Barça hasta la final, y en caso de pasar la eliminatoria frente al Albacete, se enfrentarán al ganador del Real Sociedad-Mallorca. ¿Por qué no soñar con la final?

 

Termina el año con el Athletic pensando en el compromiso copero frente al Albacete, a 7 puntos de puestos Champions en liga y con la afición soñando con la liga Europa. El año que termina ha sido el año del cambio y también de la ilusión. Hay un deseo común en todos los aficionados del Athletic, piden al 2012 poder sacar, por fin, la gabarra.