Albacete y Athletic empatan en un partido digno de primera

El Albacete sigue sorprendiendo a propios y extraños cosechando un nuevo resultado positivo ante un equipo de primera división, tras la machada lograda al eliminar al Atlético de Madrid.

Albacete y Athletic empatan en un partido digno de primera
Albacete
0
0
Athletic Club
Albacete: Campos; Alba, Castillo, Santamaría, Zurdo; Rocha (Añón, min.79), Candela (Colorado, min.69), Tete, Adriá; D.Torres (Miguel Núñez, min.62) y Calle.
Athletic Club: Iraizoz; Iraola, Javi Martínez, Amorebieta, Auternetxe; Iturraspe, Ander Herrera (Iñigo Pérez min.88), De Marcos (San José min.45); Susaeta (Ibai Gómez, min.45), Muniain y Toquero.
ÁRBITRO: Mateu Lahoz, amonestó a los locales Castillo (min.18), Rocha (min.37) y Candela (min.56), y al visitante Iturraspe (min.44)
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la ida de los octavos de final de la Copa del Rey disputado en el Carlos Belmonte.

Albacete y Athletic salieron a con una idea clara desde el minuto uno, intensidad y buen juego, tanto los locales como los visitantes trataron de cortar la salida de balón del contricante con una presión fuerte gracias al trabajo de sus jugadores más adelantados, en el aspecto ofensivo ambos conjuntos mostraron maneras, el Albacete algo más directo e incisivo y el conjunto de Marcelo Bielsa algo más pausado en la creación pero no por ello menos peligroso, el primer tiempo se caracterizó por ser una lucha de tu a tu entre dos equipos de divisiones muy opuestas. En la primera parte Iraola gozó de una de las ocasiones más claras del encuentro, recibió un gran pase de Iturraspe y se plantó ante Campos, el disparo del lateral tocó en el segundo palo y salió despedido hacia fuera. El Albacete no gozó de grandes ocasiones pero sí dispuso de jugadas en las que el peligro creado era evidente, el conjunto local lo hizo bien en campo rival, sin embargo no estuvo acertado en los últimos metros.

Tras el descanso el conjunto local volvió a salir a dominar el encuentro, de nuevo realizando una presión asfixiante en la salida de balón rojiblanca, Tete se erigió como el mejor jugador local y tuvo ocasiones para desnivelar el encuentro, sin embargo ninguno de los jugadores de ninguno de los dos equipos acertó en la portería rival, el partido terminaría con empate a cero, pero ambos gozaron de ocasiones de desnivelar en encuentro en los últimos minutos, en la recta rival el partido se abrió y se convirtió en un correcalles, los locales tuvieron en su capitán, Calle, el delantero tuvo dos ocasiones claras pero sus disparos acabaron mansos en las manos de Gorka Iraizoz, al filo del descuento Iñigo Pérez, que llevaba dos minutos en el campo, dispuso de una gran ocasión al sorprender a todos botando una falta lateral de forma directa, a todos menos a Campos que estuvo muy atento y salvó a su equipo.

San Mamés dictará sentencia en un partido que promete ser al menos tan intenso como el vivido esta noche en el Carlos Belmonte.