El Atlético prepara su primer amistoso contra la Gimnástica Segoviana

El Atlético prepara su primer amistoso contra la Gimnástica Segoviana

Diego Pablo Simeone desempolva la pizarra táctica para afrontar el tradicional amistoso veraniego, que se celebrará el sábado 21 a las 20.00 horas. Diego Costa se ausentó de la sesión vespertina por un golpe en el tobillo.

Tras la primera fase de rodaje físico y ejercicios con balón, la pretemporada rojiblanca se centró en la tarde de hoy en el aspecto táctico. Simeone quiere que sus jugadores asuman el manejo de la pelota y una fuerte presión cuando la tenga el contrario, así dispuso ejercicios de control y desplazamiento de balón y un gran rondo con tres balones donde había tres jugadores intentando interceptarlos.

A continuación dispuso a sus jugadores en grupos de ataque-defensa para aumentar la intensidad táctica. El grupo de ataque estuvo compuesto por jugadores de la cantera (Dani Márquez, Saúl, Iván, Oliver, Thomas y Pedro)  con la incorporación de dos que, por el momento, apuntan a la lista de descartes: Fran Mérida y Assuncao.  Una oportunidad para ganarse un puesto. El resto de jugadores atacantes, sin embargo, hicieron trabajo físico con Oscar Ortega.

La sesión finalizó con un partido sin porteros que nos deja las primeras lecturas tácticas de la pretemporada.  En un equipo formaron: Silvio, Miranda, Godín, Filipe Luis; Gabi, Mario Suárez; Salvio, Raúl García, Arda Turan; y Falcao. Por el otro: Kader, Cata Díaz, Pulido, Cabrera; Tiago, Emre; Dani Márquez, Oliver, Cristian Rodríguez; y Borja González

Raúl García ocupó una posición adelantada, como ya hiciera la pasada temporada en Osasuna, por detrás de Falcao, acompañado en bandas por Salvio y Arda Turan y escoltado en la medular por Gabi y Mario Suárez.  Simeone podría probar este esquema en el primer amistoso.

El navarro es un jugador del gusto de Simeone, con trabajo, brega y llegador. Vuelve al Atlético de Madrid con la credencial que le aportan sus 11 goles en 34 partidos. Su futuro es incierto porque las necesidades económicas apremian pero Raúl quiere ponerle la pizarra difícil a Simeone.