El Atlético de Madrid genera dudas antes del inicio de Liga

El Atlético de Madrid genera dudas antes del inicio de Liga

La falta de intensidad se cebó con el conjunto rojiblanco, que cayó por penaltis (4-3) contra el Deportivo de la Coruña en el trofeo del Teresa Herrera. Los locales fueron superiores durante una gran parte de los 90 minutos. Los goles de Bruno Gama y Valerón fue aplacados con los goles de Koke y de Falcao, en la recta final del encuentro. Godín y Adrián fallaron los decisivos penaltis en la tanda desde los once metros.

Deportivo de la Coruña
2 2
Atlético de Madrid

Ni siquiera en pretemporada. El Atlético de Madrid parece vivir condenado en el eterno cuento que le maniata y le posee en la forma de cerrar los partidos o, en su defecto, sentenciarlos. Busca dominar, perdona ocasiones claras y regala goles a través de esperpénticos fallos. En la prueba definitiva de una nada exitosa pretemporada con rivales de un nivel mediocre, la cita del trofeo Teresa Herrera contra el Deportivo de la Coruña suponía la prueba de fuego para ver qué aspecto tiene el proyecto de ‘Cholo’ Simeone para la nueva temporada. Y una vez más en todo el verano, la lectura que deja el encuentro es la necesidad imperiosa de incurrir urgentemente en el mercado de fichajes para reforzar lo derribado a través de ventas que atienden a una única explicación: cuadrar cuentas.

La balanza se decantaba rápidamente a favor del Deportivo de la Coruña, que con Abel Aguilar en el centro del campo intentaba catalizar la circulación del esférico. El Atlético de Madrid cerraba espacios y cortaba las ofensivas de los locales con faltas tácticas. El gol local llegó a los siete minutos de juego. Riki avanzaba metros de dentro a fuera aprovechando un error de marcaje de Miranda hasta meterse dentro del área. Su disparo era repelido al medio por Courtois para que Valerón empujara a las mallas llegando desde atrás. Más fruto de un mal repliegue que de un despiste, el Deportivo de la Coruña imponía su superioridad en el marcador ante las continuas facilidades que otorgaban los rojiblancos en tan poco tiempo.

La imprevisibilidad es una de las señas de identidad que caracterizan al Atlético de Madrid. Tres minutos más tarde del gol de Valerón, Juanfran se apoyaba en largo con Adrián en banda derecha. El asturiano ponía un centro medido al área que dejaba pasar muy inteligentemente Falcao para que Koke empalara de primeras al palo largo de Aranzubia. Con apenas tres toques, el Atlético de Madrid empataba el encuentro sin apenas merecerlo, disfrutando de pequeños retazos que dibujaba sobre el césped de Riazor. Mientras que los rojiblancos concedían facilidades cada vez que los gallegos superaban los tres cuartos de campo, Oltra tejía una rocosa defensa con Marchena como líder de la zaga y con Aythami como obstáculo en los movimientos de Falcao.

El Atlético de Madrid demostraba ser un equipo plano, sin ideas ni rapidez a la hora de distribuir el balón. Las ocasiones llegaban, como los dos disparos de Mario Suárez tras botarse una falta, pero la circulación no era la correcta y las jugadas muy predecibles. La banda izquierda dejaba tener el peligro que había demostrado en los partidos de pretemporada. Sin ‘Cebolla’ Rodríguez en el campo, Filipe Luis perdía a una referencia en detrimento de los movimientos de Koke para incorporarse al centro y permitir a Falcao no bajar a buscar el balón. Antes del término del primer tiempo, el delantero colombiano enganchó un disparo que se estrelló contra el travesaño de Aranzubia.

Ambos equipos pecaban de imprecisiones. Las indecisiones se apoderaban del destino del Deportivo de la Coruña en el campo, en el que no se atrevía a tomar el mando del partido. Diferente guión seguía el Atlético de Madrid, que sí quería liderar la manija pero que sus vaguedades en la posesión le impedían dar una forma concreta a su juego. Los locales ampliaron la ventaja producto de un error garrafal de Courtois, que no ataja un centro de Pizzi. El balón quedaba muerto en pies de Riki, que golpea el balón e impacta contra el cuerpo de Filipe Luis. Nuevamente, el rebote favorece al Depor al caer en pies de Bruno Gama, que previo control y orientación del esférico, clava su disparo en la escuadra.

El carrusel de cambios no favoreció al Atlético de Madrid. Las continuas sustituciones de Simeone en cortos espacios de tiempo cortaban la acción del juego. Oltra agravaba esta ruptura copiando la idea del técnico argentino. Tampoco los jugadores que introducía Simeone favorecieron el juego del Atlético de Madrid, condenado a la nada por la nula distribución del balón del centro del campo hacia arriba. Arda Turan intentaba ejercer el papel que Diego Ribas ocupaba en el pasado, pero el turco, muy oscuro en el último pase y negado de cara a puerta, no ayudaba en la labor del gol. Solamente por medio de balón parado el Atlético de Madrid encontraba petróleo en Riazor. Primero, a través de una falta cerca del área que Pérez Lasa estimó oportuno no señalar penalti después de que Adrián recibiera un pase entre líneas y entrara en un leve contacto con Bruno Gama. La segunda ocasión, a través de un córner botado que llegaba a Falcao en el punto de penalti, sin acierto alguno de cara  a puerta.

Sin embargo, no hay dos sin tres. El gol del empate llegó en el momento que mejor versión estaba dando el club rojiblanco sobre el campo. Buscando el gol, el Depor se empleaba con mayor dureza para cortar el ritmo del encuentro. En una falta a escasos metros del marco de Aranzubia, el Atlético de Madrid tiraba de pizarra y de suerte para que Falcao recogiera un rechace dentro del área para batir al guardameta local y empatar un encuentro que tenía perdido. Casi sobre la bocina, los de Simeone encontraron respiro a un partido que apuntaba a derrota. Pérez Lasa ordenó tres minutos, algo insuficiente para evitar la tanda de penaltis.

Desde los once metros, el Deportivo de la Coruña supo rehacerse ante el fallo de Nelson Oliveira en el segundo lanzamiento después de que Adrián y Godín erraran en los disparos decisivos. De esta manera, los gallegos se adjudicaron el Teresa Herrera mientras que los rojiblancos hacen dudar con su imagen y con el posible rendimiento que pueden ofrecer en el estreno liguero contra el Levante en el Ciutat de Valencia.

 

Deportivo de la Coruña

Atlético de Madrid

1º disparo

1-0 Gol de Pizzi

1-1 Gol de Falcao

2º disparo

1-1 Fallo de Nelson Oliveira

1-2 Gol de Cebolla Rodríguez

3º disparo

2-2 Gol de André Santos

2-3 Gol de Raúl García

4º disparo

3-3 Gol de Bruno Gama

3-3 Falla Adrián

5º disparo

4-3 Gol de Abel Aguilar

4-3 Falla Godín

Ficha técnica:
Deportivo de la Coruña: Aranzubia, Manuel Pablo, Aythami, Marchena (Roderick Miranda 45´), Evaldo (Seoane 45´), Juan Domínguez, Abel, Bruno Gama, Valerón (André 76´), Riki (Nelson Oliveira 61´) y Pizzi
Atlético de Madrid: Courtois; Juanfran, Miranda, Godín, Filipe Luis; Mario Suárez (Tiago 56´), Gabi; Koke (Cebolla Rodríguez 58´), Adrián, Arda y Falcao
MARCADOR: 1-0 Valerón (7´); 1-1 Koke (10´); 2-1 Bruno Gama; 2-2 Falcao (85´)
ÁRBITRO: Pérez Lasa. Amonestó a Marchena (16´), Pizzi (49´), Roderick (85´) y Falcao (87´)
INCIDENCIAS: Amistoso correspondiente a la 67º edición del Trofeo Teresa Herrera. Riazor, A Coruña. Presentación del Deportivo de la Coruña ante su afición. Hubo pitos para Adrián y Filipe Luis en su regreso a casa.