El Atlético de Madrid vence mostrando sus dos caras

El Atlético de Madrid vence mostrando sus dos caras

El exceso de relajación del conjunto rojiblanco estuvo cerca de dar un disgusto con tres goles en la recta final del partido. Mario Suárez abría el marcador para borrar las esperanzas del rival, que se llevaba más castigo del que merecía. Un inicio fulgurante en la segunda mitad sentenciaba el partido con goles de Koke, Arda Turan y Falcao de penalti. Diego Costa brilló con luz propia con dos asistencias y provocando un penalti antes de ser sustituido. Delibasic, en dos ocasiones, y Leo Baptistao llevaron la taquicardia al Calderón con tres goles en los diez minutos finales.

Atlético
4 3
Rayo

Regresaba el Atlético de Madrid al Vicente Calderón tras proclamarse campeón de la Supercopa de Europa. Para ello, Paco Jémez, técnico del Rayo Vallecano, tenía preparadas dos sorpresas a Simeone con el objetivo de hacer inútil todo el trabajo programado durante la semana. Por un lado, el pasillo por el título, un noble gesto que la afición agradeció. Por el otro, una defensa con tres centrales que hacía las delicias en primera instancia para el conjunto colchonero.

No fue fácil borrar la pizarra táctica del técnico franjirrojo. Los primeros minutos estuvieron marcados por una constante de lucha por hacerse el dueño del centro del campo. El Rayo Vallecano se olvidaba de su teórica condición de equipo menos favorito y el Atlético de Madrid dejaba a su rival estirarse para abrir huecos y aguardar el contraataque para pillar al Rayo con menos efectivos en la defensa.

Con el paso de los minutos, pequeñas desconexiones de concentración hacían llegar al Atlético de Madrid a ver portería. El primer miembro que lo intentaba era Gabi Fernández tras una gran jugada de Arda Tura por banda izquierda. El conjunto rojiblanco llegaba el peligro, lo que no significara que dominara el encuentro. La tónica general del Atlético de Madrid es la de jugar mejor cuando no está obligado a llevar la manija del partido. El Rayo Vallecano manejaba el cuero y el Atlético de Madrid decídia que ritmo dar al partido en función de sus ocasiones a raíz de contragolpes bien llevados.

Parecían tener claro la táctica. Ante la opresión que ejercía el centro del campo del Rayo Vallecano, el Atlético de Madrid buscaba la espalda de los centrales con Arda Turan y Diego Costa muy activos y rápidos. En una de las tantas veces que amenazaron el marco de Dani Giménez, Diego Costa luchaba dentro del área un balón con Tito, que se llevaba por coraje y ponía el centro raso atrás para la llegada de Mario Suárez, que establecía el primer gol de la noche.

El título de la Supercopa de Europa hacía sentirse bien a Mario Suárez, que ha mejorado su juego con el tiempo y se posición mejor en el campo. Ha adoptado un rol necesario en este plantilla gracias al sacrificio que imprime Simeone a sus jugadores. Liberado de la presión que provocan los pitos desde la grada, el centrocampista rojiblanco se atreve con frivolidades técnicas, como el pase filtrado al hueco sin mirar para Arda Turan antes de terminar el descanso, que no acabó en gol después de que el turco se adornara demasiado en la ejecución del golpeo.

Cambiaba la identidad del Atlético de Madrid en el inicio de la segunda mitad. Salieron con mayor intensidad, más centrados en tener jerarquía y criterio con el balón, en definitiva, plasmar su teórica superioridad para sentenciar el encuentro. Y no falló. Con un poco más de aire tras el descanso, Diego Costa se puso el mono de trabajo y aprovechaba una pérdida de la zaga del Rayo Vallecano para asistir a Koke en el segundo gol de la noche. No había pasado tiempo suficiente para celebrar el gol del canterano cuando nuevamente, Diego Costa se apoyaba en Juanfran para que este calcara la jugada anterior, esta vez rematando Arda Turan en punto de penalti para poner el 3-0 en el marcador.

La grada del Calderón era una fiesta. Y Diego Costa era el protagonista de ella. EL delatnero brasileño cuajaba un gran partido contra el exequipo donde prestó sus servicios. Era su oportunidad de demostrar la valía que tiene, aprovechando la recuperación de Adrián. Y no la desperdició. Diego Costa continuaba batallando balones dentro del área hasta que Javi Fuego lo trabó. Estrada Fernández señaló el claro penalti para que Falcao pusiera la guinda al pastel de cumpleaños.

Con la sentencia, ambos técnicos pusieron en liza nuevos cambias. El Atlético de Madrid, conformista, bajaba el pistón para no hacer más herida a un equipo que recibía más castigo del que merecía. Para nada la actuación del Rayo Vallecano merecía tal apabullamiento. Por esa razón, no bajaron en ningún momento los brazos y buscaron la portería de Courtois con empeño. Llevados en volandas por su afición, el Rayo se creyó que tenía posibilidades de maquillar el resultado. Y su esfuerzo se veía recompensado. En apenas diez minutos, los franjirrojos llevaron la taquicardia a las gradas del Calderón. Lo que parecía un gol de Delibasic que servía como premio a tanto trabajo, acabó con la creencia de buscar el marcador.

Relajación y susto

El exceso de relajación del Atlético de Madrid estuvo cerca de llegar al disgusto. Una vez más, un centro mal defendido y peor achicado encontraba a Delibasic, que marcaba el segundo para el Rayo. La locura se instalaba en el fondo de los Bukaneros, que animaron con mayor ahínco. Esos gritos encontraron el gol de Leo Baptistao a falta de tres minutos para el final. Se desfondaron, lo intentaron y colgaron balones al área. Pero esta vez el Atlético de Madrid no concedió la ocasión que se merecieron.

El Atlético de Madrid ganó el encuentro por la mínima cuando llegó a ponerse 4-0 en el marcador. Los cambios relajaron al conjunto local, que no hicieron méritos de ganar después del gol de penalti de Falcao. Los tres puntos sirven de lección a un equipo que lo pasó mal durante diez minutos.  Se sitúan en puestos europeos, con un partido menos y cierran un mes de ensueño. 

Así lo vivimos en VAVEL.com

Ficha técnica:
Atlético : Courtois; Filipe Luis, Godín, Miranda, Juanfran; Mario Suárez (Tiago 62´), Gabi; Arda Turan (Adrián 66´), Koke, Diego Costa (Cebolla Rodríguez 56´); Falcao
Rayo : Dani; Tito, Amat, Casado; Javi Fuego, Adrián (Delibasic 68´), Trashorras, Leo Baptistao, José Carlos, Piti (Lass 53´); Nicki Bille (Chori Domínguez 57´)
MARCADOR: 1-0 Mario Suárez (28´); 2-0 Koke (49´); 3-0 Arda Turan (51´); 4-0 Falcao (55´); 4-1 Delibasic (81´); 4-2 Delibasic (83´); 4-3 Leo (87´)
ÁRBITRO:
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la cuarta jornada de la Liga BBVA. Madrid, estadio Vicente Calderón. Aforo aproximado a más de 45.000 personas. Hubo pasillo de cortesía por parte del Rayo Vallecano al Atlético de Madrid por la consecución de la Supercopa de Europa.