Simeone, nueve meses después

Simeone, nueve meses después

Hace nueve meses exactos que se cumplen del debut oficial del Cholo Simeone como técnico del Atlético de Madrid. Poco tiempo para la estancia del técnico en Madrid, pero muchas emociones y un constante ir y venir de sensaciones, que han adornado la vitrina del museo del Vicente Calderón con dos nuevos laureles europeos. Simeone es la clara imagen de la metamorfosis de un grupo languideciente con Manzano, y dinámico con el argentino.

Nueve meses. El tiempo que dura un embarazo, el largo transcurso de una temporada de fútbol que arranca a mediados de agosto y acaba a mediados de mayo para los clubes. La estancia de Simeone en el Atlético. Una metamorfosis. Una simple relación de ideas que hace ver lo que es el breve transcurso de tiempo, las cosas que la vida ofrece en nueve meses, y sobre todo, lo que ha logrado el técnico argentino del Atlético de Madrid, al que se bautizó esporádicamente como “efecto Simeone” y ha mutado en el “ciclón Simeone”.

Y es que todo nuevo proyecto tiene una fase complicada, y el Atlético la tuvo dos meses después de la llegada de Simeone, cuando estuvo cinco jornadas sin conocer la victoria en Liga, y todo el mundo dudaba de la efectividad de la llegada del argentino, que arrivaba a la ribera del Manzanares procedente de su también amado Racing de Avellaneda. Era la oportunidad que soñaba Diego para mostrarse al mundo como técnico de primer nivel, y no la desaprovechó a pesar de ese bache de resultados. A trancas y barrancas, enderezó el rumbo de una nave mal gobernada en el primer tramo de la pasada temporada, y la llevó al puerto de un nuevo título continental dos años después, y a quedar a dos puntos de Champions League, cuando había arrancado a tres por encima del descenso frente al Málaga.

Debut ante el Málaga

Precisamente hoy, cuando se cumplen nueve meses de su debut en La Rosaleda, es el equipo de Paseo de Martiricos el que le rinde visita al Atlético en el Vicente Calderón, en una pelea por algo más que una momentánea segunda plaza en la liga. Hace nueve meses, el Atlético casi llegaba con el cartel de víctima colgado en la frente, pero el equipo rojiblanco sacó a relucir las líneas maestras de lo que ha sido esta plantilla con el ex de River Plate, entre otros.

Aquel partido terminó empate a 0, pero el Atlético tuvo contra las cuerdas a los de Pellegrini con varias oportunidades claras de gol, que bien pudieron valer la victoria y tres puntos vitales ante el equipo que ocupó la plaza de Champions League deseada por los colchoneros. Sin embargo, el halo de optimismo que desató el equipo con una imagen más solida, más esforzada, y más colectiva desembocaría en la tremenda euforia final de Bucarest.

Solo el Barcelona de Guardiola y el Madrid de Mourinho han asaltado con victoria el Calderón

Paso a paso, el Atlético alcanzó 37 puntos en 22 jornadas. Nadie, excepto los colosos Real Madrid y FC Barcelona, pudieron superar los números del Atlético con Simeone. Ni Málaga, ni Mallorca, que hicieron 34 puntos; ni el milagroso Zaragoza con 33 puntos. Tampoco Valencia, Levante, Osasuna, Sevilla o Athletic de Bilbao, que no llegaron a los 30 puntos en el transcurso de las 22 jornadas. No fueron números suficientes para la Champions, pero sí lo fueron para entrar en puestos europeos (seis primeros) por tercera vez en diez temporadas, números algo lejos de lo que se espera del Atlético. Simeone, junto con el mexicano Javier Aguirre, fue el segundo técnico en conseguirlo. Hoy regresa el Málaga, y hay cuentas pendientes sobre el césped. El Atlético quiere dar la sensación de superar a su máximo rival por la tercera plaza en estos momentos, y el Málaga quiere no volver a tropezar en la piedra del Manzanares, que casi le cuesta un disgusto en la última jornada.

Características del equipo

Intensidad – Una característica fuera de toda duda en muchos partidos, donde el Atlético siempre ha querido imponer partidos de ritmo alto, donde el rival no estuviera cómodo ante la presión ni organizado ante las zonas donde el Atlético ejercía esta presión, habitualmente cerca del área rival, para robar con los de arriba y matar con los de arriba. Una presión que implica a los once jugadores, desde Falcao hasta Courtois, pasando por todas las posiciones del esquema colchonero. Nadie puede bajar las revoluciones del motor, porque Simeone no perdona.

Veteranía – El Cholo ha dado los galones del equipo a gente con lides y tablas. Gente en primera instancia como Tiago, Perea y Gabi tomaron un lugar habitual en las primeras alineaciones del Cholo Simeone, que ha ido dando forma a una idea a través de un once inicial que en la última parte de la pasada temporada todo el Calderón se aprendió de carrerilla, al estilo del mítico equipo de Radormir Antic. Courtois, Juanfran, Filipe Luis, Godín, Miranda, Gabi, Mario Suárez, Arda Turan, Diego, Adrián y Falcao quedaron en seis meses en el imaginario rojiblanco al nivel de Molina, Geli, Toni, Santi, Solozábal, Vizcaíno, Caminero, Pantic, Simeone, Kiko y Lubo Penev.

Solidez – Si el Atlético de Madrid de Simeone se ha caracterizado por algo más que su intensidad, han sido los números defensivos del equipo. La famosa “mujer barbuda” ha pasado a mejor vida desde que Simeone y su equipo de trabajo llegaran al cargo. Muchos partidos a cero, hasta diez la campaña pasada con el argentino, para sostener la fortaleza de un equipo que se construye a partir de la defensa y termina en un cazagoles voraz.

Falcao – Todo lo que el Atlético de Madrid fabrica, Falcao se encarga de materializarlo en gol. El colombiano ha vuelto a encontrar al técnico que le puso en la órbita de grandes delanteros del fútbol mundial, cuando el argentino y el cafetero cruzaron sus trayectorias profesionales defendiendo la zamarra de River Plate. Simeone ha sido el técnico que mejor ha entendido las cualidades del Tigre de Santa Marta, y Falcao devuelve esa confianza con lo que mejor sabe hacer, goles. Con un arranque espectácular entre Liga, Europa y selección, con hasta 12 tantos en los partidos que ha disputado; el colombiano no ve su techo bajo las órdenes de Simeone. Una dupla técnico – jugador letal, que está convirtiendo al Atlético en un conjunto temible allá por donde va.

Simeone suma 12 victorias consecutivas en Europa con el Atlético. El récord del club está en 15

Robo y contragolpe – El estilo bajo es el que se define Simeone. Después de la intensa presión, Simeone ha caracterizado al Atlético por ser un equipo que castiga mucho a sus rivales cuando los coge descolocados y con espacio por delante. Robo, y las flechas por la banda ya están apareciendo. Juanfran y Filipe ofrecen soluciones a Simeone por fuera, mientras que Diego en su momento la campaña pasada, y Arda, Koke, Raúl García y Mario le ofrecen la creatividad y la llegada necesarias para que funcione un equipo que le exige goles a su mediocentros, para no depender sólo de la pegada mortal de Falcao.

Esa filosofía de morder, robar y correr le ha valido al Atlético grandes títulos. Véase de ejemplo la contra que monta Diego en un pase para Falcao en la final de Europa League en el primer gol; el robo y la presión insistente de Arda Turan en el segundo gol de Falcao en esa misma final; o la finalización del tercer gol de Falcao en la Supercopa de Europa ante el Chelsea. El Atlético consigue abortar un córner en contra y convertirlo en un contragolpe para que el colombiano ajusticie a un Chelsea inferior al Atlético aquella noche del 31 de agosto.

Dominio del balón parado – El Atlético de Madrid ha sido uno de los equipos que más provecho sacó la campaña pasada a balón parado. Muchos goles salidos de la pizarra de Simeone, de las horas de ensayo en los entrenamientos. Jugadas estudiadas una y mil veces para que se ejecuten a la perfección en los partidos. No sólo porque el Atlético es capaz de forzar penaltis para que Falcao los convierta en gol, si no porque el equipo ha encontrado en Miranda, Mario, Koke, Raúl García, y Gabi a excelentes culminadores del juego aéreo, más allá de Radamel Falcao. Domínguez es otro de los futbolistas que servía al Atlético a la hora de lograr goles en jugadas de estrategia. A la hora de sumar, Simeone sabe que la jugada de estrategia vale mucho, y aprendió de un maestro en ese sentido, Radomir Antic.

Bebiendo de las fuentes de Radomir Antic

Simeone ha sacado su vena de técnico de uno de los mejores entrenadores que ha tenido el Atlético de Madrid en su historia, Radomir Antic. A pesar de que Antic fue uno de los protagonistas del descenso de la campaña 99/00, cuando sucedió a Ranieri en el cargo; al serbio se le recuerda en el Vicente Calderón por el mágico doblete del 96, en el que se hizo con Liga y Copa del Rey. El argentino, componente de aquella plantilla, ha mantenido buena relación con Radomir Antic, a pesar de que fuera uno de los que comenzó la diáspora de los héroes hacia otros clubes.

Hay muchos paralelismos entre este equipo, y el Atlético del doblete

Y en muchas de sus formas, de su trabajo diario, de sus jugadas de estrategia, y de los matices del equipo que dirige, recuerda al preparador serbio. Salvando las distancias del doble pivote Mario – Gabi, con el rombo que componían Vizcaíno – Simeone – Caminero – Pantic, principal detalle diferenciador entre ambos, el resto es un funcionamiento casi calcado del Atlético, que de haber sido inteligente como club, hubiera apostado por potenciar aquella manera de entender el fútbol, y haber creado un equipo mucho más longevo que aquel del 96 al 98 hizo las delicias de muchos colchoneros.

Porque el equipo se basa en robar arriba y contragolpear, porque necesita de dos laterales largos, que actúen casi de carrileros, ante la falta de extremos puros, con dos jugadores de banda con tendencia a ocupar los pasillos interiores y abandonar los flancos. Con un punta que sabe jugar de espaldas a portería, aunque Falcao no tiene la magia de Kiko ni su calidad técnica. Con la base de la solidez (Molina encajó 37 goles en 42 partidos en el 96, Courtois 19 goles en 22 partidos la última campaña) como bandera, y del aprovechamiento de las faltas, córners y penaltis como manera estable de lograr una buena cantidad de goles que aseguren victorias. Y con un equipo comprometido, que es una piña unida e indivisible en torno a la figura de un entrenador carismático entre la grada, casi un líder espiritual, que en seis jornadas ha revivido el espíritu de aquel equipo, para establecer en el Calderón la creencia de que esta plantilla, corta, necesitada de la cantera para tener recambios, como aquella del 96, está a la altura de los dos colosos del fútbol español para pelear hasta el final por la décima (la décima liga, claro está).

Números de Simeone con el Atlético:

Números de Simeone

Temporada 2011/2012

Temporada 2012/2013

Liga – 5º puesto

PJ – 22 (10 en el Calderón)

PG – 10 (6 en el Calderón)

PE – 7 (2 en el Calderón

PP – 5 (2 en el Calderón)

Goles a Favor – 30 goles

 

Goles en contra – 19 goles

 

Máximo goleador – Falcao

Liga

PJ – 6 (3 en el Calderón)

PG – 5 (3 en el Calderón)

PE – 1 (0 en el Calderón)

PP - 0

Goles a favor – 16

 

Goles en contra - 7

Europa League

PJ – 2 (1 en el Calderón)

PG – 2 (1 en el Calderón)

PE – 0

PP - 0

Goles a favor – 4 goles

 

Goles en

contra – 0 goles

Europa League -

Campeón

PJ – 9 (4 en el Calderón)

PG – 9 (4 en el Calderón)

PE – 0

PP - 0

Goles a favor – 22 goles

Goles en contra – 5 goles

Supercopa de Europa

Campeón: 4-1 al Chelsea

Copa del Rey

Sin disputar

Números Totales

Partidos Jugados

Partidos Ganados

Partidos Empatados

Partidos Perdidos

40 (18 en el Calderón)

27 (14 en el Calderón)

8 (2 en el Calderón)

5 (2 en el Calderón)

Goles a favor

76

Goles en contra

32