La bocina del Atlético de Madrid

El gol de Radamel Falcao en el minuto 90 contra la Real Sociedad deja una lectura clara: el Atleti tiene la suerte del campeón. En la presente temporada, el conjunto rojiblanco ha conseguido tres triunfos con un gol en la recta final del partido. Los partidos duran hasta que el árbitro pita el final.

La bocina del Atlético de Madrid
La bocina del Atlético de Madrid

Uno de los tópicos en el mundo balompédico a los que más se recurre cuando un equipo gana sus partidos condimentados con una pizca de suerte, es la denominada “suerte del campeón”. Este término ha sido muy utilizado en el último mes para referirse al Atlético de Madrid, más por su forma de sacar los partidos adelante. En ocasiones, por deferencias arbitrales a favor; en otras, porque le han concedido el poder de Midas, convertir en oro todo lo que toca. En parte, es un concepto que se podría atribuir al conjunto rojiblanco sin temer hacerlo, ya que los números de la presente temporada se asimilan con las estadísticas que sumó el año del Doblete en el cual fue campeón de Liga y Copa del Rey.

Entre todas esas casualidades, se asoma una relevante, que marca las diferencias y que permiten que el Atlético de Madrid se aúpe en la tabla de clasificación y comparta liderato con el FC Barcelona. Se trata de la capacidad para sacar adelante partidos en la recta final del encuentro. El conjunto rojiblanco se ha hecho especialista del espectáculo, del drama y de la tensión. Los tiempos sonríen, pues es el único equipo en España que aún no ha perdido ningún encuentro en toda la temporada (competiciones oficiales en general). Pero entre tanta felicidad, se esconde – aunque ya asoma – ciertas debilidades que propician no sacar los partidos con tanta facilidad.

El Atlético de Madrid suma 3 partidos consecutivos obteniendo la victoria con un gol en las postrimerías del encuentro. Cuando el partido agoniza, cuando está cerca de concluir con un sabor amargo, los rojiblancos sorprenden y afeitan la barba a aquella mujer que solía aparecerse por el Vicente Calderón como símbolo del infortunio. Lo que en temporadas pasadas se empataba, e incluso se perdía, este año no. Al Atlético de Madrid, ya sea por suerte del campeón o no, le funciona la bocina.

El gol de Falcao en Anoeta de libre directo es la prueba de que los instrumentos  que integran la orquesta de Simeone tienen música. Cuando más desafinados estaban, el argentino dio entrada a Cebolla Rodríguez y a Emre para imprimir velocidad y carácter. Tardó su tiempo, pero funcionó. Con un disparo no excesivamente ajustado a la escuadra izquierda, el delantero colombiano batía el marco defendido por Zubikarai para dar tres puntos vitales a un Atlético de Madrid que ya no sueña, sino que vive una realidad. 

Lo que parecía una mera anécdota, ha dejado de serlo. El Atlético de Madrid ya consiguió obtener la victoria contra el Viktoria Plzen en la Europa League con un cebollazo de Cristian Rodríguez en la última jugada del partido. Literal. Era el primero partido de la temporada en la que los rojiblancos se marchaban al descanso sin haber inaugurado el marcador. Los checos aguantaron ante un conjunto que no encontraba la luz en un túnel lúgubre. Pero, finalmente, el uruguayo iluminó al equipo de Simeone. "Cuando le cayó el balón al 'Cebolla' dije "no", pero le pegó impresionante", bromeaba el argentino en rueda de prensa.

Más clarividente se mostró Simeone tan solo 3 días después. “Cuando se repiten situaciones de éstas (ganar en los últimos minutos), es un valor importante", reconocía el argentino después de sacar tres puntos valiosos contra el Málaga en el Vicente Calderón. Misma película con el mismo guión. El Atlético de Madrid se adelantó y Santa Cruz empató para los malacitanos. Cuando el partido entraba en el último suspiro, un gol de Weligton en propia puerta daba el triunfo al conjunto rojiblanco.

A pesar de esto, hay otro partido en el que el Atlético de Madrid también marcó en la recta final o en el descuento del tiempo reglamentario. Fue en el Benito Villamarín, por medio de Raúl García, que ponía tranquilidad marcando en el minuto 93 un gol que ampliaba la ventaja y negaba la ilusión al Real Betis Balompié de poder extraer un punto antes del pitido final. Los partidos duran hasta que el árbitro pita el final. 

Fecha

Local

Resultado

Visitante

Goleador

Minuto

26 septiembre 2012

Real Betis

2-4

Atlético de Madrid

Raul García

93

4 octubre 2012

Atlético de Madrid

1-0

Viktoria Plzen

Cebolla Rodríguez

93

7 octubre 2012

Atlético de Madrid

2-1

Málaga

Weligton (p.p)

90

21 octubre septiembre

Real Sociedad

0-1

Atlético de Madrid

Radamel Falcao

90