Así juega el Rubin Kazan, rival del Atlético de Madrid en la Europa League

Los colchoneros se medirán a uno de los grandes aspirantes al título, un conjunto sólido y fiable con un centro del campo poderoso y pegada arriba. Salomón Rondón es el gran peligro en ataque de un equipo que forja sus logros en la defensa, que aspira a recuperar su mejor versión y que llegará a la eliminatoria habiendo disputado su último partido oficial el 10 de diciembre de 2012.

Así juega el Rubin Kazan, rival del Atlético de Madrid en la Europa League
Así juega el Rubin Kazan, rival del Atlético de Madrid en la Europa League

El Atlético se enfrentará a uno de los grandes outsiders de esta Europa League. Cruce de exigencia para el campeón, que tras su derrota en Plzen ha sido emparejado con el verdugo del Inter en la fase de grupos. Conjunto rocoso sin un estilo brillante y con acento español. El Spanish Rubin cuenta con César Navas, Marcano y Orbaiz en sus filas. El viaje a Kazan, el destino más lejano de toda la Europa futbolística, y el posible frío en la República del Tartaristán a finales de febrero, son dos hándicaps a sumar a la dificultad del rival.

Solvencia defensiva por bandera

La mayor virtud del conjunto más oriental de todas las competiciones europeas es su solidez atrás. Iván Marcano, por el que pagaron cinco millones el pasado verano, es el cuarto de los centrales del equipo. Sharonov, Bocchetti, que es el mejor de todos ellos y también puede actuar como mediocentro de contención; y el español César Navas, que ha eclosionado en Rusia, completan la nómina. Kurban Berdiyev ha implementado este curso la línea de cinco defensores, que alterna con la zaga habitual de cuatro zagueros. Por ello, los cuatro futbolistas, sobre los que se cimienta la fortaleza de este equipo, se han repartido los minutos en la retaguardia tártara. El poderío aéreo es una de las grandes facultades del Rubin, que a menudo compensa su falta de asociación con las acciones a balón parado y desencalla algunos encuentros de este modo.

De los 14 jugadores que participaron en el triunfo en el Camp Nou en 2009, ocho siguen en el equipo

Los costados de la zaga son propiedad de Ansaldi, en la izquierda, y Kuzmin, por la derecha. Son dos laterales largos que en la línea de cinco actúan como carrileros y que disponen de un buen sentido táctico y mucha disciplina defensiva. Ansaldi, argentino y en el club de Kazan desde 2008, golpea muy bien al balón. Al igual que Sharonov y César Navas, es uno de los cuatro defensores que formaron línea en la histórica victoria del Rubin en el Camp Nou en 2009 (1-2), en la que se tildó al conjunto ruso de ultradefensivo. Ocho de los 14 jugadores que participaron en aquel encuentro aún se mantienen en la plantilla tártara, prueba del continuismo de Berdiyev.

El mejor centro del campo de Rusia

Con permiso del Zenit de San Petersburgo y su trivote Denisov-Witsel-Shirokov, el Rubin Kazan dispone de la mejor medular de su país. Orbaiz, Natkho y Roman Eremenko ocupan la parcela central del centro del campo. Cada uno de ellos tiene una función diferente y complementaria al resto. El mediocentro español, que desembarcó a Rusia en verano, libre, y que apenas se ha perdido un partido desde su incorporación, es el ancla del cuadro tártaro. También sobre el jugador navarro, que suele actuar él solo como pivote defensivo, se fragua la solvencia del equipo. La tarea de recuperación prácticamente recae en exclusiva a Orbaiz. Natkho es el organizador y el verdadero timón de los orientales. El israelí, volante mixto, llegó en 2010 para sustituir a Noboa; desde entonces se ha convertido en una de las figuras de este Rubin. Juega en corto y en largo, mueve al equipo y encabeza las transiciones. Además es un excelente lanzador de faltas que promedia bastantes goles al año y potencia el poderío aéreo del equipo a balón parado.

Berdiyev, técnico del Rubin desde 2001, es la pieza angular del proyecto futbolístico del club de Kazan

El finlandés Eremenko es el jugador diferente. Último pase y mucha llegada. Se mueve con libertad por delante del doble pivote Orbaiz-Natkho, como capitán de la línea de tres mediapuntas por detrás de la referencia. La temporada pasada sufrió una lesión grave de la que hace apenas unas semanas se recuperó, al igual que Carlos Eduardo, quién poco a poco va entrando en el equipo, aunque se baraja la opción que se marche del club con rumbo a su país. El brasileño es el futbolista más talentoso del grupo; en caso que llegué a punto y con confianza a la eliminatoria es un verdadero peligro. Aúna precisión, versatilidad y mucha calidad técnica. El rostro de este rocoso Rubin cambia muchísimo con la entrada de Eremenko o Carlos Eduardo.

Pegada con acento vinotinto

Salomón Rondón recaló el pasado verano en Rusia como el nueve moderno que reclamaba Berdiyev. Por su potencia, velocidad, corpulencia y afinidad con el gol, la incorporación del venezolano en Kazan se percibió como clave para la regeneración del equipo y necesaria para recuperar el 4-5-1 clásico del técnico turkmeno. Con la dura tarea de hacer olvidar al mejor Bukharov, el exjugador del Málaga emigró hacia la antigua URSS. Allí está gozando de mucha confianza pero aún no ha terminado de ofrecer su mejor versión. Cuatro goles en 14 apariciones de Rondón, que es el gran argumento ofensivo del cuadro tártaro. El joven Dyadyun es el recambio del atacante vinotinto. Por los extremos se desempeñan Kasaev y Karadeniz. Desborde y buenos centros son sus credenciales.

Un proyecto definido

El turkmeno Kurban Berdiyev, quien hizo famoso su rosario musulmán en el Camp Nou, dirige al club tártaro desde 2001. Ascendió al Rubin y ha logrado dos títulos de PLR consecutivos en la 2008 y 2009, además de una Copa de Rusia la temporada pasada. Pese a su modesto pasado y gracias a la fuerte inyección de capital de las empresas de la zona, el club de Kazan se ha erigido como un gigante deportivo en su país. Sobre el técnico musulmán se edifica el proyecto futbolístico de la entidad. Desde que logrará sus primeros éxitos no ha variado ni un ápice su estilo y apenas ha incluido variantes en sus esquemas tipo. Este equipo no dista tanto del que ganó al Barça y de hecho se mantiene la mayor parte de la zaga que forjó el bicampeonato. Con el paso de los años, este Rubin se ha regenerando sobretodo en la parcela ofensiva. Quedaron atrás ya los Chori Domínguez, Semak o Bukharov.

Tras el desastre de la curso pasado, en el que los tártaros quedaron fuera de las posiciones Champions y lograron la clasificación para la Europa League vía copa, se hizo un intento para regenerar al equipo para volver a formar una plantilla para discutir la hegemonía al Zenit. Por ello llegaron Rondón, Marcano, Orbaiz y Töre, quien apenas ha gozado de oportunidades. Con todo, en liga el Rubin sigue sin levantar cabeza y se ha marchado de vacaciones de navidad –hasta el marzo no se reanuda la competición- fuera de posiciones europeas a 10 puntos de la Champions y sin opciones de título. La segunda competición continental es donde el conjunto de Kazan está ofreciendo su mejor versión. Se hizo con el primer lugar de grupo por delante de un Inter al que venció en Rusia e igualó en San Siro pero el buen momento en Europa no va acorde con sus actuaciones en liga. El cuadro ruso llegará a la eliminatoria de dieciseisavos de final de Europa League tras más de dos meses sin disputar ningún partido oficial y probablemente con caras nuevas en el grupo. Durante el invierno, el club realizará una pretemporada en una zona más cálida.