El Atlético de Madrid se presenta ante su afición con una buena imagen

Los pocos aficionados que poblaron las gradas del Vicente Calderón, en su mayoría peruanos e hinchas de Alianza de Lima, vieron la victoria por 2-0 del Atlético de Madrid en un partido descafeinado que destacó en diferentes tramos del partidos. Arda Turan, Borja González hy Pedro Martín fueron los goleadores de un encuentro que destacaron, a ratos, Raúl García y Oliver Torres, que debutó en el Vicente Calderón con la zamarra rojiblanca.

El Atlético de Madrid se presenta ante su afición con una buena imagen
Foto: EFE
Atlético de Madrid
3
0
Alianza de Lima
Atlético de Madrid: Asenjo; Filipe Luis, Godín, Miranda (Cata Díaz 45´), Silvio; Mario Suárez (Saúl Ñíguez 45´), Emre (Kader 64´), Gabi (Borja González 70´); Cristian Rodríguez (Oliver Torres 45´), Raúl García (Pedro Martín 80´) y Arda Turan
Alianza de Lima: Donayre; Aparicio, Viza, Jayo (Benincasa 80´), Neyra, Libman, Ascues, Bazán, Ponce, Rabadal y Rodríguez (Lozano 83´)
MARCADOR: 1-0 Ardan Turan (min 17); 2-0 Borja González (min 72)
ÁRBITRO: Sánchez-Seco Otero (ESP). Amonestó a Saúl Ñíguez (46´)
INCIDENCIAS: Partido amistoso celebrado en el Vicente Calderón en la denominada "Noche del Fútbol". Apenas 15.000 espectadores, en su mayoría hinchas de Alianza de Lima. Debutaron en el Vicente Calderón Cata Díaz, Emre, Cebolla Rodríguez, Oliver Torres, Kader y Pedro Martín.

Fue presentado como la “Noche del Fútbol” pero la realidad dice otra cosa. Si en los días anteriores al partido se aseguraba con rotundidad que habría una presencia cercana a los 30.000 hinchas de Alianza de Lima, el contexto de la situación demostraba que la entrada llegaba a duras penas a los 15.000 aficionados entre ambos equipos, con una notable presencia de aficionados peruanos que se trasladaron para dar música y color a un desangelado Vicente Calderón. El ambiente no favorecía en exceso para la emoción. De aquel prestigioso Villa de Madrid que se celebraba en el Calderón en antaño por estas fechas tan solo queda el “Madrid” – por la ubicación – con respecto a la última edición que se ha disputado.

Concordaba en día con el 74 cumpleaños de don Luis Aragonés pero el homenaje se lo llevaron Juanfran Torres, Saúl Ñíguez, Oliver Torres y Javier Manquillo tras salir campeones con la selección española en la Eurocopa de Ucrania y Polonia y en el Europeo sub 19 celebrado en Estonia, respectivamente. Una vez superada la deferencia, el balón echó a rodar para dar cuenta de los nuevos fichajes ante la parroquia rojiblanca, con Emre y ‘Cebolla’ Rodríguez como capitales del trabajo de la dirección deportiva sobre el verde y con el regreso a su estadio de Raúl García tras una notable temporada con Osasuna, que actuaba como delantero de circunstancias.

Dominaba el Atlético de Madrid en la medular, poblando el centro del campo con muchos jugadores y abriendo el juego con Arda Turan y Cebolla Rodríguez en bandas. No tardó en llegar la primera ocasión para el conjunto rojiblanco, por medio de Raúl García, que remató fuera tras una bonita combinación con Arda Turan. Minutos más tarde y tras un saque de esquina, el jugador navarro volvía a protagonizar las ocasiones de gol con una chilena que acabó en gol pero que el  colegiado anulaba por fuera de juego.

Alianza de Lima apenas ejercía presión al Atlético de Madrid, que tocaba cómodo abajo y se incorporaba rápido al ataque. En poco más de tres toques, una jugada con origen en Mario Suárez  acabó en los pies de Filipe Luis, que entró hasta línea de fondo y puso el esférico al punto de penalti para que Arda Turan rematara e hiciera el primero de la noche. Como viene siendo habitual, el gol relaja la intensidad del conjunto rojiblanco, que perdió la alta posesión de esférico a favor del conjunto blanquiazul. A ritmo de los acordes de su hinchada, que poblaba la grada, se atrevía y se adentraba en campo local, sin fortuna alguna a la hora de disfrutar de ocasiones de gol.

En el descanso Simeone dio entrada el pertinente carrusel de cambios con Saúl Ñíguez y Cata Díaz, así como el debut de Oliver Torres en el Vicente Calderón, la principal atracción rojiblanca en los compases iniciales del segundo tiempo. El jugador extremeño, pegado en banda, se encargó de pedir el balón y moverlo a su antojo, contagiando al resto del equipo  en madurar las jugadas a través de continuos pases.

Poseía el balón pero no había una idea clara de que hacer con él. El Atlético de Madrid carecía de sentido de circulación y Simeone dio con la tecla. Abría de nuevo a los extremos, con Kader en banda y con Filipe Luis con todo el flanco izquierdo para correr.  En una jugada aislada, Filipe Luis cede de tacón a Arda Turan, que cuelga el balón a Borja González para hacer el 2-0 dos minutos después de entrar al terreno de juego.

Con el marcador y sin resistencia por parte de Alianza de Lima, la cantera tomaba el poder con la aparición de Pedro Martín, que maquilló el resultado con el 3-0 tras una gran jugada donde Oliver Torres asistió al hueco para Kader, que puso el esférico al punto de penalti para que el delantero malagueño anotase a placer.

Más que el resultado, el partido adquiere relevancia por la presentación del Atlético de Madrid ante su escaso público, que mezcla por el humilde cartel y por las ansiadas vacaciones, no se desplazó para animar a su equipo. Se pudo ver las ideas que intenta calar Simeone entre sus jugadores, con una defensa que muy probablemente quedará liderada con Godín y Miranda, así como un férreo bloque de mediocentros capitaneados por Mario Suárez y Gabi. También hubo tiempos para ver gotas de Oliver Torres, con el que Simeone intercambió alguna que otra palabra durante el juego para pedirle que quiere de él.