Tres punzadas levantinas derrotan al Betis

Un Levante sólido en defensa y eficaz en ataque derrota al Betis por 3-1. Los valencianos alcanzan la cuarta plaza y la utopía de la Champions sigue intacta. El Betis se corta y tiene un colchón de seis puntos sobre el descenso.

Tres punzadas levantinas derrotan al Betis
Levante UD
3
1
Real Betis Balompié
Levante UD: Munúa; Pedro, Ballesteros, Cabral, Juanfran; Torres, Iborra; Valdo (Pallardó, m. 86), Barkero, Ghezzal (Rubén, m. 76); y Koné (Javi Venta, m.
Real Betis Balompié: Fabricio; Nelson, Paulao (Santa Cruz, m. 53), Dorado, Nacho; Iriney, Beñat, Salva Sevilla (Cañas, m. 64); Rubén Castro, Jefferson Montero (Pereira, m. 64) y Jorge Molina.
MARCADOR: 1-0, min. 34, Barkero. 2-0, min. 41., Torres. 2-1, min. 43, Molina. 3-1, min. 50, Koné.
ÁRBITRO: Estrada Fernández (Comité catalán) amonestó a Pedro López, Ballesteros, Iborra y Valdo, del Levante; y para Salva Sevilla y Pereira, por el Betis.
INCIDENCIAS: Partido correspondiente a la 26ª jornada del Campeonato Nacional de Liga en 1ª división. Disputado en el Ciudad de Valencia, que registró una media entrada.

En un partido que iba a marcar el tramo final de Levante y Betis en esta temporada, los valencianos se ganaron el derecho a soñar con la Champions tras ganar por 3-1 y recuperar la cuarta plaza. Tres zarpazos de los de Juan Ignacio Martínez bastaron para derrotar al Betis, que se mantiene con 30 puntos, sólo seis sobre el descenso y un poco más lejos ya de los puestos en los que se aspira a Europa.

El Betis comenzó con bastante firmeza el choque, dominador y paciente, quizá demasiado, lo que le restó velocidad y profundidad. No obstante, los de Mel conseguían manejar el balón en campo rival, logrando cierto desequilibrio con Jefferson Montero, de nuevo el jugador más incisivo del ataque bético. En cambio, el Levante no estaba incómodo, sabedor de que su fútbol se basa en esperar atrás y salir a la contra, juego que este equipo efectúa de manera brillante

En dos salidas rápidas los blaugranas obtuvieron sendas faltas en la frontal. La primera fue desaprovechada por el argelino Ghezzal, pero en la segunda, más escorada a la derecha, fue ejecutada de forma magistral por Barkero, que superó a Fabricio y adelantó a los locales. La zurda del futbolista vasco volvió a ser decisiva instantes después, cuando filtró un excelente pase al lateral Juanfran, que centró de forma perfecta para que Xavi Torres anotase al 2-0 de remate de cabeza. En dos punzadas el Levante había acabado con las esperanzas verdiblancas, pero en una indecisión de la zaga valenciana Jorge Molina acortó distancias.

El Betis en la reanudación salió lanzado a por el empate, pero una nueva puñalada del Levante iba a resultar, esta vez sí, definitiva. En un contragolpe rapidísimo, la mejor arma ofensiva local, Koné iba a marcar el tercer gol de su equipo tras finalizar una gran acción de Ghezzal. A partir de ese momento el Betis entró en una parálisis de la que ya no se recuperó. Mel introdujo más delanteros, pero el equipo continuó sin crear ocasiones de peligro y el Levante resistió cómodamente el tiempo suficiente para que la afición del Ciudad de Valencia continuara saboreando el sueño de Champions de un equipo de barrio.