Soluciones rápidas en defensa

Soluciones rápidas en defensa

Muchas veces la pegada no gana partidos en liga. Hay que tener un lógico equilibrio entre defensa y ataque. Y precisamente, el conjunto verdiblanco carece de defensa sólida que haga tener tranquila a la grada, y lo más importante al equipo. Por lo menos, es lo que denota tras los dos partidos de campeonato disputados. Uno con el Atlhetic y otro con el Rayo Vallecano.

Los centrales no imponen su hegemonía en el centro de la zaga, los laterales son inseguros e intermitentes, y para colmo el portero pasa por una etapa de nerviosismo inquietante. De modo que, los cambios en la zona de atrás son muy necesarios. Más bien son urgentes.

Quizá, la llegada de las nuevas incorporaciones béticas de otro aire al bloque. Músculo en el medio del campo y poderío aéreo en defensa. Nosa Igiebor, puede ser el que haga olvidar a Iriney. Una pieza clave en el sistema táctico de los de Heliópolis que da fortaleza al centro del campo, y que fue lo que no tuvo el equipo el pasado sábado con el Rayo. A su vez, Damien Perquis, es la ficha que pedía Mel para su parte trasera. Un jugador con buena planta, rígido, fuerte y con carácter.

Con todo, lo que falta es que los nuevos fichajes cuajen en el conjunto. Pero antes de finalizar, no hay que olvidarse que cuando los de Pepe Mel no tienen a Rubén Castro, no se tiene tanto gol, algo que no suple Jorge Molina con tres goles en dos partidos. Sin duda, un clima que los aficionados perciben y viven, sumado también a que Beñat parece estar más fuera que dentro. Todo por decidir en una semana clave, pendientes de recibir al Atlético de Madrid de nuevo en casa. Habrá que lavar la imagen de desilusión generada tras el último envite.