Vuelve la Real de Íñigo Martínez

Todos recuerdan en Heliópolis el gol del central vasco desde el medio del campo con el tiempo cumplido que supuso la derrota bética. Ambos entrenadores llegan al duelo con mucho más crédito que el año pasado cuando se jugaban la destitución. La última victoria bética fue en Segunda División con un gol de Emaná de penalti.

Vuelve la Real de Íñigo Martínez
Imagen: elmundo.es

El Betis se enfrenta el sábado a las 22:00 horas a la Real Sociedad de Montanier. El equipo donostiarra viene en un gran estado de forma y con la moral por las nubes después de adjudicarse el derbi vasco tras la victoria por dos a cero frente al Athletic Club de Bilbao. El conjunto verdiblanco, por su parte, viene sumido en un mar de dudas después de recibir dos derrotas dolorosas en una semana ante Atlético de Madrid y Málaga, lo que le ha supuesto ser uno de los equipos más goleados de la Liga BBVA. Después de los escándalos arbitrales y de las expulsiones contra rivales de mayor nivel, la verdadera prueba para ver el nivel de los hombres de Mel será este partido frente a la Real Sociedad, un equipo que si echamos la vista atrás no se le ha dado del todo mal al conjunto hispalense.

En los últimos diez encuentros disputados en el Benito Villamarín, los de la Palmera han logrado la victoria en siete ocasiones mientras que la Real solo ha conseguido en tres. Si bien, la última victoria verdiblanca fue en Segunda División, cuando ambos clubes peleaban por el ascenso, objetivo que a la larga solo lo alcanzaría el equipo vasco. En esa ocasión, fue el camerunés Emaná, de penalti, el que le dio la victoria al Betis ante un campo abarrotado ante la impotancia del duelo entre rivales directos. Sin embargo, aunque las estadísticas en la última década sean favorables al equipo sevillano, el recuerdo más fresco de los béticos es el último partido que disputó el equipo de Mel frente a la Real Sociedad en el Villamarín, correspondiente a la 13ª jornada de la temporada pasada. Un Betis sumergido en una gran crisis de resultados y juego, con Pepe Mel muy cuestionado, caía por cero goles a dos ante la Real. Pero el conjunto verdiblanco fue capaz de levantarse y Pereira, que había salido del banquillo, anotó dos goles que valía el empate cuando se acercaba el minuto 90. Todo parecía indicar que solo por la inercia que llevaba el partido, con un Betis volcado en la portería donostiarra y 35.000 almas llevando a su equipo a la remontada, ésta se acabaría produciendo. Pero esas almas béticas quedaron paralizadas cuando, con el tiempo cumplido, Íñigo Martínez, armaba su pierna izquierda y desde el centro del campo sorprendió a Casto, que andaba algo adelantado. Victoria para la Real Sociedad y el Betis que se ahogaba en la orilla.

La situación del Betis, obviamente, no es la misma. Pepe Mel no está tan cuestionado como entonces, si bien, su equipo está siendo objeto de numerosas críticas en los últimos partidos. Veremos cómo rinde el irregular conjunto verdiblanco ante un igual después de las dos goleadas recibidas ante Atlético de Madrid y Málaga.