Una oportunidad aprovechada

El portero sevillano Adrián, tras dos últimas actuaciones ligueras, ha llamado a la puerta de Pepe Mel con mucha fuerza.

Una oportunidad aprovechada
El guardameta verdiblanco en un entrenamiento junto a Fabricio. (Foto: Manquepierda.com)

Hay partidos de fútbol en donde uno está tocado por una varita y en los que todo te sale bien. Choques que te salen a las mil maravillas. Se tiene carácter, confianza, fuerza, entrega y suerte. Sobre todo, suerte. Y esto, es precisamente lo que le paso a Adrián el pasado sábado en el Villamarín en su encuentro liguero ante la Real Sociedad.

El sevillano de 25 años fue clave para que los donostiarras no marcaran en esta jornada liguera. Ante la baja de Casto por sanción, Mel confió en el canterano. Y el propio Adrián respondió, y de manera muy solvente. Le demostró al técnico que en la portería él está dispuesto a darlo todo. Quizás, pudo ser la primera piedra en el camino de un gran guardameta. Sin duda, si las lesiones no lo impiden, tiene mimbres para ello.

Junto a esto, el entrenador verdiblanco tiene un dilema en este sentido. Tras el regreso de Casto, ya que con Fabricio no se espera que cuente mucho, no se sabe si sentará al pacense y pondrá a Adrián o viceversa.

A pesar de ello, la continuidad a lo que funciona o lo que ha funcionado debe ser lo que prime realmente. Así que, Adrián por motivos sobrados ante el Málaga y Real Sociedad debería salir ante el Osasuna por aprovechar las pocas oportunidades que ha tenido. Aun así, se debe ser prudente y ver el veredicto al respecto de Pepe Mel.