Yo jugué en el Betis: Toni Prats

El enfrentamiento del sábado entre Betis y Mallorca , será especial para los seguidores de ambos equipos pues es de vital importancia para acabar el año bien, pero si hay una persona que tendrá el corazón partido ese es Toni Prats. El guardameta balear pasó casi toda su carrera deportiva vistiendo la camiseta verdiblanca o bermellona, y es recordado con un especial cariño por parte de las dos aficiones.

Yo jugué en el Betis: Toni Prats
Toni Prats en la temporada 1998/99. (Foto: sportswoldcards.com).

Si repasamos en las últimas décadas jugadores que han vestido la camiseta de Betis y Mallorca encontraremos a hombres queridos por la afición como son Varela o el canterano bético Poli. Incluso hay un hombre que tiene el récord de partidos entrenados con el Betis y es el segundo que más con el Mallorca, tras Manzano, se trata de Serra Ferrer quien ahora es el consejero delegado del Mallorca. Pero además de los ya nombrados, hay un jugador que recuerdan con especial cariño los sevillanos y los baleares, ese es el ex arquero Toni Prats.

Inicio en el Mallorca

Toni Prats nació un 9 de Septiembre de 1971 en Capdepera, un pequeño pueblo costero situado al este de la isla de Mallorca. Desde pequeño se le veía grandes cualidades bajo los palos cosa que hizo fijarse al Mallorca en él, siendo uno de los jugadores más destacados de la cantera donde dio el salto al fútbol profesional en la temporada 1991-92 cuando se ganó el puesto de titular en el filial mallorquinista.

En esa misma temporada y bajo el mando de Serra Ferrer, Toni Prats tuvo la suerte de debutar en primera división. Lo hizo en la jornada 8 ante el Athletic de Bilbao, el resultado no fue bueno ya que el Mallorca perdió 1-2, en una derrota más de una temporada que fue nefasta para el club balear ya que terminó descendiendo a la división de plata.

Este desafortunado descenso le vino bien a Toni Prats, pues tras mostrar sus cualidades en el filial, desde el club balear decidieron que merecía una oportunidad dentro del primer equipo, cosa que no desaprovechó. La primera temporada fue la que más le costó ganarse el puesto de titular, disputando 14 partidos en los cuales solo recibió 11 goles, pero en la temporada 1993-94 y sobre todo en la 1994 -95 fue uno de los jugadores más destacado del equipo, siendo clave a la hora de conseguir la permanencia sin demasiados apuros.

Consolidación en Primera con el Celta

Esto no pasó desapercibido para los equipos de primera división y el Real Club Celta de Vigo se hizo con sus derechos para afrontar la campaña siguiente. La experiencia en el club  gallego fue corta, solo una temporada, pero positiva ya que demostró que era un portero válido para primera división pues fue titular en 41 de los 42 encuentros de esa temporada.

En el verano de 1996 el Betis comandado por Manuel Ruiz de Lopera compró al portero balear por 400 millones de pesetas (aproximadamente 2,5 millones de euros), siendo en la época uno de los fichajes más caros en cuanto a arqueros. La operación pareció salirle redonda al equipo entonces entrenado por Serra Ferrer acabó la liga en cuarto lugar, además llegó a la final de Copa del Rey donde tras un fantástico partido acabó derrotado 3-2 ante el FC Barcelona en la prórroga.

Después de esta gran temporada el equipo andaluz fue poco a poco bajando su nivel. En la 1997-98, gran campaña para Prats que solo recibió 44 goles, pudo clasificarse aún para Europa además el portero recibió una convocatoria con la selección en el partido contra Chipre aunque no llegó a debutar. Pero después de un año en tierra de nadie con el Betis, en la 99-00 Toni Prats descendía a segunda división con el Betis siendo esta su peor temporada como profesional ya que recibió 55 goles en 37 encuentros.

Lanzador de faltas y goleador

A este dato negativo hay que darle un apunto curioso por el que Toni Prats pasaría a la historia. En este Betis que descendió a segunda el guardameta mallorquín era en muchas ocasiones el encargado de lanzar las faltas peligrosas para su equipo. Sus lanzamientos fueron en general buenos, siendo autor de dos tantos ante el Real Madrid y el Atlético. Con esto se convirtió en el primer portero de la historia de la liga en marcar un gol en un tiro libre.

 Consolidación en la titularidad

Toni pudo salir del conjunto de las trece barras para recalar en un primera, pero decidió quedarse para buscar el ansiado ascenso cosa en la que ayudo tras solo recibir 27 goles durante 38 jornadas, este dato a la postre fue clave para el retorno a primera del equipo entonces entrenado primero por Fernando Vázquez y luego por Del Sol.

La directiva bética no apostó por el gallego para el retorno a primera y el entrenador sería Juande Ramos. Toni Prats tendría que volverse a ganar otra vez la confianza de un nuevo entrenador, pero el portero balear respondió con creces haciendo uno de sus mejores años ya que sus solamente 29 tantos recibidos le hacía ser uno de los porteros más seguros, cosa que volvió ayudar a su equipo a entrar en Europa cuando escasamente hacía poco más de un año jugaban sobre campos de segunda.

La campaña 2002/03 no fue como se esperaba con el nuevo técnico Víctor Fernández, ya que no fue la de la consolación del equipo en zona europea, además en la Copa de la UEFA fue pronto eliminado por el Auxerre francés. Desde entonces y hasta el 2004 el equipo estuvo moviéndose en tierra de nadie en liga, por lo que no pasaba apuros para mantener la categoría pero tampoco llegaba a los puestos de arriba.

Pérdida del puesto

Casualmente el año que empezó a caer Toni Prats, fue cuando el Betis realizó una de sus mejores campañas. El meta solo jugó nueve partidos por la aparición de Toni Doblas, un joven cancerbero de la cantera verdiblanca que se ganó el puesto de titular con unas magníficas actuaciones. Lo más positivo para Prats fue celebrar los éxitos de su equipo, ya que aunque su aportación fue escasa el Real Betis consiguió meterse en zona Champions, y sobre todo ganar la Copa del Rey siendo el único título importante ganado por el portero de Capdepera.

El portero ya con 34 años a sus espaldas buscaba encarar la recta final de su carrera deportiva teniendo minutos en primera división por lo que decidió volver al Mallorca, un equipo que estuvo cerca de descender la anterior campaña. Durante la primera temporada Prats fue titular, y manteniendo la regularidad que le caracterizaba, consiguió mejorar notablemente la parcela defensiva del equipo bermellón.

Retirada en el Hércules

Su segunda y última temporada fue menos destacada, aunque comenzó bien de nuevo otro joven le quitaba el puesto de titular en este caso Miguel Ángel Moyá. Su decisión fue irse al Hércules a Segunda división donde se acabaría retirando tras sufrir una lesión en su espalda.

Coordinador de la cantera del Mallorca

Este verano se confirmó que Toni Prats tendría un cargo dentro del Reial Mallorca. Serra Ferrer, el cual fue su descubridor y quien apostó por él para ser el guardameta del Betis,  le ha dado el cargo de coordinador de la cantera bermellona por lo que Prats todavía sigue metido en el mundo del fútbol.