Abanico ofensivo. Apuesta defensiva

Abanico ofensivo. Apuesta defensiva

Paco Herrera ha aprovechado hasta el momento la variedad que ofrece la plantilla en el plano ofensivo. En el defensivo en cambio, su apuesta por Hugo Mallo, Cabral, Túñez y Roberto Lago es total.

En fútbol, todos los dibujos tácticos son válidos. Lo importante es la interpretación que hace de ellos el futbolista. El equilibrio. La ocupación de los espacios. El trabajo colectivo. Cumplir correctamente, entre otras, con estas tres facetas, da grandes probabilidades de éxito a cualquier esquema. Hasta el momento, Paco Herrera ha buscado ese éxito utilizando tres sistemas distintos en las cinco jornadas de liga disputadas hasta la fecha. Esos cambios tácticos han ido siempre enfocados hacia el sector atacante, ya que en la defensa siempre ha usado línea de cuatro. 

El técnico catalán ha añadido a esas variantes tácticas, cambios de futbolistas (tanto de inicio como en el transcurso de los partidos), buscando esa variedad ofensiva. En el primer partido contra el Málaga empezó con 1-4-4-2, con Álex López echado al costado izquierdo y Quique De Lucas actuando de delantero como novedades. En San Sebastián repitió esquema pero el ferrolano pasó al doble pivote. Krohn-Dehli entró en el equipo por la izquierda y Bustos fue el sacrificado. Contra Osasuna en casa cambió a 1-4-2-3-1.  Mario Bermejo debutaba en lugar de De Lucas que tenía molestias. El pasado sábado, otra vez en casa, contra el Getafe, repitió dibujo y jugadores de centro del campo hacia adelante. En Mestalla, en la cuarta jornada utilizó un 1-4-3-3, incrustando a Insa en el medio para dar consistencia. Fue Bermejo el que le dejó el puesto en el once.

 En el plano defensivo, el entrenador barcelonés ha hecho una apuesta clara. Cabral y Túñez como centrales. Hugo Mallo y Roberto Lago como laterales. Estos cuatro hombres han jugado todos los partidos como titulares. Una única excepción: la tercera jornada contra Osasuna. El lateral de Marín sufrió una gastroenteritis, lo que provocó el debut de Jonny con el primer equipo. Bellvís también ha tenido minutos entrando como suplente. Si no contamos estos dos detalles, los cuatro futbolistas anteriormente mencionados lo han jugado todo. Quitando a Dani Abalo (descartado) y a Sergio (portero suplente), los dos únicos futbolistas que no han debutado este año son Samuel Llorca y Jonathan Vila, ambos centrales.

Podemos deducir de estos datos que el sistema base es el 1-4-2-3-1. Según el partido sea en casa o fuera, el rival o los estados de forma de los jugadores puede derivar en 1-4-4-2 o 1-4-3-3. Herrera aplica la máxima de no construir una casa por el tejado. La retaguardia celeste está claramente definida. Para la vanguardia ha demostrado contar con todos los futbolistas que tiene en plantilla. El catalán busca un once tipo. Juegue quien juegue, se juegue como se juegue. La consigna es no perder la identidad. Dominio posicional, posesión y juego combinativo en ataque. Achicar espacios, solidaridad y trabajo colectivo en defensa. La llegada, más bien tardía, de los fichajes ofensivos ha hecho que el técnico celeste vaya probando con varias teclas. La temporada es larga. Habrá minutos para todos. Si todo el mundo suma, el Celta será el gran beneficiado.