Yo jugué en el Dépor: Walter Pandiani

Este delantero uruguayo, apodado "El Rifle" por su rapidez en el juego, fue uno de los jugadores más determinantes en la historia del Deportivo de La Coruña. Certero y preciso en el juego aéreo, capaz de decidir un partido en los últimos quince minutos.El ariete cambió el escudo de su zamarra blanquiazul para formar parte del Espanyol en dos tiempos, previo paso por el Osasuna.

Yo jugué en el Dépor: Walter Pandiani
Walter Pandiani celebrando el primer gol de los cuatro anotados ante el Milán. | (Foto: Dailymail.co.uk).

Walter Gerardo Pandiani, natural de Montevideo, siempre tenía balas en la recámara de su "Rifle". Su fortaleza en el juego aéreo es la carta de presentación de este uruguayo con fama de pendenciero. A pesar de ese cáracter camorrista que se le atribuía, Pandiani cumplía su función en el vestuario y en el campo. Decisivo, rápido y preciso ante el cancerbero rival. 

Su carrera comenzaría en Uruguay, en su país natal militó en las filas de Progreso, Basáñez hasta llegar a Peñarol, club en el que Walter sueña poner fin a su carrera futbolística, regresando de nuevo a Uruguay para colgar las botas al lado de su hijo, que comparte profesión con su padre. 

Tras conseguir el campeonato liguero uruguayo en 1999, cambia de aires desembarcando en la Liga Española de la mano del Deportivo de La Coruña. En la ciudad herculina permaneció dos temporadas. Sería en el club gallego donde se revalorizaría, a base de testarazos certeros y una capacidad innata para decidir partidos aparentemente sentenciados. Fue un luchador incansable, sus salidas desde el banquillo en los últimos minutos sacaron al Deportivo de muchos apuros. El ariete, curtido en remontadas, declaraba que la única fórmula válida era "correr el doble, empujar el doble y meterle la cabeza a lo que sea".

Durante la época dorada del Deportivo, en la que la música de la Champions inundaba Riazor, él fue protagonista indiscutible de algunas de las principales gestas del pequeño club de la ciudad de A Coruña. 

Abrió la veda ante Dida en la épica remontada en el feudo blanquiazul ante el Milán, pero por lo que se recuerda a este "nueve puro" es por su triplete frente al PSG. El ariete confesó que tenía el presentimiento de que marcaría tres goles esa noche y así se lo hizo saber a Lionel Scaloni. Irureta, depositaba su confianza en el montevideano, que no defraudó al técnico irundarra. Con tres testarazos en media hora desató la locura de los aficionados reunidos en Riazor, convirtiendo la noche del siete de marzo de 2001 en inolvidable para el deportivismo. El triplete del uruguayo junto con el gol de Diego Tristán dieron la vuelta a un partido que parecía perdido. 

 

Coraje y arrojo no le faltan al delantero sudamericano.

Las fuertes diferencias entre Jabo y Walter Pandiani provocaron que el uruguayo saliera del club blanquiazul, tras declarar en La Opinión de Coruña que Irureta "se lavaba las manos en situaciones de crisis". 

Tras abandonar la entidad herculina en el año 2005, recaló en las filas del Birmingham, debutando en la Premier League. Esta no sería la única cesión de Pandiani durante su periplo como jugador blanquiazul, pues en la temporada 2002-2003 engrosó las filas del Mallorca, donde ganaría otra Copa del Rey, que habría que sumar a la conseguida con el Deportivo de la Coruña en la temporada 2002-2003 y las dos Supercopas de España como blanquiazul (2000, 2002). Posteriormente, como perico aumentó su palmarés con otra Copa del Rey

A título personal, Walter Pandiani se erigió como el mayor goleador de la Copa de la UEFA durante la campaña 2006-2007 con el Espanyol. 

Tras emigrar a Inglaterra, regresa a España cambiando el escudo del club herculino por el del Espanyol, manteniendo la elástica blanquiazul. Allí, el uruguayo recaló en dos tiempos, separado por su trayectoria como jugador del Osasuna. La primera etapa corresponde a la campaña 2006-2007, y la segunda etapa corresponde a la temporada pasada. En el Osasuna permanecería de 2007 a 2011 consiguiendo 30 goles en 103 partidos frente a los 89 partidos como ariete del equipo perico en los que anotó un total de 21 goles. 

En la actualidad, "el Rifle" milita como delantero en el Villarreal en Segunda División, se incorporó al recién descendido en agosto de 2012. A pesar de su madurez, no se le ha agotado la pólvora a este delantero incombustible.