Pochettino: "Nos vamos satisfechos por el trabajo"

Pochettino: "Nos vamos satisfechos por el trabajo"

El técnico del Espanyol no da pistas sobre el once titular que debutará en Liga frente el Mallorca. El míster no juzgo el trabajo de Clos Gómez durante el encuentro de ayer, que acabó con cuatro expulsados y un empate con dos goles de penaltis.

Mauricio Pochettino se muestra satisfecho por la pretemporada que ha realizado su equipo, con un balance de siete victorias y  el último partido contra el Zaragoza, en que el equipo cayó en la tanda de penaltis.

El míster considera que el equipo ha trabajado bien esta temporada, sobretodo físicamente, y que están listos para el inicio de la liga. Pochettino explicó que “nuestro objetivo, estos días, no eran los resultados, pero no perder te da un grado más de confianza. Nos vamos satisfechos por el trabajo”.  Además, considera que estos partidos de pretemporada “sirven para sacar información, para saber dónde estamos y qué hemos de mejorar, no para sacar puntos, que eso comenzará la próxima semana contra el Mallorca. Es evidente que se ha vuelto a ver que hay cosas que nos faltan, más allá del balance ofensivo y defensivo”.  Por ello, Pochettino  considera que estos partidos tienen por objetivo entrenar, ser una puesta a punto.

Sobre el partido de ayer ante el Zaragoza y la actuación de Clos Gómez, Pochettino explicó que “si queremos jugar un partido serio hay que hacerlo con un colegiado y si no, arbitraríamos nosotros, aunque es cierto que me voy con la sensación de que el Espanyol ha sido superior en todo momento”. El entrenador del Espanyol considera que con las expulsiones, algunas jugadas no se pudieron llevar a la práctica. Además, recalcó que el equipo mantuvo el buen ritmo pese al calor y al estado del césped.

Sobre el posible once titular que debutará ante el Mallorca, el entrenador argentino no dijó ni pio. “No quiero dar información sobre el once titular. Todo dependerá de l estado de forma de los jugadores, jugaran los que considere que están mejor”. Las cartas pues, ya están sobre la mesa a no ser que lleguen los tan ansiados refuerzos.