La directiva ratifica Pochettino y abre las puertas al diálogo

Rafael Entrena, portavoz del Consejo de administración del Espanyol, ha comparecido hoy en rueda de prensa después de la reunión ordinaria del Consejo de esta noche. La directiva del club ratifica a Pochettino como entrenador, abre una etapa de reflexión y dialogo con la afición y fija la próxima Junta de Accionistas para el seis de noviembre.

La directiva ratifica Pochettino y abre las puertas al diálogo
Rafael Entrena en la rueda de prensa de esta noche. FOTO: EspanyolTV

Después de la derrota ante el Atlético de Madrid, la sesión ordinaria del Consejo de Administración del Espanyol celebrada el lunes por la noche ha sido intensa e importante. Rafael Entrena, portavoz del Consejo, ha comparecido en rueda de prensa para exponer las decisiones tomadas.

La directiva ratifica a Mauricio Pochettino como entrenador y muestra su plena confianza en su proyecto y en su capacidad para revertir la situación. Entrena ha afirmado que el Consejo entiende que “su trayectoria profesional avala la confianza y estamos convencidos de su plena capacidad para revertir la situación deportiva del primer equipo”.

Además, Entrena ha querido dejar claro que “el Consejo está muy sensibilizado respecto el sentimiento de preocupación, desencanto y frustración de buena parte de la afición por la actual situación deportiva pero también institucional”. Por ello, Entrena ha anunciado que el club inicia un “proceso de dialogo y transparencia en que queremos que participen de modo honesto y constructivo con todos los estamentos del club”. Así pues, ha anunciado que en los próximos días se reunirán con representantes de La Curva, la APME y la Federació de Penyes con el objetivo de “construir un Espanyol con un proyecto ambicioso y de futuro sin desconocer y dejar de informar de las dificultades del presente”. Así pues, la directiva perico quiere abrir un proceso de reflexión que integre a la afición pues considera que “entre todos debemos construir”.

Rafael Entrena  además, ha confesado que en la reunión se ha llevado a cabo un “profundo e intenso debate” en el que se han planteado muchas alternativas, hasta la disolución del Consejo” .  Entrena ha explicado que la disolución no se ha producido en un ejercicio de responsabilidad y por ello, se han tomado las medidas anteriormente expuestas.

Además, Entrena ha entonado el mea culpa;  “asumimos que hemos cometido errores, entre los cuales no haber estado capaces de transmitir cuales son los objetivos sociales y deportivos de este Consejo, y eso ha generado un sentimiento generalizado de desilusión”. Además, reconoce que “tampoco hemos sido capaces de explicar una serie de decisiones necesarias e imprescindibles que se deben entender en el marco de una gestión responsable y de rigor económico.”. Así pues, Entrena considera que el proyecto económico que lleva a cabo la entidad está funcionando pero que no lo han sabido explicar bien a la afición y los distintos estamentos del club.

Entrena además, ha anunciado que la próxima Junta de Accionistas se celebrará el próximo 6 de noviembre por la tarde en la Fira de Cornellà.