Condal disuelve el consejo y convoca elecciones

Condal disuelve el consejo y convoca elecciones

El presidente del Espanyol, Ramon Condal, ha anunciado esta tarde en rueda de prensa que convoca elecciones a la presidencia del Espanyol y manifiesta a su vez, su intención de presentarse.

El presidente del Espanyol, Ramon Condal, ha comunicado en rueda de prensa lo que ya se venia rumoreando desde hace días.  La exclusiva la daba ayer Mundo Deportivo y hoy se ha confirmado. Condal ha comparecido en rueda de prensa junto a Rafael Entrena, portavoz del Consejo del RCD Espanyol para anunciar la disolución del Consejo y la convocatoria de elecciones.

Condal considera que esta decisión es la mejor manera de dar voz a los socios y así, el día 19 de noviembre se celebraran de manera conjunta la Junta General de accionistas (que en principio iba a celebrase el 6 de noviembre) y la Junta extraordinaria en la que será elegido nuevo consejo y nuevo presidente.

El período de presentación de candidaturas para las elecciones expirará el próximo 25 de octubre. Condal ha explicado que sólo los 14000 accionistas del club podrán votar “como y quien debe gestionar el  Espanyol de ahora en adelante”.  Pero lo cierto es que Condal ha hecho pública su intención de presentarse a  las elecciones y ha manifestado que cuenta con las acciones de Daniel Sánchez Llibre, ex presidente del club y máximo accionista. Esto le proporcionaría a Condal una clara victoria en las elecciones, a pesar de las demás candidaturas presentadas.  

Hasta el próximo 19 de noviembre pues, el Espanyol tendrá un Consejo gestor formado por siete personas:  Ramon Condal como Presidente, Sergio Oliveró como Vicepresidente y encargado de el área económica, Joan Collet como Consejero Delegado, Albert Garrofé como director general, área deportiva y marketing, José Manuel Moya al cargo de la seguridad, Blas Alascio como secretario del consejo gestor y Rafael Entrena como responsable de la área social, comunicación y portavoz.

Así pues, se produce la marcha de Germán de la Cruz, tal y como pidió La Curva en el anterior partido en Cornellà-El Prat.